ArlesXLV. Arles. Iglesia de Saint-Trophime Tímpano del Pórtico (S. XII) Sobre este tímpano nos dice Fulcanelli lo siguiente:

En la época medieval, estas cuatro fases del gran período cíclico eran generalmente representadas por los cuatro evangelistas o por su letra simbólica, que era la Alfa griega, y todavía con mayor frecuencia, por los cuatro animales evangélicos rodeando al Cristo, figura humana y viva de la cruz.

Es la fórmula tradicional que encontramos a menudo en los tímpanos de los pórticos románicos. Jesús aparece sentado, con la mano izquierda apoyada en un libro y la derecha en ademán de bendecir, y separado de los cuatro animales que le sirven de acompañamiento por la elipse llamada Almendra Mística.

Y delante del trono del Cordero, había un mar de vidrio semejante al cristal. Y en medio del Trono, cuatro animales, llenos de ojos adelante y atrás.

Y el primer animal era semejante a un León; y el segundo animal semejante a un becerro; y el tercer animal tenía la cara como de hombre; y el cuarto animal semejante a un águila volando.

En síntesis, este tímpano representa a los cuatro elementos de la naturaleza, que al final de cuentas se reúnen en la imagen del Cristo, materia o compuesto refinado hasta ser convertido en la PIEDRA FILOSOFAL.

Este Cristo es el CORDERO, el AGNUS DEI que quita los pecados del mundo mediante el Fuego, pues es el único elemento capaz de reducir a todos los demás metales hasta su materia prima.

 

Añadir un comentario