El origen del diablo

Origen del diabloMucho se ha hablado sobre el Diablo, bastante se ha escrito sobre este tema, pero son pocos los que lo han explicado totalmente. El origen de este mito hay que buscarlo en las Criptas iniciáticas del pasado, en las cavernas arcaicas.

Reflexionemos por un instante en lo que es el Sol. Incuestionablemente, el Astro Rey nos ilumina y da vida; sin embargo, hace contraste con las tinieblas.

Cualquier medio día, por resplandeciente que sea, tiene sus sombras, ya bajo los frondosos árboles del camino solitario, ya dentro de las grutas de las montañas, o sencillamente tras de cualquier cuerpo móvil o inmóvil. Cada uno de nos proyecta su sombra por aquí, por allá y acullá. Luz y sombra, en antítesis armoniosa, marcan un completo dualismo cuya extraordinaria síntesis es la sabiduría.

Vamos ahora un poco más lejos, ahondemos en lo profundo, en lo ignoto de nuestro Ser... Sabemos que más allá del cuerpo, de los afectos y de la mente, está el LOGOI INTERIOR DIVINAL.

Incuestionablemente, eso que es lo Inefable, eso que es LO REAL, proyecta su propia reflexión, su sombra particular dentro de nosotros mismos, aquí y ahora. Indubitablemente, el Sol Intimo de cada uno de nos tiene también su sombra, y ésta cumple una misión específica en el fondo mismo de nuestra Conciencia. Obviamente tal sombra, tal reflexión logoica, es el entrenador psicológico: Lucifer, el Tentador...

En el "gimnasio psicológico" de la existencia humana, se requiere siempre de un entrenador con el propósito de que podamos educir poderes, facultades, virtudes extraordinarias, etc. ¿En qué forma podrían brotar en nosotros las virtudes si no existiese la tentación? Sólo mediante la lucha, el contraste, la tentación y la rigurosa disciplina esotérica, pueden brotar en nosotros las flores de la virtud.

No es pues, el Diablo, ese personaje tenebroso creado por el dogmatismo de algunas sectas muertas, y contra el cual el Marqués de Merville lanzara todos sus anatemas. No es tampoco, el Diablo, aquella entidad fabulosa que mereciera perdón, tal como lo escribió Giovanni Papini en su famoso libro titulado "El Diablo", obra ésta por la cual fue excomulgado el compasivo escritor. Bien sabemos todos que Giovanni Papini era el "niño consentido" del Vaticano; sin embargo, fue descalificado en tiempos de Pío XII...

Satanás, el Diablo, es algo más que todo eso: es la reflexión de nuestro propio Ser Intimo, en nosotros mismos y dentro de nuestra Conciencia, aquí y ahora. Revisando viejas mitologías de los antiguos tiempos, venimos a evidenciar -claramente- que tal mito satánico fue divulgado en todos los rincones del mundo por los sacerdotes de la religión Heliolatra o Heliocéntrica, que antes fuera definitivamente universal. Recordemos que hubo épocas en el pasado en las que se levantaron -por doquiera en todos los lugares del planeta Tierra templos al Sol y al Dragón. Entonces existieron los "cultos draconianos" y los sacerdotes de la citada religión universal se decían a si mismos "Hijos del Dragón", o sencillamente se calificaban de "Dragones".

El símbolo del Dragón fue tomado de aquellos reptiles voladores gigantescos que existieron en las épocas de la Atlántida y de la Lemuria. Resulta interesante saber que tal símbolo se haya usado para alegorizar a toda sombra del Sol, a toda reflexión del Astro-Rey, incluyendo al Lucifer Intimo o particular de cada ser humano. En el Egipto de los Faraones, el Sol del mediodía, el Sagrado Sol Absoluto, estuvo siempre simbolizado por Osiris, mientras que su sombra, su reflexión, se halla alegorizado por Tiphón. 

En los misterios griegos, el Sol Espiritual, la Estrella de Navidad, el Demiurgo Creador, fue siempre representado por Apolo, en tanto que su sombra, su Lucifer, su reflexión divinal, se alegorizaba definitivamente por Pityón. En el "Apocalipsis" de San Juan, el Cristo-Sol resplandeciente-se halla simbolizado por Miguel, la divinidad guerrera, mientras que su sombra cósmica es personificada por el Dragón Rojo. En la Edad Media se alegorizaba al Logos con la personalidad de San Jorge, mientras que su sombra se simbolizaba con el Dragón.

Observemos, pues, lo que es Bel y el Dragón, el Sol y su sombra, el día y la noche, y veremos que el Diablo no es ese personaje que algunas sectas muertas han sentado en un trono de ignominia para atemorizar a los débiles. Con justa razón Goethe pone en boca de su Dios aquélla frase con la que se dirigiera la Divinidad a Mefistófeles: "De todos los de tu especie, genios a mi Ley rebeldes, el menos dañino y perjudicial tú eres"...

