Como defenderse de los tenebrosos

Los perversos están fuera y dentro de nosotros mismos. Aquellos que están dentro son los Demonios Rojos de Seth, viva personificación de nuestros defectos psicológicos. Los tenebrosos que están fuera de nosotros mismos son las Hermanos de la Fraternidad Tenebrosa. Obviamente las potencias tenebrosas luchan a muerte contra los Iniciados, tratando de sacarlos del camino que conduce a la liberación final.

El Ego, las emanaciones de Obstinado, los Demonios, condenan a muerte a Pistis Sophía -al Alma Humana- y esta sentencia se cumple totalmente. Los tenebrosos condenan a muerte al Iniciado. Gozan los tenebrosos cuando el Ego no muere; es obvio que los tenebrosos se sienten satisfechos cuando la sentencia de la Logia Negra se cumple. Los Tribunales de la Fraternidad Tenebrosa condenan a muerte al Iniciado. Los tenebrosos luchan por hacer caer al Iniciado, por atraparle, por no permitirle su liberación.

El Cristo puede proteger al asceta gnóstico, si así lo quiere. Las potencias tenebrosas celebran reuniones para planear ataques contra Pistis Sophía. El gnóstico tiene fe en el Cristo y éste le salva... Sólo el Cristo Íntimo puede ayudarnos; empero el Señor Interior sin la Serpiente –la Divina Madre- nada puede hacer. “Se mueven furtivamente, entre las tinieblas, las fuerzas enemigas”.

“El Cristo Íntimo, encarnado, no solamente ayuda sino que además ayuda a ayudar”. “Sólo los Adeptos de Perfección lo tienen encarnado. Empero os digo: sed vigilantes, porque en estos tiempos del fin son muchos los que presumen de ser Adeptos de Perfección”. “Muy raro es el que logra encarnarlo. Empero existen también algunos equivocados sinceros que piensan de sí mismos lo mejor. Esos dicen: Yo lo tengo encarnado, yo soy el Cristo”. “

Tales gentes se engañan a sí mismas y engañan a otros. Entonces, si alguno os dijere: Mirad, aquí está el Cristo, o mirad, allí está, no le creáis. Porque se levantarán falsos Cristos y harán grandes señales y prodigios, de tal manera que engañarán, si fuere posible, aún a los escogidos”. “Ya os lo he dicho antes”. “Así que, si os dijeren: Mirad, está en el desierto, no salgáis; o mirad, está en los aposentos, no le creáis”. “Porque como el relámpago que sale del Oriente y se muestra hasta el Occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre”.

“Dentro de cada ser humano existe una ciudad psicológica terriblemente maligna, poblada por los demonios del deseo. ¡Necesitamos destruir tal ciudad!”.“No debemos olvidar jamás que el Infierno y el Paraíso existen aquí mismo y no en ningún otro mundo”. “El Infierno se halla ubicado dentro de nosotros mismos y dentro de las entrañas de la Tierra. El Paraíso se halla ubicado dentro del Ser y en las dimensiones superiores del mundo”

Además de llamarle “Obstinado”, Jesús El Cristo califica al Ego de “Príncipe de este Mundo”. “Las emanaciones del Príncipe de este Mundo son los Demonios Rojos de Seth. Las emanaciones del Príncipe de este Mundo caen en el Caos Inferior -los mundos infiernos-“ “Los tenebrosos que dentro de nosotros están, pertenecen a los mundos infiernos, a la Morada de Plutón”. “En los mundos infiernos, los Regidores vigilan a los tenebrosos y no les permiten salir de la Morada de Plutón”

Esto significa que los Tenebrosos o Adeptos de la Mano Izquierda viven en las dimensiones inferiores, en los mundos infiernos, y no se les permite salir de allí. Los Magos Negros o Tenebrosos utilizan el Ego de cada uno de nosotros para desviarnos de la rocallosa Senda que conduce a la liberación final, a la auto-realización íntima del Ser. La Esencia, embutida entre los propios “Yoes” tenebrosos, no puede escapar de su prisión hasta tanto logremos la muerte suprema de cada uno de los “agregados psíquicos”. “El poder de los Demonios Rojos de Seth, en el Caos, debe ser anulado poco a poco por el Cristo Íntimo y la Divina Madre. La Luz que está metida dentro de los Demonios Rojos de Seth, debe ser retirada en forma revolucionaria”.

