La Astrología

El Avatara responde

AstrologiaLe pregunta un Astrólogo: ¿Podría el Maestro decirme qué concepto tiene sobre la Astrología?

Con mucho gusto caballero: La Astrología es tan solo el cuerpo físico de la Astro-teurgia. La Astrología es con respecto a la Astro-teurgia, lo que es el cuerpo físico con respecto al "Íntimo". Jámblico el gran teúrgo, invocaba a los Dioses planetarios y los materializaba en el plano físico para hablar con ellos.

En el corazón de toda estrella o planeta, existe un templo donde mora y trabaja el Ángel estelar o Dios planetario, pues cada estrella, es el cuerpo físico de un Ángel estelar. Y si el gnóstico quiere aprender a conversar con los Dioses planetarios necesita despertar los poderes superlativos de la conciencia por medio de las más severas prácticas de meditación interior.

"Dharana" o concentración, "Dhyana" o meditación, y "Samadhi", o éxtasis, son los tres peldaños de la Iniciación.

A través de la augusta contemplación interior actualizamos los poderes de nuestro principio Búdico o intuicional, y así, despojados del alma animal penetramos en los templos de los Dioses planetarios, y aprendemos de ellos la sabiduría sideral y la Astro-química que les permite a los Dioses trabajar en el gran Laboratorio Alquimista de la naturaleza, transmutando fuerzas y actualizando acontecimientos cósmicos dentro del reloj sideral.

Los Astrólogos saben cómo caminan los Dioses estelares, pero no saben cómo trabajan los Dioses estelares. Los Astrólogos y las mujeres son totalmente superficiales, porque tanto unos como otros, solo saben vigilar los pasos ajenos y el exterior de los demás. ¿Pero qué saben los astrólogos sobre los poderes divinos de los Ángeles estelares? ¿Pero qué saben los Astrólogos sobre la química de los rayos siderales que transmuta esencias y provoca cambios y acontecimientos?

Que lo sepan los Astrólogos, y que lo sepan ahora mismo, que nosotros los Maestros de la Fraternidad Blanca, trabajamos en esta gran fábrica de Dios, bajo la dirección personal de los Dioses planetarios, y que los acontecimientos que se suceden en el mundo físico, son tan solo el resultado de la teurgia y de la Astroquímica, que nosotros manipulamos en los mundos Internos para impulsar la evolución espiral de la vida.

Yo Aun Weor, soy el gran Avatara de Acuario, pero tengo que obedecer estrictamente las órdenes de un gran ángel planetario que mora en el "Templo-corazón" de una estrella del firmamento, sin él, yo nada podría hacer La jerarquía es la base del orden. El Apocalipsis nos habla claramente de ese ángel sideral que está transformando el mundo en los siguientes versículos:

"Y vi un ángel que estaba en el sol, y clamó con gran voz diciendo a todas las aves que volaban por medio del cielo: Venid y congregaos a la cena del gran Dios, para que comáis carnes de Reyes y de capitanes, y carnes de fuertes, y carnes de caballos, y de los que están sentados sobre ellos y carnes de todos, liebres y ciervos, de pequeños y grandes" (Versículos 17 y 18 Capítulo 19 del Apocalipsis).

Esto se llama guerra, esto se llama abismo, este es el final de esta falsa civilización del siglo XX; y el jinete del caballo blanco del capítulo 19 del Apocalipsis cumple fielmente las órdenes de ése ángel sideral.

AUN WEOR MAESTRO DE MISTERIOS MAYORES DE LA FRATERNIDAD UNIVERSAL BLANCA La Revolución de Bel: Capítulo 20º Conclusión

Añadir un comentario