Meditación sobre el Chakra

Chakras2«Haciendo énfasis podemos afirmar que la revolución de la Conciencia no solamente es rara en este mundo, sino que cada vez se torna más y más rara». Samael Aun Weor

Mediante la evolución mecánica de la naturaleza, la gente cree que encontrará en el mundo las múltiples posibilidades para su realización íntima. La verdad de esta cuestión es que sólo hay una posibilidad entre muchas: el conocimiento de sí mismo.

La realización íntima es el resultado de tremendos trabajos conscientes y padecimientos voluntarios. A mayor trabajo de la conciencia, mayor capacidad de transformación.

El orden ascendente de los centros energéticos de la transformación responde a la idea de que para alcanzar los más altos grados de la conciencia, debemos trabajar sobre instintos, sensaciones, emociones, sentimientos y pensamientos inferiores.

A medida que conocemos y comprendemos nuestro mundo subconsciente, ascendemos a nuevos estados de conciencia, hasta pasar de lo relativo a lo absoluto. Para meditar en este chakra, debemos hacer una revisión detallada del trabajo realizado en los seis centros anteriores, y así conseguir la síntesis de éstos en el séptimo de los chakras.

Los seis chakras emanan del séptimo. La capacidad de transformación del chakra sahasrâra depende de la transformación de los seis. Durante esta práctica la mente debe tornarse serena y profunda. Relaja tu cuerpo y tu mente con la técnica de la respiración rítmica.

Mûladhâra: Aquieta tu mente, para que percibas el olor de la perfumada tierra y descubras el valor para vencer los peligros del camino... En svadhisthâna: Aquieta tu mente, y calma tu sed en las aguas puras de vida para que aprendas a adaptarte a las diversas circunstancias de la existencia...

Manipûra: Aquieta tu mente, y veras el Sol que te ha de conducir a la raza de paz, serenidad y dulzura...

Anâhata: Aquieta tu mente, y como Santo Tomás aprende a tocar al Maestro Secreto que hay en ti, y como Él podrás ser ligero y transparente como el viento... En Vishuddha: Aquieta tu mente, y escucharás la voz del silencio que otorga el poder de la palabra...

Ajnâ: Aquieta tu mente, y comprenderás que la dualidad es lo bueno de lo malo y lo malo de lo bueno...

Sahasrâra: Ahora, tomarás muy en serio aquella frase del testamento de la sabiduría antigua que a la letra dice: _"Antes de que la falsa aurora amaneciera sobre la Tierra, aquéllos que sobrevivieron al huracán y a la tormenta, alabaron al Íntimo, y a ellos se les aparecieron *los heraldos de la aurora"._ Doctrina gnóstica develada por Samael Aun Weor

Añadir un comentario