La Esencia libre de “Yoes” va hacia las regiones luminosas, hacia el Paraíso, hacia los Niveles Superiores del Ser, mientras que el Ego busca las regiones sub-lunares, los mundos infiernos, a los cuales pertenece. En sí mismo, el Ego está estructurado con materiales muy pesados, con Hidrógenos pertenecientes al mundo de las 96 leyes, de las 192 leyes, de las 288 leyes y así sucesivamente. Las “emanaciones materiales” del Obstinado Ego, además de dañar terriblemente el vehículo físico, nos lanzan hacia abajo, hacia las regiones infernales, “donde sólo se escucha el llanto y el crujir de dientes”.

Cada vez que el cuerpo físico duerme, el Ego deambula proyectando sueños por las regiones sub lunares de la Naturaleza o Astral Inferior, es decir, proyectando odios, lujurias, iras, envidias, codicias, celos, miedos, prejuicios, preconceptos, dogmas, etc., en un estado de absoluta inconsciencia. El estudiante gnóstico revolucionario, serio, definido, entiende todas estas cosas tan graves y durante el curso del día se esfuerza por permanecer en estado de alerta, en estado de recuerdo de sí, auto-observándose juiciosamente, de modo tal que durante las horas del sueño pueda ir hacia las regiones superiores de la Naturaleza y del Cosmos. En este asunto de la lucha contra los tenebrosos, la Oración en el Trabajo es de cardinal importancia. Hay necesidad de suplicar al Padre y a la Divina Madre diariamente -y también saber utilizar las Conjuraciones Mágicas- para alejar a las entidades infernales o “Hermanos de la Fraternidad Tenebrosa”.

Nunca debemos olvidar que dentro de la particular ciudad psicológica, cada uno de nosotros estará ubicado donde tenga colocada la conciencia. Es obvio que si la conciencia egoica o conciencia atrapada por el Ego- está ubicada en prostíbulos, cantinas, asuntos de trabajo o de estudios, problemas familiares, recuerdos dolorosos o pasionales, proyectos con miras al futuro, sentimentalismos, etc., allí estaremos ubicados durante las horas del sueño.

Caso contrario, si nuestra conciencia libre está activa y colocada en los asuntos de la Gnosis y del trabajo esotérico, lo que de hecho implica tomar la vida como escuela o “gimnasio psicológico”, durante las horas del sueño tendremos oportunidad de visitar las regiones de la luz y los tenebrosos no podrán ejercer sobre nosotros sus nefastas influencias. “La oscuridad está en las regiones tenebrosas, los tenebrosos son impotentes ante la luz”. Los Tenebrosos tienen en su haber infinidad de recursos malévolos para atacar al devoto del Camino Secreto. Estas diversas formas de ataques tenebrosos son los siguientes:

1º- Durante el sueño normal, común y corriente. 2º- Durante el estado de vigilia. 3º- Con trabajos de Magia Negra. 4º- Con obsesiones psíquicas. 5º- Con enemistades. 6º- Por medio de vicios: drogas, alcohol, etc. y con pésimas costumbres. 7º- Por medio de falsos Profetas o falsos Maestros. 8º- Con intervención de “elementarios”. 9º- Por medio de sustancias dañinas. 10º- Mediante ciertos aspectos de la Cultura del Anticristo. A continuación reseñamos en qué consisten esos ataques y la manera correspondiente de contrarrestarlos. Merced a la presencia del Ego, aquellos que recorren la Senda Gnóstica suelen ser atacados cuando se entregan al sueño común y corriente. En las dimensiones inferiores existen Templos de Magia Negra y desde allí sus afiliados tenebrosos envían a ciertas Magas Negras bellísimas y seductoras –o bien Magos Negros- con el único propósito de hacer caer sexualmente al estudiante.

