La práctica del SAHAJA MAITHUNA

Practica del sahaja maithuna¿Cuál es la mejor técnica para desintegrar defectos durante la práctica del SAHAJA MAITHUNA? Los esposos deben, durante la cópula química, pedir ambos por la desintegración DEL MISMO DEFECTO.  Es falta de caridad y de amor el que el marido esté pidiendo por la desintegración de tal o cual defecto y la compañera esté por su lado, pidiendo por la muerte de otro defecto.

Es precisamente el poder del ANDRÓGINO, formado por la pareja en el trance sexual, el que va a utilizar la Divina Madre Kundalini para incinerar tal o cual agregado psíquico. 

Y si el FUEGO ELÉCTRICO lo dirigen ambos cónyuges hacia UN MISMO DEFECTO, la desintegración no se hace esperar. Repito: AMBOS CÓNYUGES DEBEN IMPLORAR POR EL MISMO DEFECTO.

El Sahaja-Maithuna al estilo Jñana-Yoga (sendero del conocimiento) practicado por los Matrimonios gnósticos debidamente constituidos, conocido también en el Indostán como Hatha-Yoga-Pradípika, enfatiza que el acto sexual sin eyaculación seminal con una mujer sagrada o sacerdotisa, es una herramienta poderosa para lograr la creación del Tosoma-Heliakon o cuerpo de Oro del Hombre Solar, para poder así fusionarnos con la dividad.

El Sahaja-Maithuna es la misma ciencia Supra-Sexual, que practicó el Buddha Siddhartha Gautama con su esposa Yosudara. Quién más tarde se reencarnó como el Lama Tsong-Kapa quien practicara de nuevo con su mujer el Sahaja-Maithuna y lo enseñara en secreto a sus discípulos y discípulas.

La Doctrina Jñana-Gnóstica-Budhista, enseñada por el Buddha Maitreya Samael, innegablemente es la misma ciencia y sabiduría antigua de los Rishis, Vedas, Satras, y que actualmente es practicada por los Lamas y Rishis de las escuelas Hinayanas del Tíbet y por los bonetes amarillos del Dalai Lama y otras ordenes Jñanas Secretas.

En el Nombre del Colegio de iniciados del Planeta tierra y de la orden sagrada del Tíbet, este maravilloso tesoro del Sahaja-Maithuna, lo ha entregado a la humanidad el V. M. Samael Aun Weor para que sea practicado por todas los que anhelen nacer del agua y del espíritu.

El Sahaja-Maithuna, la Sexo-Yoga, es el fundamento diamantino y eternal del Fiat luminoso y espermático del primer instante. Es incuestionable que si empuñamos valerosamente la lanza sexual de Eros (símbolo de la potencia sexual en connubio con el amor) con el sano propósito de reducir a polvareda cósmica en sucesivo orden a cada uno de los variados elementos subjetivos o “Yoes” inhumanos que llevamos en nuestro interior psicológico, que llevamos dentro, brota entonces la luz de la conciencia.

Quienes practican el Sahaja-Maithuna, quienes logran iniciar esta luminosa práctica, triunfaran en la aniquilación de “MARA el PAPAPURUSHA” Indostán, solo así podrán salvar a su Buddhata, (Alma-Conciencia), que sin duda les permitirá el despertar de la Serpiente Kundalini y lograr su ascensión por el Canal Medular “Nadi-Sushuma” (conocido también como el Brahmanadi central, el Sustentador del Universo o el sendero de salvación), hasta el cerebro, entrecejo y por último al corazón, y así lograr el desarrollo total de las “Siete serpientes de Fuego” para luego encarnar al “Buddha Íntimo del Púrusha” (es la divinidad única Omnipresente), y regresar al Nirvana.

Es urgente comprender que la antítesis, lo opuesto, lo tenebroso, lo demoníaco y contrario al Sahaja-Maithuna es el “Brahmacharya”(estudiantado célibe), Celibato o abstención sexual de los Yoguines o Faquires, anacoretas y monjes Infra-Sexuales de oriente y occidente, que desconocen radicalmente la vía directa o camino del medio “Del Boddhisattwa de corazón pasivo” para encarnar al Buddha Íntimo, y que en su asqueante “Brahmacharya” o celibato, muchos son los que terminan en el sendero del homosexualismo y del lesbianismo.

Es inaplazable entender que el celibato es de hecho, una aberración, un acto contra-natura, porque Dios hizo a la mujer para el hombre y al hombre para la mujer; “Odiar al Sexo es odiar a Shiva, el Dios Creador”.

El hombre célibe aborrece a las mujeres y a propio sexo, absurdamente desean enclaustrar su sexualidad, reprimirla, convirtiéndose sin darse cuenta en esclavos del mismo sexo, con sus derrames involuntarios de semen o poluciones nocturnas cuando duermen, ¿Quién lo Negaría?...

La ascética medieval de la fenecida Edad de Piscis, rechazaba el sexo calificándolo como tabú o pecado. La nueva ascética revolucionaria de Acuario se fundamente en el sexo; es claro que en los misterios del Lingam-Yoni se halla la clave de todo poder. De la mezcla inteligente del ansia sexual con el entusiasmo espiritual, surge como por encanto la Conciencia Mágica.

Debe quedar bien claro a los practicantes del celibato que, Buddha, Krishna, Jesús el Cristo, Moisés, y etc., etc., de ninguna manera fueron célibes, castrados volitivos, ni miserables Infra-Sexuales que odiaran su sexo y a la mujer, todo lo contrario, ellos Fueron Supra-Sexuales que amaban intensamente a su pareja sacerdotisa, que practicaban el Sahaja-Maithuna sin eyaculación seminal “Shahra”. Y enseñaron URDHVARATA (magia sexual, el Arcano A.Z.F.) en secreto a sus Chelas.

La Magia Sexual (Sahaja-Maithuna) entre marido y mujer, se fundamenta en las propiedades polares que ciertamente tienen su elemento potencial en el sexo. No son hormonas o vitaminas de patente lo que se necesita para la vida, sino auténticos sentimientos del tú y del yo, y por ende el intercambio de las más selectas facultades afectivas, eróticas, entre el hombre y la mujer.

El Buddha Maitreya Samael nos explica que, alimentándonos con el Súmmum de la Planta “Soma” (la comida de sacrificio de la que se alimentan los dioses), que es el Semen, y comiendo los frutos del árbol de la vida “Bodhi” (iluminación), en pleno Sahaja-Maithuna, nos permitirá recuperar a Nuestro Buddhata o perla sagrada que se encuentra en el interior de Mara, para así poder fabricar el Tosoma-Heliakon, el cuerpo de Oro del Hombre Solar, para de esta manera lograr la fusión integral con el Buda Íntimo y con las tres Raíces de la Luz, “Brahama – Shiva – Vishnu”. Samael Aun Weor

  • 6 votos. Media 4.33 de 5.

Añadir un comentario