Mucho se ha dicho sobre el mito satánico y algunos suponen que el mismo llegó al mundo occidental desde la tierra de Egipto. No negamos en forma alguna la llegada a la tierra de los Faraones de muchos Dioses Solares con sus correspondientes Dragones, venidos del Indostán, pero tampoco negamos que la alegoría de Osiris y Tiphón se hubiese representado en la vieja Europa. Sin embargo, vamos más lejos: tenemos derecho a pensar en los Hiperbóreos y en sus cultos solares, junto con sus Dragones e Infiernos. No fue la India pre-védica, exclusivamente la única que enviara al Egipto sus Dioses Solares y sus cultos. Fuera de toda duda, la Atlántida sumergida también dejó en el país de Sais y en las orillas del Nilo, arcaicos cultos al Sol y a sus Dragones.

"Vencer al Dragón", "matar al Dragón", es urgente cuando uno quiere ser "tragado por la Serpiente", cuando uno desea "convertirse en Serpiente". Esto significa salir triunfante en todas las tentaciones puestas por el Dragón, salir victoriosos, eliminar el Ego, desintegrar todos los "agregados psíquicos" que lo componen, reducir a polvareda cósmica todos los recuerdos del deseo, etc. Indubitablemente, después de haber sido devorados por la Serpiente nos transformamos en Serpientes. Más tarde el Águila, el Tercer Logos, el Archihierofante y Archimago, nuestro Real Ser, el Maestro Secreto, se traga a la Serpiente y entonces nos convertimos en "SERPIENTES EMPLUMADAS",  en el Quetzalcoatl mexicano, en el Mahatma, y la Gran Obra queda realizada.

Al llegar a estas alturas trascendentales, a estas revalorizaciones íntimas, la reflexión del Logos, su sombra particular dentro de nosotros mismos, el Diablo, convertido en Lucifer vuelve al Logos, se mezcla con él, se fusiona con él, porque en el fondo, EL ES EL...

Este Diablo, imagen de la tosquedad material opuesta a la espiritualidad, es el jeroglífico de la primera sustancia mineral, tal como se encuentra en los yacimientos metalíferos donde los mineros van a arrancarla. Se le veía en otro tiempo representado bajo la figura de Satán, en Notre Dame de París, y los fieles en testimonio de menosprecio y aversión iban a apagar allí sus cirios, introduciéndolos en la boca que mantenía abierta. Para el pueblo era la PIEDRA MAESTRA DEL RINCON, es decir, nuestra PIEDRA ANGULAR y el bloque primitivo sobre el que está edificada toda la Gran Obra.

Hay que convenir en que para ser simbolizado con apariencias deformes y monstruosas (dragón, serpiente, vampiro, diablo, tarasca, etc.), este desdichado sujeto debe haber sido muy poco favorecido por la Naturaleza. En realidad, su aspecto nada tiene de seductor: negro, cubierto de láminas escamosas, a menudo revestidas de puntos rojos o de envoltura amarilla, friable y deslucida, de olor fuerte y nauseabundo que los filósofos definen TOXICUM e VENENUM, mancha los dedos cuando se toca y parece reunir todo cuanto pueda degradar.

Sin embargo, se trata de esa primitiva MATERIA DE LOS SABIOS, despreciada por los ignorantes, que es la única dispensadora del AGUA CELESTE, nuestro primer Mercurio y el gran ALKAEST. Es el leal servidor y la SAL DE LA TIERRA que hace triunfar a su dueño. También se le ha llamado "DISOLVENTE UNIVERSAL", no porque sea capaz de resolver todos los cuerpos de la Naturaleza (lo cual han creído algunos equivocadamente), sino porque lo puede todo en ese pequeño universo que es la Gran Obra.

FULCANELLI,  "LAS MORADAS FILOSOFALES". EL DIABLO Y LUCIFER.  Samael Aun Weor

 En los templos de Egipto, cuando el recipiendario estaba a punto de sufrir las pruebas de la Iniciación, un sacerdote se acercaba a él y le murmuraba al oído esta frase misteriosa: "¡ACUERDATE QUE OSIRIS ES UN DIOS NEGRO!"

Ese es el color simbólico de las Tinieblas y de las SOMBRAS CIMERIAS, el de Satán, a quien se ofrecían rosas negras, y también el del CAOS PRIMITIVO, donde las semillas de todas las cosas se mezclan y se confunden...

    El Diablo, ciertamente, es la Piedra Filosofal de los alquimistas medievales. Indubitablemente, cada persona tiene su propio Diablo, que como ya les he dicho no es más que la reflexión del Logos dentro de cada uno de nosotros; eso es obvio. El tiene potestad sobre los Cielos, sobre la Tierra y sobre los Infiernos.