Ellos y ellas saben que si el aspirante derrama su licor seminal, se debilita aún más su Esencia libre de “Yoes” y no puede fabricar los Cuerpos Existenciales Superiores del Ser. Es decir, saben que se le fortalece el “Yo” de la lujuria y que inevitablemente sufrirá de poluciones nocturnas. Una de las formas de combatir este tipo de ataques es el siguiente: 1º- Antes de entregarse al sueño normal, el aspirante hará la Estrella Microcósmica. 2º- Relajará su cuerpo y se colocará en esta de recuerdo de sí. 3º- Recitará la Conjuración de los Cuatro y la Conjuración de los Siete, y también la Invocación de Salomón. 4º- También puede entonar el Canto Mántrico que el Ángel Aroch entregó, y que a la letra dice:

Belilín, Belilín, Belilín, Ánfora de Salvación, Quisiera estar junto a ti. El materialismo no tiene fuerza junto a mí. Belilín, Belilín, Belilín. Utilizando los procedimientos y mantrams que el V.M. Samael ha entregado, suplicara a su Madre Natura que le ayude a desdoblarse astralmente, en forma positiva y consciente. También puede el aspirante gnóstico utilizar la Disciplina Tántrica de la Yoga del Sueño para lograr ese intento. El poder del verbo surge de la castidad. Quienes diariamente trabajan sobre sí mismos, trasmutando sus energías sexuales, eliminando el Ego y sacrificándose por la humanidad, reciben la ayuda del Padre-Madre Interior y de los Venerables Maestros del Círculo Consciente de la Humanidad Solar, sobre todo de los Maestros del Rayo de la Fuerza, por lo que entonces los Tenebrosos no pueden hacerles descargar la valiosa reserva seminal mediante poluciones nocturnas.

“Velad y orad para que no caigáis en tentación”, dijo Jesús El Cristo, el mayor Instructor de la humanidad terrícola. “Velar” es hacerlo todo conscientemente, es no olvidarse de sí mismo, del propio Ser, y “Orar” es platicar con Dios. Los Tenebrosos se valen de la debilidad mental, emocional y sexual de la gente para inducirla al delito. El estudiante gnóstico debe entonces vigilar u observar de momento en momento- los movimientos del Ego en sus tres cerebros, a fin de no dejarse seducir por las tentaciones de codicia, de robo, de lujuria, etc.  

Conviene siempre recordar que la Fraternidad Tenebrosa utiliza los propios “Yoes” tenebrosos, los de cada uno de nosotros, para obligarnos a cometer fechorías. Con mucha perseverancia los Tenebrosos emplean la Magia Negra con el cruel propósito de dañar e incluso de meter miedo a los aspirantes. Este tipo de males no pueden curarse con productos de Farmacia; los galenos de la ciencia médica oficial son impotentes para sanar enfermedades provocadas por la Magia Negra y se hace necesario utilizar los métodos o procedimientos que, para tal efecto, nos ha revelado el V.M. Samael Aun Weor en sus libros, muy particularmente en el “Tratado de Medicina Oculta y Magia Práctica” y “Logos-Mantram-Teurgia”. En tal sentido conviene mucho al aspirante gnóstico observar y comprender todo lo relativo a su particular Nivel del Ser, pues todas esas cuestiones de brujerías, hechicerías, vampirismo, etc., son atraídas por simple Ley de Afinidades Psicológicas, es decir, por cierto tipo de “Yoes” que tienen afinidad con esas manifestaciones del psiquismo inferior.

El cristianismo esotérico y gnóstico afirma, solemnemente, que “los enemigos del alma o enemigos de Dios son los agregados psíquicos, los Demonios Rojos de Seth”. Prevaliéndose del Ego, los Tenebrosos de la Mano Izquierda saben también obsesionar a sus víctimas con ideas fijas, alucinaciones o fantasías de tipo infernal. En el Evangelio Crístico muchas veces se cita el caso de posesos. El poseso –cuyo nombre es “legión”- no es otra cosa que un “médium” de la espiritiadera que sufre convulsiones epilépticas a causa de los “Yoes” de los desencarnados que en él se incorpora. También el poseso es alguien obsesionado por larvas astrales y larvas mentales, propias del Mundo Astral Inferior y del Mundo Mental Inferior, e incluso poseído por demonios.

