Zaratustra por Samael Aun Weor

Visite nuestra página " http://www.jesusagrario.com " Los audios-videos son todos masterizados, así mismo las platicas del V.M. Samael Aun Weor de manera íntegras las pueden encontrar en nuestra lista de Youtube "La voz del Maestro audios de Samael Aun Weor" (Les compartimos el enlace)
https://www.youtube.com/playlist?list=PLC6VOv9QnuKtTNG3Nev9yqYXqyMl1tDks
Por su apoyo y preferencia ¡GRACIAS!

La leyenda de Zoroastro dice: “Todo aquel cuyas buenas obras excedan en tres gramos a su pecado, va al cielo; todo aquel cuyo pecado es mayor, al infierno; en tanto que aquel en el que ambos sean iguales, permanece en el Hamistikan hasta el cuerpo futuro o resurrección”. La región molecular es la región del Paraíso.

Aquellos seres que sufrieron mucho en la vida y que fueron relativamente muy buenos en ls vida, se sumergen en la felicidad del mundo molecular antes de volver a tomar un nuevo cuerpo físico. Las regiones moleculares están saturadas de felicidad. Las esencias humanas, en ausencia del “yo” pluralizado, gozan en esas regiones inefables... Samael Aun Weor
https://www.jesusagrario.com/paginas/maestros/zoroastro.html

Zaratustra reflexión de Sagrario G.E.

El filósofo y filólogo alemán Federico Nietzsche mencionó al súper-hombre en su obra “Así habló Zaratustra”: “Cuando Zaratustra tenía treinta años abandonó su patria y el lago de su patria y marchó a las montañas.
Allí gozó de su es­píritu y de su soledad y durante diez años no se cansó de ha­cerlo. Pero al fin su corazón se transformó, - y una mañana, levantándose con la aurora, se colocó delante del sol y le habló así: « ¡Tú gran astro! ¡Qué sería de tu felicidad si no tuvieras a aquellos a quienes iluminas!

Durante diez años has venido subiendo hasta mi caverna: sin mí, mi águila y mi serpiente te habrías hartado de tu luz y de este camino.
Pero nosotros te aguardábamos cada mañana, te liberába­mos de tu sobreabundancia y te bendecíamos por ello. ¡Mira! Estoy hastiado de mi sabiduría como la abeja que ha recogido demasiada miel, tengo necesidad de manos que se extiendan.

Me gustaría regalar y repartir hasta que los sabios entre los hombres hayan vuelto a regocijarse con su locura, y los po­bres, con su riqueza.
Para ello tengo que bajar a la profundidad: como haces tú al atardecer, cuando traspones el mar llevando luz incluso al submundo, ¡astro inmensamente rico!

Yo, lo mismo que tú, tengo que hundirme en mi ocaso, como dicen los hombres a quienes quiero bajar. ¡Bendíceme, pues, ojo tranquilo, capaz de mirar sin envidia incluso una felicidad demasiado grande!

¡Bendice la copa que quiere desbordarse para que de ella fluya el agua de oro llevando a todas partes el resplandor de tus delicias!

¡Mira! Esta copa quiere vaciarse de nuevo, y Zaratustra quiere volver a hacerse hombre.»

- Así comenzó el ocaso de Zaratustra en su descenso de la montaña vio a un anciano que le dijo: “Voy a darte un pequeño regalo, un látigo, si vais donde la mujer no olvides el látigo”

Esta frase ha sido mal interpretada, como si aconsejara al hombre azotar a la mujer. El látigo se debe usar para dominarnos a nosotros mismos y no dejarnos llevar de las pasiones animales.

Cuando Zaratustra llegó a la ciudad dijo; Vengo a hablar del súper hombre. Federico Nietzsche habló del súper hombre pero se olvidó del hombre. Porque el hombre es un tránsito y un ocaso, es un puente tendido entre el animal y el súper hombre. Primero hay que crear al hombre y después darnos el lujo de elevarlo al nivel del súper hombre. Sagrario G. E.
https://youtu.be/iRbFZecS5WU


En nuestros videos (jesusagrario) encontrarán distintas conferencias del Kalki Avatara de Acuario V.M. Samael Aun Weor, Buda Maitreya, así como, trabajos de campo que hemos realizado, en las distintas zonas arqueológicas de México, Guatemala, Perú, Egipto, España Italia, Portugal, Francia, Marruecos etc., correspondientes a las culturas; Mayas, Aztecas, Olmecas, Zapotecas, Totonacas, Incas, Egipcias, Druidas entre otras.
#jesusagrario . #JesúsSaizG #JesúsSaizGarcia "

gnosis Samael Aun Weor Zaratustra zoroastro

Añadir un comentario