    Cuando se dice que "hay que encerrar al Diablo dentro de nosotros", esto significa que es necesario capturarlo o aprehenderlo, hasta que llegue a ser el CHRISTUSLUCIFER de los gnósticos. Y refiriéndonos al arte de hacer instrumentos musicales, diremos que hay que darle forma como si fuera un instrumento, de modo que resuene con una nota diferente.

    Debemos, pues, hacer una clara diferenciación entre lo que es el Diablo y lo que es Lucifer. El Diablo en sí mismo, como reflexión del Logos en nosotros y dentro de nosotros, es la PIEDRA BRUTA que hay que labrar, hasta convertirla en PIEDRA CUBICA PERFECTA, en Lucifer.

    El Diablo (o sea, la reflexión del Logos en nosotros), cuando está sin labrar, sin pulir, es SATANAS, el Diablo en su aspecto más obscuro y tenebroso. Pero no pensemos en un Satanás antropomórfico; no, pensemos en el Satanás propio, particular. Es claro que, cuando ya hemos conseguido la disolución del Ego, cuando lo hemos reducido a cenizas, entonces esa PIEDRA BRUTA se habrá convertido en la PIEDRA CUBICA PERFECTA; entonces Satanás es ya Lucifer, el "Hacedor de Luz".

    En otros tiempos al "Hacedor de Luz" se le confundía con Venus, con la "Estrella de la Mañana", y hasta en "El Apocalipsis" de San Juan se dice que "al que venciere, se le dará la Estrella de la Mañana"... El Señor Quetzalcoatl, por ejemplo, después de haber quemado sus "elementos inhumanos" en los mundos infiernos, ascendió a los Cielos y se convirtió en la "Estrella de la Mañana", en el "Lucero Vespertino".

    Así, pues, el Diablo transformado en Lucifer, ya resplandeciente como el Sol, es el Príncipe de la Luz, el Señor de Gloria, y tiene potestad sobre los Cielos, la Tierra y los Infiernos...

    Para que los hermanos tengan un poquito más de Conciencia sobre lo que estamos diciendo, vean allí, entre esas dos columnas, a la PIEDRA EN BRUTO (alegorizando a ese Satán que cada cual lleva adentro) y a la PIEDRA CUBICA PERFECTA. En el individuo que no ha burilado o cincelado todavía su Piedra Filosofal, ella es dura y su Satanás negro como el carbón, ostentando todos los defectos psicológicos. Pero cuando ya nosotros hemos labrado la Piedra, ese Satanás se convierte entonces en la Piedra Cúbica Perfecta; es decir, cuando hemos disuelto el Ego, el Diablo se transforma en el Lucifer glorioso; entonces venimos a evidenciar que Satanás es la Piedra Bruta que es necesario labrar.

    Si invocamos en los mundos suprasensibles a la reflexión del Logos de cualquier persona que no ha disuelto el Ego, veremos a un Satanás negro como el carbón, pero si invocamos al Satanás de alguien que ya disolvió el Ego, con gran asombro veríamos a un Arcángel de Luz, a un Lucifer glorioso.

    Resulta muy interesante observar al Diablo fuera del cuerpo físico: es negro, negro como el carbón, y arroja ese fuego tenebroso del individuo que todavía no ha eliminado el Ego. Y asombra verlo como un Arcángel de Luz, lleno de esplendor, en aquél que ya eliminó el Ego.

    Obviamente, ese Arcángel se convierte en el LIBERADOR, porque de la fusión de ese Arcángel con el Alma Humana, con el Espíritu (con el Ser, en una palabra), resulta precisamente el Arcángel. Esto no se ha escrito en ningún libro de esoterismo. Hay mucha bibliografía y sin embargo no se ha hablado detenidamente del tema. Muchos confunden al Diablo con Lucifer, pero resulta que una cosa es la Piedra Bruta y otra la Piedra Cúbica Perfecta...

    Continuando, pues, con estas disquisiciones, analizando esta cuestión, nos damos cuenta que existen maravillas en el fondo de cada uno de nosotros. Si observamos el espacio interior de todo Hombre auténtico, descubrimos en él tres triángulos.

El primero es llamado "TRIANGULO LOGOICO", el segundo podríamos llamarlo "TRIANGULO ETICO" y al tercero está bien que lo llamemos "TRIANGULO MAGICO". En cuanto al primer triángulo, el LOGOICO, está constituido por los tres aspectos de la Cábala Hebraica: KETHER, CHOKMAH y BINAH. Kether es el "Anciano de los Días", la "bondad de las bondades", la "misericordia de las misericordias", lo "oculto de lo oculto". Kether es el "punto matemático" en el espacio inmenso, infinito e inalterable. Es obvio que él se desdobla en CHOKMAH, en el HIJO, en el CRISTO COSMICO (que como ya sabemos está relacionado con todo el Zodíaco), y el desdoblamiento de CHOKMAH da por resultado al ESPIRITU SANTO, a BINAH.

