Estamos en las manos de Dios

Estamos en manos de diosDesde hace tiempo, el anticristo se ha ido haciendo más y más poderoso dentro y fuera de nosotros, de modo sigiloso, con paso lento, oculto y seguro. Con una estrategia de ingeniería política y social ha elaborado un plan de problema-solución.

A lo largo de la historia, estos mismos secuaces, crearon guerras, inventaron crisis destruyendo economías, estados y libertades. Mismas por las que se había luchado, desde una perspectiva científica, artística, espiritual y cultural; respetuosa con el libre pensamiento.

Los lineamientos tenebrosos, han sido bien planificados, con la convicción de que los límites y las posibilidades de la mente humana, presenta un extenso abanico donde apostar por sus intereses. Confían en las mentes débiles, faltas de fe, fortaleza y virtud.

Esto es una de las muchas consecuencias del sueño hipnótico individual y colectivo, enfermo de pereza mental, que prefiere aceptarlo todo sin enjuiciarlo. Su resultado es que el pánico se apodera de la gente y “El hombre se vuelve, lobo contra el hombre” creando desconfianza entre familias y vecinos. Es la escenificación de una gran comedia.

Dice el Guita: “Ellos con sus mentes obcecadas por la codicia, no tendrán ningún reparo en destruir la familia, ni en traicionar a sus propios amigos…Con la destrucción de la familia desaparecen sus virtudes y tradiciones, y al faltar estas virtudes, la iniquidad corroe el seno del mundo”.

Está totalmente al descubierto el  “secreto del mal” y ya no resisten al análisis serio del veredicto de la conciencia. Nuestras sociedades temen a la enfermedad y a la muerte, ese es su punto débil, porque la confianza en la propia Naturaleza ha dejado de existir, al permitir la caída espiritual y la desconfianza en la bondad del Creador.

Concluye el Guita:” ¡No desfallezcas! Esto no es propio del hombre libre. Sobreponte a ese oscuro desaliento y levántate como el fuego que quema todo lo que encuentra a su paso”. Porque por encima de todas las cosas “Estamos en Manos de Dios” Sagrario G.E.

Añadir un comentario