Los ataques con larvas astrales y mentales pueden contrarrestarse con los exorcismos y conjuraciones, y además con sahumerios de Salvia y Ruda, por ejemplo, ordenando a los Tenebrosos que se retiren en el nombre del Cristo, por el poder del Cristo, por la majestad del Cristo. En cualquier caso, lo concluyente y definitivo es declararnos a sí mismos una guerra a muerte, despiadada y cruel; una guerra contra el “Yo mismo”, a fin de eliminar todas esas obsesiones tenebrosas que degradan la condición humana y nos llevan hacia la involución extrema o entropía. Los Magos Negros crean enemistades entre las personas.

Entonces el devoto es atacado por gentes enemigas, inducidas éstas por la Logia Negra. Si el aspirante al auto-conocimiento o auto-gnosis no sabe permanecer sereno, si no ha aprendido a ser mesurado y comprensivo en el mundo de relaciones, es decir, si no ha practicado la Ciencia de la Transformación de las Impresiones, entonces desde luego reaccionará violentamente y hasta es posible que se retire de los estudios gnósticos. En tal caso los “agregados psíquicos” del amor propio, asociados íntimamente con los “Yoes” de la ira, del resentimiento y muchos otros, serán los elementos utilizados por los Tenebrosos para desviar al orgulloso aspirante. De allí la importancia de cultivar y desarrollar la capacidad de amar y perdonar, porque escrito está que “el desarrollo anímico sólo es posible mediante el perdón a los otros”.

Los Venerables Maestros del Círculo Consciente de la Humanidad Solar operan sobre los centros superiores, en tanto que la Fraternidad Tenebrosa opera sobre la parte mecánica de los cinco centros inferiores. La mecanicidad de los centros sirve, pues, a los propósitos de las potencias del mal que trabajan incansablemente para mantenernos en estado de sueño y no podamos cristalizar alma. Los Tenebrosos, en efecto, suelen valerse de la tendencia del Ego hacia los vicios y placeres mundanales, todo con el insano propósito de alejarnos del Reino de Dios y su Justicia.

Para lograrlo, la Fraternidad Tenebrosa induce al uso del licor y de las drogas, e impulsa hacia los delitos de la fornicación y del adulterio. Las sensaciones infra-instintivas, tales como la gula, la pereza, el miedo, la sensualidad, etc., deben ser eliminadas si es que no deseamos convertirnos en víctimas fáciles de las seducciones tenebrosas. Escrito está que “el delito se viste de Mahatma o Maestro, de Gurú, de Sacerdote”, etc., e incluso “se disfraza con la túnica de la santidad, se ampara tras el signo sagrado de la cruz”, corrompiendo cuerpos y almas, alejando a las Esencias del Real Camino. El Ego, en efecto, manipulado por las potencias del mal adultera las enseñanzas de los grandes Avataras o Mensajeros de la Divinidad, convirtiendo la verdadera religiosidad en seudo-religión y el auténtico esoterismo en seudo-esoterismo.

En la Biblia hebraica se habla de los Baales, de esos Magos Negros o Tenebrosos de altísima peligrosidad que han fundado seudo-escuelas disfrazadas con aquello de “Fraternidad Universal”, “Amor Universal”, “desarrollo integral del hombre” y otras tantas frases del mismo tenor. Tales pseudo escuelas no conducen a ninguna parte, excepto a la involución sumergida, pues aborrecen la “Doctrina de los Muchos Yoes” y suelen pronunciarse contra el Arte Hermético, contra la Alquimia y sus métodos de transmutación del Mercurio de los Sabios. Son pues, los Baales, falsos místicos, falsos esoteristas y falsos religiosos que llevan las almas hacia el Abismo.

¿Cómo reconocerlos? Siguiendo las recomendaciones del Evangelio Crístico, que al respecto nos dice: “por sus frutos los rconoceréis”... Entiéndase por “Elementarios” ciertas larvas o “Yoes” que se forman en la atmósfera astral y mental de quienes por causa de la Imaginación mecánica o fantasía, las emociones negativas y la pésima utilización de la energía sexual, crean ese tipo de demonios que de momento en momento se roban parte de la conciencia y de la energía vital.