    Algunos Cabalistas enfatizan la idea de que Binah, el Espíritu Santo, es femenino, pero tal afirmación resulta equivocada. Con entera claridad se ha dicho (en "La Divina Comedia") que el Espíritu Santo es el esposo de la Madre Divina, y es que el Espíritu Santo, Binah, el Tercer Logos, se desdobla a la vez en su Esposa, en la KUNDALINI-SHAKTY de los Indostanes.

    Así, pues, esto hay que saberlo entender. Muchos, al ver que el Tercer Logos se desdobla en la Madre Divina, en la Kundalini-Shakty (la cual tiene muchos nombres), han creído que el Espíritu Santo es femenino, se han equivocado. EL, repito, es masculino, pero al desdoblarse en ELLA se forma la primera pareja divinal e inefable: el ELOHIM CREADOR, o el KABIR o GRAN SACERDOTE, el "RUACH ELOHIM" que según Moisés "labraba las aguas" en el principio del mundo.

    Es necesario que todos reflexionemos profundamente, que comprendamos todo esto a fondo... EL y ELLA están unidos en la Piedra Cúbica de Jesod (esa Piedra es el sexo). De la unión de El y Ella resulta DAATH, el conocimiento tántrico perfecto, con el cual podemos auto-realizarnos íntegramente, en todos los niveles del Ser.

Algunos Cabalistas suponen que ese Sephirot (DAATH, que da conocimiento o sapiencia) deviene de la fusión de Chokmah (el Cristo Cósmico) con Binah, suponiendo a éste exclusivamente femenino. Tal aseveración es absolutamente falsa, porque (realmente) el Espíritu Santo es masculino; sólo que al desdoblarse Binah se forma la pareja perfecta. El y Ella se unen sexualmente en la Piedra Cúbica de Jesod, en la "Novena Esfera", y de allí deviene el conocimiento tántrico, la Iniciación en el Tantra, mediante la cual es posible el ascenso de la serpiente por la espina dorsal y la Auto-Realización Intima del Ser.

    En estos estudios de Cábala necesitamos ser prácticos. Existen autores que escriben maravillas, pero cuando uno los lee se da cuenta que no han vivido lo que escriben, que no lo han experimentado en sí mismos, y por eso se equivocan. Yo conceptúo que uno debe escribir sólo lo que directamente ha experimentado, y así he procedido por mi parte...

    El primer triángulo resulta trascendental, pero el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo forman una unidad indivisible, uniexistente por sí misma, y está más allá del cuerpo, de los afectos y de la mente.

    La Piedra Cúbica de Jesod, situada en los órganos creadores, es ciertamente aquella "ALMA METALICA" que resulta de las transmutaciones sexuales. Podríamos denominarla "MERCURIO DE LA FILOSOFIA SECRETA", o hablando en un lenguaje más sencillo, "ENERGIA CREADORA". Ella, en sí misma, está alegorizada o simbolizada por el Diablo. Cuando decimos que "hay que trabajar con el Diablo", no es para tomarle solamente como un instrumento musical, sino para algo más: para transformarlo en Lucifer, en el "Hacedor de la Luz".

    Nos estamos refiriendo, claramente, al trabajo en la Gran Obra. Resulta interesante saber que allí, precisamente en la Piedra Cúbica de Jesod, es donde SHIVASHAKTY, OSIRIS e ISIS se unen sexualmente, y que sea también precisamente allí donde está el conocimiento tántrico, sin el cual no es posible llegar a la Auto-Realización Intima del Ser...

    En el Tíbet oriental los MONJES BONZ son muy radicales en esto de la Auto-Realización, motivo por el cual la Blavatsky pensaba que eran magos negros. Todos nosotros hemos repetido esa equivocación y ahora nos vemos obligados a rectificar. No digo que los DUGPAS sean unos santos, unas mansas ovejas, ellos sí son magos negros porque enseñan el Tantrismo Negro, pero los BONZ (aunque usen capacete rojo) no son negros como equivocadamente supone H.P. Blavatsky. 

Es claro que, por ejemplo, si alguien entre los BONZ no quiere la Auto-Realización, sino que desea liberarse por un tiempo (para volver en la Sexta Raza-Raíz), o bien no desea jamás la Auto-Realización sino emanciparse sin lograrla, pues lo consigue.

    ¿Cómo? Primero que todo, se llevan al neófito hacia un lugar apartado donde se invocan todos los "elementos inhumanos" que posee. Por procedimientos de Alta Magia se les extrae del Mundo Astral, y en lo apartado de la montaña sus "Yoes" se hacen visibles y tangibles. Ellos intentan devorar al neófito, más si éste permanece sereno, habrá salido triunfante. Entonces ya se sabe que debe eliminar el Ego, que debe trabajar sobre sí mismo para reducirlo a cenizas.

