Un callejón sin salida por El V.M. Samael Aun Weor Kalki Avatara de Acuario Buda Maitreya

Conviértete en miembro de este canal para disfrutar de ventajas:
https://www.youtube.com/channel/UCEEYbK98Z8yMZAJYl-__PQQ/join
Visite nuestra página " http://www.jesusagrario.com " para una visión general del trabajo que realizamos. Por su apoyo y preferencia ¡GRACIAS!

Maestro. ¿Cómo se sacrifica el dolor? Discípulo. No identificándose uno con eso, sino tratar de comprender que es un acontecimiento que tiene relación con el karma, ahí... M. Está un poco vaga la respuesta... D. ¡Mmm!... M. Muy vaga, muy vaga... Generalmente…, voy a decirles a ustedes una gran verdad: el dolor solamente se sacrifica auto-explorándolo y haciéndole la disección.

Tengamos un caso concreto: pongamos que un hombre, de pronto, encuentra a su mujer platicando muy quedito, por ahí en un cuarto, con otro hombre. Realmente, esto puede provocarle ciertos celos, ¿no? Es natural que esto ocurra...

Ahora, si encuentra a la mujer ya demasiado quedito, en demasiada intimidad con un sujeto X-X, puede haber un estallido de celos, Acompañado de un gran disgusto, ¿no? ; tal vez hasta una riña ¿no?, con el otro hombre, en fin, por celos... Esto produce un dolor espantoso al marido, al marido ofendido, ¿no? Que hasta se puede dar origen a un divorcio, ¿no? un dolor moral horripilante...
https://www.jesusagrario.com/paginas/psicologia/sacrificio.html

Un callejón sin salida

La pregunta del millón: ¿Cuánto tiempo nos falta para la gran catástrofe? No podemos vivir ante la expectativa de un desastre, pero sí ser responsables del valioso tiempo que se nos ha regalado y ser consecuentes.

Debemos aprender a vivir el momento presente intensamente, con felicidad, agradecimiento y conscientes de su gran valor y profundidad esencial. Debemos extraer de él las enseñanzas que requerimos, en cada instante, para el bien de nuestras almas.

Dice Mateo 24; 36 “Pero de aquel día y hora nadie sabe, ni siquiera los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino solo el Padre” Las profecías se van cumpliendo: vemos guerras y rumores de guerras, dolor, hambre maremotos y terremotos indicándonos que la hora está cerca.

Pero individualmente el fin solo es uno y “para morir nacimos” Según el poeta sufí Rumi: “Nuestra muerte es, nuestra boda con la eternidad. Porque para aquel que vive bajo la Luz de Dios, la muerte del alma carnal es una bendición”.

El Maestro Samael platicando con su Divina Madre le dijo: “Ya todo está perdido, el mal del mundo es tan grande que ya llegó hasta el cielo. De esta Babilonia, la madre de todas las fornicaciones de la tierra, no quedará piedra sobre piedra y todo será destruido”.

Entendiendo la situación y buscando auxiliar a los arrepentidos ambos, hicieron un “negocio, un trato”. Nuestro amado gurú abrió “el callejón sin salida” que es la práctica de la muerte psicológica y La Divina Madre procede a la aniquilación del ego.

Esta es la gran oportunidad, sin especular el tiempo que nos queda, sin esperar a que el tiempo pase, o a que lleguen males peores. Debemos entrar por ese maravilloso callejón, que nos llevará directamente a la liberación del alma. Hay que aprovecharlo.

Así se hizo en la Atlántida. Gracias a la creación de un ejército espiritual llamado “el de la faz amarilla” que trabajó por la disolución del ego, llegó la hora oportuna y todos ellos, fueron rescatados, no antes.

La fe consciente en la palabra nos anima en el Apocalipsis 3:20: “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo” Sagrario G.E.

En nuestros videos (jesusagrario) encontrarán distintas conferencias del Kalki Avatara de Acuario V.M. Samael Aun Weor, Buddha Maitreya, así como, trabajos de campo que hemos realizado, en las distintas zonas arqueológicas de México, Guatemala, Perú, Egipto, España Italia, Portugal, Francia, Marruecos etc., correspondientes a las culturas; Mayas, Aztecas, Olmecas, Zapotecas, Totonacas, Incas, Egipcias, Druidas entre otras.
#jesusagrario . #JesúsSaizG #JesúsSaizGarcia "

gnosis Samael Aun Weor

Añadir un comentario