A través de la pornografía, de la música sensiblera y chabacana, las telenovelas, radionovelas, teatro de baja calidad, películas en las que impera la violencia y la infra-sexualidad, revistas, periódicos y en general utilizando los medios de comunicación social, las potencias tenebrosas provocan el surgimiento de los mencionados “Yoes-Larvas”, entre los cuales el esoterismo cita los siguientes: los “Súcubos” y los “Íncubos”. Los “Dragones”. Los “Basiliscos”. Los “Aspis” y “Fantasmatas”, etc.

Los “Íncubos” son engendrados por la mujer y los “Súcubos” son engendrados por el varón, cuando ambos se dan a la no muy edificante actitud de recrearse con imágenes morbosas que hacen aparecer en la pantalla de la imaginación desnaturalizada. Esos “Yoes Elementarios” incitan a sus progenitores a repetir el acto que les dio vida, debilitándoles de ese modo el cerebro y provocándoles involuciones o degeneraciones del Ens Seminis en el caso del varón- y de las secreciones sexuales en el caso de la mujer.

Los “Fantasmatas” son entidades metafísicas que a manera de moscas- se introducen en los lechos de los fornicarios para inficionar el Ens Séminis eyaculado y las secreciones sexuales derramadas, de donde surgen toda clase de larvas. La Larva Astral llamada “Dragón” invade mucho las recámaras de las prostitutas. En general, todos los “Yoes-Larvas” son hijos del semen corrompido. La formación de este tipo de “Yoes” puede evitarse mediante la auto-educación de los tres cerebros de nuestra máquina orgánica: el intelectual, el emocional y el motor-instintivo-sexual.

En su libro titulado “Logos-Mantram Teurgia”, el Maestro Samael refiere lo siguiente: “Hay enfermos que han sido dañados sin escrúpulos, ni siquiera con lo más rudimentario sino hasta con substancias funerarias o substancias repugnantes. El enfermo por ingestión de substancias funerarias presenta estos síntomas: color cadavérico si el enfermo no es muy flaco ni muy gordo y espectral si el enfermo es de contextura delgada y se le ven fácilmente los huesos. Además, sienten una bola que se mueve y gira constantemente en el interior de su estómago”.

Luego el Maestro añade: “También existen niños que han sido perversamente dañados con substancias funerarias, y hay también casos en que las personas han dañado en forma inadvertida e inconsciente a un niño. Conocimos el caso de una niña  como de dos años- cuyo aspecto físico era realmente como de un espectro. Sus familiares habían asistido a un sepelio o entierro, y luego, al regresar del Cementerio, se pusieron en contacto con la niña como es natural-y la tocaron.

De esta manera la contaminaron con fluidos vitales, infecciosos y mortales. En este caso la medicina oficial fracasó. Nosotros, los Hermanos Mayores del Templo, la curamos recetando 9 baños de leche con hierbabuena. Este baño se prepara fácilmente: se cuece la hierbabuena con leche y con élla se baña al niño enfermo.

Estos baños se hacen por 9 días. El resultado fue magnífico: la niña sanó totalmente”... “Nuestra civilización, en apariencia tan brillante por la conquista del espacio y la penetración en la materia, está carcomida por la lepra de una ética decadente, de homosexualismo, lesbianismo y drogadicción. Esta civilización ha entrado en una etapa de involución y está a punto de liquidarse, tal como ha ocurrido con otras civilizaciones. Esto nos lo demuestra la orgullosa e imperial Roma, donde los signos de involución surgieron cuando a la grandeza de una nación moral y austera le sucedieron cambios radicales que la hundieron en el vicio, aún habiendo sido una comunidad conquistadora del mundo antiguo”.

En el libro “Pistis Sophía”, develado por el V.M. Samael Aun Weor, podemos leer lo que a continuación transcribimos: “Sophía el Alma Humana, después de haber sido absorbida, sufre intensivamente”. “Los poderes materiales del obstinado intelecto rodean a Pistis Sophía y la oprimen lamentablemente”. “El obstinado intelecto del Anticristo, expresándose por doquiera, mira con desprecio a Sophía”.