    Resulta impresionante ver al sacerdote BONZ (vestido con su delantal blanco, formado por huesos y cráneos de muertos, en su cabeza un turbante rojo y en su mano diestra un puñal), apareciendo en el momento en que al neófito se le enseñan dos mantrams para que los vocalice. Al cantar esos dos mantrams fatales, su cuerpo cae instantáneamente muerto. 

Luego el neófito (instruido por los BONZ) es sometido a las rigurosas ordalías en los mundos internos y tiene que enfrentarse a los terrores de la muerte: tiene que soportar el "Huracán o Viento del "Karma", tiene que salir victorioso en las pruebas que el PADRE-MADRE le pone, a fin de poder renacer (dijéramos) en forma sobre-humana en cualquiera de los reinos de los Devas, ya en el "Reino de la Densa Concentración", o ya en el "Reino de los Cabellos Largos", o en el "del Buddha", o en el "de Maitreya", o en el de la "Suprema Felicidad", etc., y es en esas regiones donde se acaba de lograr la liberación.

    Obviamente su Madre Divina le asiste, eliminando sus "elementos inhumanos", hasta que al fin consigue sumergirse entre el seno de la GRAN REALIDAD, no como un Maestro Auto-Realizado, sino como un BUDDHA ELEMENTAL. Allí se sumerge, esperando en ese estado las oportunidades de Auto-realización que se le han de brindar en la Sexta Raza-Raíz, o sencillamente, si no quiere la Maestría, queda para siempre como ELEMENTAL BUDDHICO, verdaderamente feliz y nada más...

    Entre los BONZ, los que intentan liberarse, los que realmente quieren Auto-Realizarse, los que de verdad quieren convertirse en Hierofantes o Mahatmas, tienen que someterse a la INICIACION TANTRA y luego entrar a trabajar con el Tantrismo de la "Novena Esfera". A ellos se les dice cómo han de despertar la Serpiente, cómo levantarla por la espina dorsal para abrir los "Chacras", "Discos" o "Ruedas Magnéticas", etc.

    Así, pues, lo que sucede es que los BONZ son radicales: o van en busca del Ser, o no van en busca del Ser; se van en aras de la Auto-Realización, o tratan de liberarse sin Auto-Realización. Frente a eso, ellos tienen que definirse. Allí todo es violento, motivo por el cual H.P. Blavatsky los juzgó mal, considerándolos "magos negros". Pero cuando uno estudia el Tantrismo de los BONZ, se da cuenta de que es blanco, no negro, que transmutan el esperma en energía para conseguir la Auto-Realización de fondo...

    Es pues allí, en el SEPHIROT SEXUAL, donde está el conocimiento tántrico (en el DAATH de la Cábala Hebraica). Ahora, hermanos, pasemos del TRIANGULO LOGOICO al TRIANGULO ETICO, o TRIANGULO DEL HIJO. Este triángulo está formado por CHESED (o sea, ATMAN el Inefable, el Intimo), por GEBURAH (el BUDDHI, el Alma Espiritual, que es femenina) y por TIPHERETH (el Alma Humana, el HIJO propiamente dicho).

    Esto es muy interesante y yo mismo lo puede vivenciar cuando me tocó trabajar en la esfera de Tiphereth. Obviamente, antes de pasar por esa exaltación, hube de hundirme primero en MALCHUT, hube de sumergirme en el mundo de los "KLIFOS", en los mundos atómicos o infiernos atómicos (tenía que eliminar, allí, muchos "elementos inhumanos"). Concluida tal labor, aquél que es perfecto (El Cristo Cósmico) entró en mí, y me sentí transformado. Entonces vi a unas madres que traían a sus niños; los bendije y hablé con la parábola bíblica que dice: "Dejad que los niños vengan a mí, porque de ellos es el Reino de los Cielos"...

    Así estuve, lleno de éxtasis, de felicidad, pero al fin, claro, él se marchó. Yo, como TIPHERET, como Alma Humana, comprendí cuál había sido el objetivo de su manifestación: el Cristo Cósmico suele manifestarse a través de su Alma Humana, del Tiphereth de la Cábala Hebraica.

    El TRIANGULO DEL HIJO, pues, es un triángulo maravilloso, formado por el ATMAN-BUDDHI-MANAS de la Teosofía Oriental. Pero el centro de gravedad del segundo triángulo es precisamente TIPHERETH, el Alma Humana, esa Alma que sufre, que llora, que gime; esa Alma que nos hace humanos de verdad.

    En la práctica hemos podido evidenciar que el TRIANGULO DEL HIJO, con su centro gravitacional en Tiphereth, es una tremenda realidad. Todo Iniciado, ya tarde o temprano, debe ser ungido por el Padre (como ese KETHER, CHOKMAH y BINAH de la Cábala Hebraica), por esa triada Logoica inmortal, indivisible y uniexistente por sí misma. 

