La Lemuria y los Hiperbóreos por El V.M. Samael Aun Weor Kalki Avatara de Acuario Buda Maitreya

Visite nuestra página " http://www.jesusagrario.com " para tener una visión general del trabajo que realizamos. Por su apoyo y preferencia ¡GRACIAS!

En los primeros tiempos de la Lemuria, la especie humana casi no se distinguía de las especies animales; pero a través de 150.000 años de evolución llegaron los lemures a un grado de civilización tan grandiosa, que nosotros los arios estamos todavía muy lejos de alcanzar.

Esa era la edad de oro, esa era la edad de los titanes. Esos fueron los tiempos deliciosos de la Arcadia. Los tiempos en que no existía lo mío ni lo tuyo, porque todo era de todos. Esos fueron los tiempos en que los ríos manaban leche y miel.

La imaginación de los hombres era un espejo inefable donde se reflejaba solemnemente el panorama de los cielos estrellados de Urania. El hombre sabía que su vida era la vida de los dioses, y el que sabía tañer la lira estremecía los ámbitos divinos con sus deliciosas melodías.

El artista que manejaba el cincel se inspiraba en la sabiduría eternal y daba a sus delicadas esculturas la terrible majestad de Dios.
https://www.jesusagrario.com/paginas/psicologia/antropologia/lemuria.html

La Lemuria por Sagrario G.E.

¿Qué imagen idílica tenemos del paraíso?

Para el ego no puede existir el paraíso. El paraíso es su ausencia. Un Maestro auto-realizado puede vivir en el infierno y sin embargo para él es un paraíso, porque no tiene ego, aunque se vea rodeado de ellos.

La Lemuria fue el paraíso terrenal del que nos ilustran las escrituras sagradas. Ella tuvo una poderosa civilización de cíclopes-gigantes. En ella se levantaron enormes ciudades rodeadas de murallas de lava de los volcanes. Los lémures supieron crear belleza en un inhóspito paraje.

Muchas gentes habitaron en los campos. Los aborígenes de la isla de Pascua recuerdan estados mitológicos de tiempos arcaicos donde reinaba un poderoso Rey divino, hijo de Dios, llegado del cielo que les enseñó a cultivar la tierra y a adorar a su Íntimo. En aquel tiempo podían vivir de 12 a 15 siglos, era una raza fuerte y poderosa.

El continente Lemur tenía una enorme extensión que ocupaba todo el océano Pacífico. Sus habitantes disfrutaban de la conciencia despierta con todos los poderes desarrollados.

Los sentidos físicos eran perfectos, veían cinco millones de tonalidades del color. Oirán a grandes distancias la música de las esferas. Su olfato era superior al de cualquier animal. Y podían articular 51 vocales y 300 consonantes.

“Hechos a imagen y semejanza divina” No había límites para ellos, tampoco había degenerado el poder del verbo creador, ni el lenguaje universal. Eran reyes de la Naturaleza con poder sobre los aires, sobre el fuego, el agua y la tierra,

Hicieron avances científicos para utilizar la energía del átomo, y de los rayos cósmicos. Construyeron naves espaciales con las que viajaban por todo el sistema solar.

Hubo dos tiempos bien definidos en la Lemuria:

*El primero fue la época pre-lemúrica, donde existió la raza de hermafroditas que no necesitaba cooperación sexual para la reproducción. Era un paraíso donde todos estaban completos, felices.

Cuando la raza era hermafrodita, cada individuo tenía los dos órganos sexuales desarrollados, el masculino y el femenino. La reproducción se efectuaba por gemación, eliminando por el menstruo de sus ovarios, un huevo -como el de un ave- con su envoltura calcárea.

Colocado en su ambiente especial, se gestaba una nueva criatura y el recién nacido se alimentaba del pecho del padre-madre. No existía el acto sexual, la reproducción era por gemación.

*El segundo tiempo fue el de la división de los sexos. “Adán y Eva”

Poco a poco, unos niños nacían con un órgano sexual más desarrollado que el otro, hasta que nacieron niños unisexuales. Este proceso duró mucho tiempo. Por eso se dice que Eva fue sacada de la costilla de Adán.

Cuando hubo los sexos definidos, se necesitó la cooperación sexual para fecundar el huevo. Entonces fueron auxiliados por los Maestros o kumarats-Elohim.

Ellos congregaban a las gentes para procrear en los templos como un acto litúrgico sagrado. Los lémures, viajaban de un lugar a otro en los tiempos propicios para la reproducción, porque era todo un sacramento. Hombre y mujer se unían bajo la dirección de los kumaras con la exclusiva misión de procrear.

¡Hasta que vieron el árbol de las manzanas en el centro del paraíso! Sagrario G. E. www.jesusagrario.com

En nuestros videos (jesusagrario) encontrarán distintas conferencias del Kalki Avatara de Acuario V.M. Samael Aun Weor, Buddha Maitreya, así como, trabajos de campo que hemos realizado, en las distintas zonas arqueológicas de México, Guatemala, Perú, Egipto, España Italia, Portugal, Francia, Marruecos etc., correspondientes a las culturas; Mayas, Aztecas, Olmecas, Zapotecas, Totonacas, Incas, Egipcias, Druidas entre otras.
#jesusagrario . #JesúsSaizG #JesúsSaizGarcia "

gnosis Samael Aun Weor lemuria Hiperbóreos

Añadir un comentario