El amor al trabajo esotérico Gnóstico Samael Aun Weor. Videos inspirados en los valores del Ser

Visite nuestra página " http://www.jesusagrario.com " para tener una visión general del trabajo que realizamos. Por su apoyo y preferencia ¡GRACIAS!

Ante todo, es necesario conocer las leyes del trabajo esotérico gnóstico, si es que en realidad de verdad queremos un cambio radical y definitivo. En nombre de la verdad, diremos que si por alguna parte hemos de empezar a trabajar sobre sí mismos, tiene que ser en relación con la mente y con el sentimiento. Sería absurdo empezar a trabajar con el centro motor, por ejemplo. Como sabemos se relaciona con los hábitos, costumbres y acciones de tal centro.

Obviamente, esto sería como empezar con un faquirismo absurdo. A propósito de fakires, en la India hay fakires que, por ejemplo, levantan un brazo en alto y lo sostienen por tiempo indefinido hasta que llega a quedar rígido. Hay otros que permanecen firmes en un lugar durante veinte o treinta años, hasta convertirse en verdaderas estatuas.

Mas, después de todo, ¿ qué es lo que ganan esos fakires? Desarrollar un poco la fuerza de la voluntad, y eso es todo. No podemos pensar que ellos vayan a crear el Cuerpo de la Voluntad Consciente. Es claro que no. No se puede crear un cuerpo fuera de la Novena Esfera. Si fuera posible crear un cuerpo en ausencia de la Novena Esfera, nosotros hubiéramos nacido, pues, del aire, de las aguas de un lago o de una roca, y no seríamos hijos, en verdad de un hombre y de una mujer. Pero, somos hijos, en verdad, de un hombre y de una mujer. Entonces...
https://www.jesusagrario.com/paginas/maestros/samael/pensar.html

El amor al trabajo esotérico-gnóstico por Sagrario G.E.

Vemos -con tristeza- que hay mucha curiosidad por algunos asuntos esotéricos, pero falta la “continuidad de propósitos” y profundidad de búsqueda, lo que falta en verdad son los anhelos genuinos y verdaderos que brotan del alma.

La conciencia languidece viviendo en el marco exterior de la vida. El Kempis dice que "Cuantas veces estuve entre los hombres, volví menos hombre". Al percatarse de la vanidad de las personas y sus objetivos tan fatuos, solo le quedaba buscar el refugio en su retiro espiritual.

Dice el evangelio crístico que el hombre impasible “Se mira en el espejo y se va”. La conciencia dormida no se auto-observa, no se distingue tal cual es; está totalmente aturdida. Su lánguida imagen no la espanta, no le supone un impulso para el despertar, no comprende su triste condición de zombi hipnotizado.

El amor al trabajo psicológico es imprescindible, pero en estas condiciones ¿cómo podría haber amor por el trabajo? No es posible que exista en nuestras vidas una real conjunción del trabajo si antes no amamos el trabajo. Necesitamos tener un verdadero afecto, cariño por el trabajo, solo así podría realizarse una conjunción en nuestras vidas.

La conjunción imprescindible pasa por tener un claro objetivo del propósito de la existencia. Entonces, uniendo vida y trabajo, surge el amor, el agradecimiento por la vida, el reconocimiento por la oportunidad de trascender situaciones, de crecer espiritualmente, de cambiar nuestro nivel del Ser.

Mientras no se haya realizado esta conjunción seremos incapaces de comprenderlo integralmente, para que surja el afecto por estos estudios. Muchas personas llegan a conocer la enseñanza y el cuerpo de doctrina, pero no se deciden a trabajar sobre sí mismos.

Sucede esto porque cada persona tiene en su interior diferentes prioridades: unos por intereses económicos, otros por alcanzar metas profesionales, superar estudios intelectuales, afianzar estados familiares, etc.

Con este modo de pensar se demuestra que no hay afecto al trabajo. Cuando hay amor, uno se sacrifica por lo que ama. Si no se ama, no tiene sentido el sacrificio. Cuando uno se dedica a algo concreto es que se ama. Pero debe haber conjunción con la misma vida.

Cuando permitimos que los egos, dirijan la vida hacia sus propios intereses y que la energía está involucrada en otros valores, no asumimos realmente el objetivo de la vida, no la amamos desde su más profunda esencia. Hay que liberar esa energía involucrada en el ego, entonces se puede amar y concentrar en el trabajo-esotérico.

“Amar a Dios sobre todas las cosas” y lo demás se dará por añadidura. Cuando uno libera su energía arrancándola de lo intranscendental y la concentra en una sola dirección, entonces se forma la conjunción amorosa y se dedica al trabajo que conduce a la transformación radical. Sagrario G. E.

https://www.jesusagrario.com

En nuestros videos (jesusagrario) encontrarán distintas conferencias del Kalki Avatara de Acuario V.M. Samael Aun Weor, Buddha Maitreya, así como, trabajos de campo que hemos realizado, en las distintas zonas arqueológicas de México, Guatemala, Perú, Egipto, España Italia, Portugal, Francia, Marruecos etc., correspondientes a las culturas; Mayas, Aztecas, Olmecas, Zapotecas, Totonacas, Incas, Egipcias, Druidas entre otras.
#jesusagrario . #JesúsSaizG #JesúsSaizGarcia "

gnosis Samael Aun Weor El amor al trabajo esotérico Gnóstico

Añadir un comentario