El Protoplasma y los elementales del ser humano por Samael Aun Weor

Visite nuestra página " http://www.jesusagrario.com " para tener una visión general del trabajo que realizamos. Por su apoyo y preferencia ¡GRACIAS!

El lenguaje de la Raza Protoplasmática fue el Verbo de Oro, un idioma universal y cósmico cuya combinación de sonidos produce fenómenos cósmicos de toda especie. Quienes recorren la Senda del Matrimonio Perfecto vuelven a descubrir ese lenguaje primieval dentro de sí mismos.

Cuando llega el fuego sagrado a la altura de la garganta comenzamos a parlar en el Orto purísimo de la Divina Lengua, que como un río de oro corre deliciosamente bajo la selva espera del Sol. En ese idioma, los Padres de los Dioses les enseñaron a éstos, cantando, las Leyes Cósmicas de la Naturaleza.

La escritura de la primera raza fueron las runas. El mazo de la masonería viene de la flecha del Dios Ra, egipcio, y ésta es una runa. En aquella época, los rituales del templo polar eran todos rúnicos. Los movimientos de los oficiales eran rúnicos.

Esta es la escritura divinal. Recordemos que la svástica es una runa. Las letras hebreas no son sino modificaciones de las letras runas. La cuna de la sabiduría oculta no fue el Asia, como creen muchos. La verdadera cuna de la sabiduría oculta fue la Isla Sagrada, la lejana Thule, de la cual habla tantas bellezas Huiracocha.

Por aquella época de la Raza Protoplasmática, la Isla Sagrada no estaba en el Norte. Esa Isla fue realmente un continente cuya posición exacta estaba en la línea ecuatorial. Más tarde, con la revolución de los ejes de la Tierra, quedó dicha isla en el Norte...
https://www.jesusagrario.com/paginas/maestros/samael/esquimales.html

El protoplasma del ser humano por Sagrario G.E.

Más allá del aire que respiro, más allá del latido de mi corazón, más allá del soporte de mis huesos o del agua que corre por mi cuerpo, más allá de las membranas y vacíos intercelulares, está esa sustancia incógnita llamada el protoplasma.

La primera raza protoplasmática semi-física, semi-espiritual ha dejado su sello en nuestro organismo actual. La ciencia materialista solo ve vacío entre las células, la falsa ciencia no entiende de esto porque su única fuente de información es sensual, muy defectuosa; pero la ciencia pura sabe que “el vacío está lleno”.

Lleno de vida elemental que constituye la inteligencia nuclear del protoplasma, su base original, donde habitan entre las hendiduras microscópicas, la luz intersticial de gnomos, silfos, salamandras y ondinas.

Aunque no se puedan percibir a simple vista o en una disección, no quiere decir que no existan. Porque para el hombre despierto, son una realidad más tangible que la materia física.

Cuando calmamos nuestra ira, cuando aplacamos nuestras pasiones, cuando vocalizamos o utilizamos la voluntad consciente para dominar cualquier estado interior, estamos manejando nuestro propio protoplasma.

Decir “yo soy así” y dejarse llevar por los impulsos del ego, destruye el protoplasma, anula la capacidad de la conciencia. Cuando se es crítico consigo mismo y nos detenemos a observar, aparece nítida la doble naturaleza.

Con la conciencia, se puede activar la anatomía oculta. Se puede sanar de las dolencias que nos infringe el ego. Las prácticas esotéricas nos van adiestrando en el manejo de los elementales internos. Si enviamos atención consciente a cada parte del organismo dañado, este responde favorablemente.

La muerte psicológica proporciona alivio a los trabajadores internos que sufren calladamente. Con el manejo del protoplasma se pueden cambiar los principios anímicos. Desarrollando las facultades internas vamos transformándonos porque los elementales atómicos obedecen a la conciencia:

*Las ondinas internas, deben ser dirigidas para domar a las tempestades lujuriosas.

*Los silfos atómicos internos, deben amansarse ante las emociones inferiores.

*Las salamandras que hierven entre los glóbulos rojos de la sangre deben armonizarse ante la ira.

*Los gnomos de nuestros huesos, deben hacer fecunda la tierra filosofal para que dé frutos en abundancia.

Con la práctica, todas las conciencias atómicas elementales, van recuperando sus poderes sobre el protoplasma. El superhombre, el hombre legítimo puede hacer maravillas con él, puede modificar su aspecto o lograr la inmortalidad del cuerpo físico. Esta es la maravilla de Dios. Esta es la materia por la que podemos regenerarnos. Sagrario Galdós Echezarreta
www.jesusagrario.com

En nuestros videos (jesusagrario) encontrarán distintas conferencias del Kalki Avatara de Acuario V.M. Samael Aun Weor, Buddha Maitreya, así como, trabajos de campo que hemos realizado, en las distintas zonas arqueológicas de México, Guatemala, Perú, Egipto, España Italia, Portugal, Francia, Marruecos etc., correspondientes a las culturas; Mayas, Aztecas, Olmecas, Zapotecas, Totonacas, Incas, Egipcias, Druidas entre otras.
#jesusagrario . #JesúsSaizG #JesúsSaizGarcia "

gnosis Samael Aun Weor protoplasma elementales humano

Añadir un comentario