Cuando yo hube de ser ungido por el Padre, él me dijo: "Este es mi Hijo muy amado, es lo que yo más he amado en el mundo; buscadle a él"... Y me viene a la memoria, en estos momentos, el caso del Gran Kabir Jesús, o de Jeshúa Ben Pandirá, como se le llamaba en los antiguos tiempos. Felipe, aquél Maestro experto en los estados jinas, le dijo: "Muéstranos al Padre", y el Gran Kabir le respondió que "el que ha visto al Hijo, ha visto al Padre"...

    EL TRIANGULO DEL HIJO: CHESED, GEBURAH, TIPHERETH (o el INTIMO con sus dos Almas, la Divina y la Humana, para ser más claros), es, digamos, el desdoblamiento del Padre, es la manifestación del Padre.

    Al TRIANGULO DEL HIJO se le llama "TRIANGULO ETICO". ¿Por qué? Porque allí conocemos el rigor de la Ley, allí venimos a conocer lo bueno de lo malo y lo malo de lo bueno...

    Y continuando con este estudio sobre el "Arbol de la Vida", diremos que el TRIANGULO DEL HIJO se desdobla en el "TRIANGULO MAGICO". Resulta muy interesante saber que el tercer triángulo, el "TRIANGULO MAGICO", está formado por NETZATH (o sea, la Mente), por HOD (el Cuerpo Astral) y por JESOD, el "Lingam Sarira", el Cuerpo Etérico o Principio Básico (Sexual) de la Vida Universal.

    ¿Por qué se le llama "TRIANGULO MAGICO"? Porque indudablemente, es en esos Reinos de la Mente y del Astral (y hasta en el de los "KLIFOS" o mundos infernales), donde tiene uno que ejercer la Alta Magia.

    Cabe ilustrar esto con algo muy importante. Todos hemos oído hablar sobre los "Aquelarres", sobre los "Zánganos" y las "Brujas", cuestión que algunos miran como algo extraño y otros como cuentos para reír un poco, pero la verdad es que los "Aquelarres" medievales, las famosas "brujas de la media-noche", tienen más realismo del que nosotros pensamos. Obviamente esas "Calchonas" (como se les dice en lenguaje rigurosamente académico e hispánico) pertenecen, dijéramos, al MUNDO DE LOS KLIFOS, al REINO DE MALCHUT. María de la Antilla, tan nombrada en los antiguos conventos medievales, fue ciertamente su gobernadora. Los brujos del "Aquelarre" la denominaban SANTA MARIA. 

Cuando yo investigué a esa extraña criatura en el mundo de los "Klifos" (sobre cómo compartía su vida con tantos magos negros, sobre cómo podía meterse entre tantos "Aquelarres"), sin embargo jamás le vi eso que podríamos llamar "perversidad". Los "tenebrosos de la mano izquierda", las criaturas sub-lunares le rendían culto y consideraban a esa maga no como algo tenebroso, sino como a una santa.

    Yo quise saber qué había de verdad en eso de la presunta "santidad" de una criatura que se mezclaba con las tinieblas, que figuraba en tantos "Aquelarres" de la Edad Media... ¿Quién, que se haya ocupado de estudiar la Alta y la Baja Magia del medievo, no ha oído hablar alguna vez de Santa María; Yo tenía que aclarar esto, y lo aclaré precisamente en el mundo de Tiphereth, en el segundo triángulo. 

Allí invoqué a esa entidad; fui oído, y para asombro me encontré a un Maestro Auto-Realizado. Entonces comprendí que el Maestro había emanado (de sí mismo) a su Boodhisattwa y que ese Boodhisattwa se educaba en el ejercicio de la Alta Magia en el tercer triángulo o "Triángulo Mágico", pasando allí por entrenamientos rigurosos y trabajando también con los "Klifos", pero sin hacer mal a nadie.

    Después de esa primera investigación, me puse en contacto directo con el Boodhisattwa, con María de la Antilla, y cuando la invité para que juntos visitáramos el Mundo del Nirvana, con agrado aceptó mi invitación, y cuando se fusionó con su Real Ser, con su Maestro Interno, entonces vi que se trataba de una criatura que había logrado la perfección en la Alta Magia y que si bien vivía en el mundo de los "Klifos", lo hacía para acabar de educarse o entrenarse psicológicamente, pero sin hacer mal a nadie.

    Así que, cuando uno observa a esa criatura fusionada con su Real Ser, se da cuenta de que es un MAGO BLANCO extraordinario, que conoce a fondo los REINOS DE LA LUZ, así como también el mundo de MALCHUT, o sea el mundo de los "Klifos". Así, pues, el tercer triángulo es el de la Magia Práctica. Para entender cómo se trabaja en el tercer triángulo y en el mundo de los "klifos", hay que dejar atrás los prejuicios...

