Bajadas y Caídas esotéricas Samael Aun Weor Kalki Avatara de Acuario Buda Maitreya

Visite nuestra página " http://www.jesusagrario.com " para tener una visión general del trabajo que realizamos. Por su apoyo y preferencia ¡GRACIAS!

El descenso a la Novena Esfera fue, en los Antiguos Misterios, la prueba máxima para la suprema dignidad del Hierofante, JESÚS, HERMES, BUDHA, DANTE, ZOROASTRO, etc., tuvieron que descender a la Novena Esfera para trabajar con el fuego y el agua, origen de mundos, bestias, hombres y dioses. Toda auténtica y legítima Iniciación Blanca comienza por allí. EL HIJO DEL HOMBRE NACE EN LA NOVENA ESFERA.

EL HIJO DEL HOMBRE NACE DEL AGUA Y DEL FUEGO. Cuando el alkimista ha completado su trabajo en el Magisterio del Fuego recibe la Iniciación Venusta. El desposorio del Alma con el Cordero es la fiesta más grande del Alma. Aquel Gran Señor de Luz entra en ella.

El se humaniza, ella se diviniza. De esta mezcla divina y humana deviene eso que con tanto acierto llama el Adorable: “el Hijo del Hombre”. El triunfo máximo de la suprema adoración es el nacimiento del Hijo del Hombre en el pesebre del mundo.

El hombre y la mujer amándose mutuamente son verdaderamente dos arpas de milagrosas armonías, un éxtasis de gloria, aquello que no se puede definir porque si se define se desfigura. Eso es amor. El beso es la consagración profundamente mística de dos Almas que se adoran, y el acto sexual es la llave con la cual nos convertimos en dioses.

Dioses, hay Dios. Sabed vosotros los que os amáis verdaderamente que Dios es Amor. Amar, cuán bello es amar. El amor se alimenta con amor, sólo con amor son posibles las Bodas de la Alkimia. Jesús el Bienamado, alcanzó la Iniciación Venusta en el Jordán. En instantes del Bautismo.

El Cristo entró dentro del adorable Jesús por la glándula pineal...
https://www.jesusagrario.com/paginas/alquimia/novena.html

Bajadas y caídas por Sagrario G.E.

Misterio insondable de la Naturaleza, que solo activa los fuegos internos en el plano físico. Misterio como lo indica la predestinación de Amado Nervo:

¡Estaba escrito así! No más te afanes, por borrar de mi faz el torvo estigma; impélenme furiosos huracanes, y voy, entre los brazos de Ahrimanes, a las fauces hambrientas del Enigma”.

La caída paradisíaca de la que habla el Génesis narra la revuelta de los ángeles en el ciclo final de la Humanidad Lemur. Los hombres ya estaban maduros para la elección entre el bien y el mal. Los sexos estaban perfectamente diferenciados y la cooperación sexual era necesaria para la proliferación de la especie.

Entonces, sucumbió la raza, cayó hipnotizada por la serpiente. Cayó en la fornicación y los seres en el paraíso, se sintieron desnudos… Los ángeles custodios los recriminaron, por haber “comido del árbol prohibido” y su transgresión; su caída, fue castigada con la salida del Edén.

En aquella época muchos ángeles cayeron, con el tiempo otros tantos iniciados, por el mismo error, volvieron a caer. La caída es un resbaladero en el que cualquier Maestro, cualquier Iniciado o ser divino, puede incurrir.

Pero hay que distinguir entre lo que es una caída y lo que es una bajada.

Ambas indican aspectos esotéricos, fuegos misteriosos como “los furiosos huracanes entre las fauces abiertas del enigma” Los que bajan tienen el poder sobre los Ahrimanes. Vuelven al trabajo alquímico sin caer, para potenciar más sus fuegos internos y disponerse a una nueva misión.

Son los “Fenix” inmortales, resurgiendo de entre sus propias cenizas, “resucitando de entre los muertos” que regresan desde el primer Misterio que es la cabeza del Universo para redimir al animal intelectual desvalido y perdido entre su propio caos.

Pero en ambos casos, para volver a su estado divino, tienen que descender a sus mundos infiernos, como Quetzalcóatl para rescatar los huesos de los antepasados y trabajar con el fuego y con el agua.

La reconstrucción de los cuerpos existenciales superiores del Ser, sólo es posible mediante el azufre y el mercurio, origen de mundos, hombres, bestias y dioses

En todo el Universo hay caídas y bajadas. Esa es la libertad y el crisol de purificación. Los Elohim necesitan descender para después ascender con mayor vigor, pero en ese periplo algunas veces caen y vuelven a transitar por la vía del dolor, de la carga moral y de los estados egoicos. A toda exaltación le precede una humillación. Sagrario Galdós Echezarreta

https://www.jesusagrario.com/

En nuestros videos (jesusagrario) encontrarán distintas conferencias del Kalki Avatara de Acuario V.M. Samael Aun Weor, Buddha Maitreya, así como, trabajos de campo que hemos realizado, en las distintas zonas arqueológicas de México, Guatemala, Perú, Egipto, España Italia, Portugal, Francia, Marruecos etc., correspondientes a las culturas; Mayas, Aztecas, Olmecas, Zapotecas, Totonacas, Incas, Egipcias, Druidas entre otras.
#jesusagrario . #JesúsSaizG #JesúsSaizGarcia "

gnosis Samael Aun Weor bajadas caidas esotericas

Añadir un comentario