El vaso hermético

Vaso hermeticoCAPITULO 1º DE PISTIS SOPHIA Primer Misterio se encuentra contenido en el veinticuatro, que es el Telar donde se teje y desteje el propio destino. El Telar de Dios, la Gran Obra, sólo funciona con el Sexto Misterio. El Sexto Misterio es el del Enamorado, el del Amor. La Electricidad Sexual Trascendente es la fuerza maravillosa que origina todo movimiento en el Telar de Dios. Quienes jamás transmutan el Esperma Sagrado en Electricidad Sexual Trascendente, dejan en suspenso el Telar de Dios.

Quienes dejan en suspenso el Telar de Dios no trabajan en la Gran Obra. Adorar a Iod- Heve es necesario. Sin embargo, el Adorador queda estancado si no trabaja en la Gran Obra. Cuando no se posee un Vaso Hermético hay que conseguirlo para trabajar en la Gran Obra. Muchas veces los códigos morales y los prejuicios y los temores constituyen un gran obstáculo para la adquisición del Vaso Hermético. El Vaso Hermético destruido, dañado, no le sirve al alquimista para su trabajo en la Gran Obra.

El Vaso Hermético es el Yoni Femenino, tú lo sabes. En la sabia conexión del Lingam Generador con el Yoni Femenino se encuentra la llave de todo poder. Quienes derraman el Mercurio no logran generar Electricidad Sexual Trascendente y fracasan en la Gran Obra. Derramar el Vaso Hermético equivale a paralizar todas las actividades del Misterio Veinticuatro. Los cobardes, movidos por prejuicios y temores absurdos, nunca consiguen un Vaso Hermético y fracasan lamentablemente.

Quienes por absurdas consideraciones y falsos postulados morales se adhieren a un Vaso Hermético destruido o dañado y no se atreven a tomar uno nuevo, dejan paralizada la Gran Obra y fracasan lamentablemente. El Tesoro es para los trabajadores valerosos. Los Dioses deben alimentarse con el néctar de la Inmortalidad si no quieren que su cuerpo físico degenere y muera. El Néctar de la Inmortalidad está contenido en el Santo Grial. El Santo Grial es el Yoni Femenino Sexual.

CAPITULO 49º DE PISTIS SOPHIA Los labios de los hipócritas hablan contra aquellos que han realizado a la Diosa de la Justicia dentro de sí mismos. Los hipócritas se creen santos y hablan contra los alquimistas que han realizado a Minerva dentro de sí mismos. Los hipócritas se creen santos y hablan lo que no saben. Los hipócritas calumnian al Adepto que consigue un Vaso Hermético para su trabajo de laboratorio. Los hipócritas fariseos rasgan sus vestiduras y truenan y relampaguean ante lo que desconocen.

Creen los hipócritas que saben y ni siquiera saben que no saben. Los hipócritas fariseos de hoy, de ayer y de todos los tiempos, se atreven a calumniar y a juzgar hasta a los mismos Maestros de la Logia Blanca. Sepulcros blanqueados son los hipócritas, perversa generación de víboras. Meten su nariz los hipócritas donde no deben y juzgan lo que creen que saben pero que en verdad no saben. ¿Es acaso un delito conseguir un Vaso Hermético cuando no se tiene tal Vaso?

¿Qué saben los hipócritas fariseos sobre la vida íntima de los Sabios?. Empero, los fariseos se atreven a atacar a los Adeptos de la Gran Obra. Nunca fariseo alguno se creyó equivocado. Los fariseos odian al Cristo y lo vituperan cada vez que viene a la Tierra. Se levantaron y se levantan y se levantarán en rebelión los fariseos, contra el Señor que viene a enseñarlos. Los fariseos, creyéndose sabios, juzgan al Cristo y lanzan piedras contra él.

Lo más grave es la ingratitud de los fariseos, atacan al Cristo con las mismísimas palabras y enseñanzas que aprenden del Señor. Usan las palabras del Señor para atacar al Señor. Cuán absurdo es juzgar por las apariencias y lanzar piedras contra el Cristo. Horrible Karma caerá sobre los hipócritas fariseos. Los fariseos hipócritas involucionan en el reino mineral sumergido de los Mundos Infiernos.

La muerte segunda y el lago ardiente de fuego y azufre aguardan a los fariseos hipócritas. El yo fariseo existe dentro de cada persona. ¡Ay de aquellos que no disuelvan al yo fariseo!. Hasta los hombres y las mujeres más virtuosas pueden caer en el abismo de perdición si no desintegran al yo fariseo.

CAPITULO 55º DE PISTIS SOPHIA Quien no trabaja con el Misterium Magnum fracasa en la Gran Obra. El Iniciado que no tiene un Vaso hermético debe conseguirlo para trabajar en los Misterios. Entiéndase por Vaso Hermético, el Yoni femenino. Los Misterios del Lingam - Yoni deben ser cultivados en secreto. Las leyes del número seis enseñan que cuando un alquimista no posee un Vaso Hermético en buenas condiciones, debe buscar otro que esté en perfecto estado para el trabajo de laboratorio.

Empero, ningún alquimista podría usar con éxito un Vaso Hermético sin la voluntad del Padre que está en secreto. El Misterio Magnum del sexo es terriblemente Divino. Muchos son los ignorantes ilustrados que desconocen las reglas y procedimientos del Arcano seis. El "Yo" fariseo de los ignorantes ilustrados que desconocen las reglas y procedimientos del Arcano seis, calumnia y vitupera al Alquimista que toma un nuevo Vaso Hermético. Ignoran los profanos y profanadores los Misterios del Arcano seis.)

Tontos son los Adeptos que por obedecer a los ignorantes ilustrados renuncian a su trabajo de laboratorio. Esos Adeptos que se embotellan entre prejuicios morales y códigos de ética, renuncian a un Vaso Hermético y fracasan en la Gran Obra. Vaso Hermético destruido no sirve para el trabajo en el laboratorio. Por falta de luz, la materia humana de Pistis Sophia languidece inevitablemente. Un Alquimista que renuncie a los Misterio Sexuales del Lingam - Yoni, de hecho deja de ser Alquimista y fracasa.

Los tenebrosos se burlan de los abstemios sexuales moviendo en son de mofa su cabeza. La abstención sexual origina vibraciones malignas "Veneniooskirianas" terriblemente perversas. Las vibraciones "Veneniooskirianas" son terriblemente malignas. Las vibraciones Veneniooskirianas originan el desarrollo del abominable órgano Kundartiguador. Samael Aun Weor 

Añadir un comentario