    NETZAH es la Mente, HOD es el Cuerpo Astral y JESOD, indudablemente, es la "Novena Esfera". Después viene el reino de MALCHUTH, que es el mundo físico y lo que está dentro del mundo físico, es decir, lo que está dentro de las entrañas de la Tierra. Propiamente dicho, en MALCHUTH están los SEPHIROTS INVERTIDOS, los "KLIFOS", los demonios (como se les dice), las almas en pena, los que sufren, los perdidos, aquellos que ya agotaron su ciclo de existencias y que involucionan en el tiempo, y también los Ángeles caídos, los "Genios del Mal". En el reino de los "Klifos" viven los que se desenvuelven en la Alta Magia, o cualquiera que se arrepienta de sus errores y que anhele la luz. Así, pues, cuando estudiamos el "Árbol de la Vida", resulta interesante ver en primer lugar la Sabiduría del Eterno. Algunos Cabalistas acomodan los distintos Sephirots de la Cábala Hebraica en los mundos. Dicen, por ejemplo, que KETHER, el "Anciano de los Días", es un punto del espacio infinito y eterno, mientras que CHOKMAH está gobernado por todo el Zodíaco, lo cual es verdad.

    BINAH está gobernado (dicen) por Saturno. Aquí llegamos a un punto en que tenemos que disentir. No quiero decir que no exista una relación entre el Espíritu Santo y Saturno; sí la hay, pero eso no es todo, porque tampoco hay duda que está también relacionado (en cierta forma) con el mundo aquél de Júpiter, puesto que tiene poder, trono, mando, y gobierna todo lo que se relaciona con las AGUAS DE LA VIDA.

    Oigan bien; vamos en orden para poder entendernos. Pasemos entonces al segundo triángulo, dado que ya vimos el primero... CHESED, dicen que está gobernado directamente por Júpiter. Nada más falso: el INTIMO es MARCIANO, guerrero, luchador; tiene que estar peleando por su propia Auto-Realización Intima. ¿Que tiene alguna influencia jupiteriana? También es cierto, porque puede empuñar el cetro de los reyes, pero que sea única y exclusivamente jupiteriano, es falso.

    Asimismo, decir que GEBURAH (el rigor, la Ley) es exclusivamente marciano, es una equivocación, porque GEBURAH es un mundo intuicional, un mundo del Alma Espiritual, que es femenina. ¿Que allí está el LEON DE LA LEY? No lo niego. ¿Que es SOLAR? Eso sí es cierto. Ustedes ya saben que el León también tiene nobleza; en GEBURAH encontramos el RIGOR DE LA LEY y la NOBLEZA del León. De modo que, el mundo del Alma Espiritual, el mundo BUDDHICO o INTUICIONAL, es completamente solar.

    El mundo de TIPHERETH, el mundo del Alma Humana (o del Hijo, propiamente dicho), no está realmente gobernado por el Sol, como suponen algunos cabalistas, sino por VENUS. Por eso el Cristo es crucificado en un Viernes Santo, y esto es algo que debemos meditar... Otros dicen que NETZAH, o sea la Mente, está gobernada por Venus y eso es falso. Bien sabemos que la Mente es mercuriana, porque Mercurio da la Sabiduría, da la palabra, etc. La Mente, pues, es mercuriana. Y continuando con este estudio de los Sephirots, llegamos a HOD. El Astral está gobernado por la LUNA, pero muchos cabalistas suponen que está gobernado por Mercurio.

    En algunas tribus de las selvas más profundas del Amazonas, dan a sus gentes un brebaje muy especial; tal brebaje lo administra el "Piache". Este maneja lo que se llama el "biaque", combinado con el "guarumo". Cocinan "biaque" y "guarumo" en una olla, y lo beben cuando la Luna está en creciente. Entonces se produce DESDOBLAMIENTO. Saben muy bien, los "piaches" o "Sacerdotes-Brujos", que HOD, el Astral, está gobernado por la Luna.

    En cuanto al Sephirot JESOD, el asiento de la vida orgánica, el PRINCIPIO VITAL que está relacionado con los órganos creadores, obviamente es LUNAR (esto no lo podemos negar). En el esoterismo gnóstico aparece una mujer, una Virgen inefable y divina, vestida con una túnica azul y parada sobre la Luna. Esto hay que saberlo entender. Esa Luna representa a JESOD y simboliza la fuerza sexual. Y en cuanto a la túnica de color azul, representa a LA NOCHE, en la que se desarrollan los Misterios de la Vida y de la Muerte.

    Por los momentos me limitaré a decir que sólo en la noche se trabaja con la energía creadora del Tercer Logos; es decir, el trabajo en el laboratorium-oratorium del Espíritu Santo se debe hacer en las horas nocturnas. El Sahaja-Maithuna, hablando en otros términos, sólo debe practicarse en las tinieblas de la noche, porque el día, el Sol, es opuesto a la generación; eso es claro. Ya les expliqué a ustedes, el otro día, que si se echaba una gallina con sus huevos a la luz del Sol, para que los empollara, pues no lograban ser empollados, y si salía algún polluelo, ésta moría porque el Sol es enemigo de la generación. Quien quiera buscar la luz debe pedírsela al Logos, que está detrás del Sol que nos ilumina; eso es obvio...

    En cuanto al Sephirot MALCHUTH (el mundo físico). Se dice que es un "Sephirot caído", pero los mundos infiernos también pertenecen a MALCHUTH; eso es claro En esos mundos infiernos tenemos nosotros que trabajar, separando las aguas superiores de las inferiores o infernales, para que surja la vida. Moisés, en "El Génesis", ya lo dijo: "Hay que separar las aguas superiores de las inferiores"... ¿Cuáles son las "AGUAS SUPERIORES"? Son el "ALMA METALICA" del Esperma Sagrado, o sea, el MERCURIO DE LA FILOSOFIA SECRETA. ¿Cómo se separan? Mediante la transmutación de la Energía Sexual. Así es como se separan las aguas superiores (o sea, el "ALMA METALICA") de las inferiores, del esperma mismo.

    ¿Para qué se separan? Para que surja la vida, porque de las aguas superiores o MERCURIO DE LA FILOSOFIA SECRETA, sale todo. Con ellas se pueden crear los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser, con ellas se puede elaborar el NIÑO DE ORO, con ellas se puede transformar radicalmente el ser humano.  Las aguas superiores, el Mercurio, también están alegorizadas con la figura del Diablo, pero hay que transformar al Diablo en Lucifer. Hasta aquí la plática de esta noche, mis queridos hermanos. Si alguno tiene algo que preguntar, puede hacerlo con la más entera libertad.

DISCIPULO: Maestro: entonces, según lo que usted nos ha explicado, ningún ser viviente puede ser procreado bajo la luz del Sol? MAESTRO: La cruda realidad es que por la disposición de los órganos creadores, tal procreación se verifica en las tinieblas. Ese zoospermo que sale de las glándulas sexuales, no está iluminado por la luz del Sol, sino que discurre entre las tinieblas y entre las tinieblas se abre paso (por las trompas de Falopio), para encontrarse con el óvulo que desciende desde la Vesícula de Graff, y dentro de las tinieblas de la matriz se gesta. ¿Pero que tal que ese zoospermo, en vez de salir protegido por las tinieblas pudiera discurrir bajo la luz del Sol, destapado, para que el Sol lo bañara con su luz? ¿Qué tal si ese feto no estuviera en las tinieblas, sino destapado en el vientre de la mujer, para que el Sol le diera directamente? Obviamente, el fracaso sería un hecho...

    De manera que, por la disposición de los mismos órganos creadores, la fecundación se realiza siempre en las tinieblas. Así también, el sabio debe trabajar entre la obscuridad y el augusto silencio, para poder llegar un día a la Auto-Realización Intima del Ser. Eso es lo que nos indica aquélla Virgen de la Inmaculada Concepción, parada sobre la Luna y vestida con una túnica azul. El Diablo Y Lucifer.¡Error! Marcador no definido.

    El verdadero Lucifer de la doctrina arcaica es, por antítesis, edificante y esencialmente dignificante, todo lo contrario de lo que los teólogos cual Des Mousseaux y de Merville suponen, pues, es -ciertamente- la alegoría de la rectitud y el símbolo extraordinario y maravilloso del más alto sacrificio; es el CRISTUS-LUCIFER de los gnósticos y el Dios de Sabiduría bajo infinitos nombres.

​​    XOLOTL-LUCIFER-PROMETEO, es uno con el Logos platónico, es el Ministro del Demiurgo Creador, es el Señor de las Siete Mansiones del Hades, del Shabbath y del mundo manifestado, a quien están encomendadas la Espada y la Balanza de la Justicia Cósmica, puesto que él es indubitablemente la norma del peso, de la medida y del número. El es Horus, es Brahma, el Ahura Mazda, etc.

LUCIFER-XOLOTL, el doble de Quetzalcoatl, es el Guardián de la Puerta y de las llaves del Lumisial, para que no penetren en el sino los ungidos que poseen el secreto de Hermes. Quienes maldicen al Lucifer-Nahuac se pronuncian contra la cósmica reflexión del Logos, anatemizan al Dios vivo manifestado en la materia, y reniegan de la siempre incomprensible Sabiduría que se revela por igual en los contrarios de Luz y Tinieblas. La gloria de Satán es la sombra de Adonaí y el Trono de Satán es el escabel del Señor. Samael Aun Weor

Añadir un comentario