El Anticristo intelectual, viva manifestación del Ego animal, realiza por doquiera milagros falsos y prodigios engañosos: bombas atómicas, aviones supersónicos, submarinos atómicos, cohetes atómicos tele-dirigidos, viajes a la Luna, etc., etc., etc.” “Con todos estos falsos milagros y maravillas, el Anticristo odia a Sophía. Las gentes, todas, doblan su rodilla ante el Anticristo y dicen: No hay como la Bestia.

“Doctrinas falsas se propagan por doquiera, quitándole a la pobre humanidad doliente los valores eternos. El materialismo absurdo y el repugnante ateísmo quieren arrebatarle a Sophía todos sus poderes de Luz”. “Por estos tiempos tenebrosos del Kali Yuga, en vísperas del Katum 13, cuando se acerca la catástrofe que cambiará totalmente la fisonomía terrestre y acabará con toda la humana especie, se sienta en el trono de Sophía el Anticristo del intelectualismo.

La Real Sabiduría o Sophía, es desplazada por las sabihondeces de los bribones del intelecto”... Hasta allí la cita. Los Tenebrosos, ciertamente, son terriblemente intelectuales, poseen un intelectualismo sin espiritualidad, son unos “bribones del intelecto”, y aparecen ante las multitudes como dueños y señores de la Real Sabiduría. Esos Tenebrosos utilizan el intelecto del estudiante gnóstico como instrumento para alejarlo del Camino que conduce hacia la Luz, influyendo claro está- intelectualmente sobre él. Además del chispeante intelectualismo, con el cual deslumbran a los estudiantes gnósticos desprevenidos, aún no preparados, los Tenebrosos desvían al devoto induciéndolo a la fornicación.
 

¿Cómo, de qué manera? Utilizando teorías seudo-científicas sobre el sexo y la sexualidad, o bien divulgando opiniones seudo-esotéricas y seudo-religiosas en apariencia sublimes que desorientan a quienes carecen de estudios profundos sobre la Ciencia Alquimista y su famosa Magia Sexual.  La verdadera cultura palabra que por cierto viene de “cultivar” no consiste en llenarnos la mente de teorías, en devorar intelectivamente cuanto libro salga al mercado, sino en el pleno conocimiento de sí mismos, lo que de hecho nos permite eliminar lo falso y desarrollar lo esencial, lo real, de modo que podamos vivir consciente e inteligentemente, de acuerdo con los principios fundamentales del Ser, del Dios Íntimo. La falsa cultura imperante hoy en el planeta Tierra, señala o acusa la intervención de las potencias tenebrosas.

Ellas han inculcado en las mentes de los pobladores del planeta que lo único importante es “sobresalir, subir al tope de la escalera social, ser alguien en la vida”, para lo cual el dinero y los títulos universitarios según esos Adeptos de la Mano Izquierda- “son absolutamente necesarios”. Por otra parte, la Fraternidad Tenebrosa ha implementado variados tipos de diversiones y entretenimientos para hipnotizar a las multitudes, para que éstas se olviden de sí mismas.

Al propio tiempo, los enemigos del Eterno Dios Viviente han creado una industria de la vanidad, mediante concursos de belleza, festivales con diferentes premios para exaltar la falsa personalidad, y exhibiciones de modas, además de la fabricación de lujosos automóviles, joyas, cremas, pinturas artificiosas, etc. En el terreno de la economía mundial, los Tenebrosos no sólo manejan la Banca y el Comercio, sino que además hacen creer que la competencia solucionará todos nuestros males, desplazando así el generoso y altruista sentido de cooperación.

Como si fuera poco, en el campo político los Adeptos de la Mano Izquierda influyeron en la creación de los partidos subjetivos de la llamada “democracia cristiana”, “social democracia”, etc., cuyos líderes hablando en nombre del pueblo utilizan a los ingenuos y dormidos votantes para satisfacer sus apetencias personales, sus ansias de poder y de mando, sus orgullos y vanidades, sus ambiciones y codicias, y así sucesivamente.

En este sentido los aspirantes gnósticos no debemos olvidar que la verdadera Democracia es un estado conscientivo del hombre y de la mujer verdaderamente libres, es decir, que han eliminado el Ego, el “Yo”, el “mí mismo”, y por lo tanto las teorías social-cristianas, social-demócratas, marxistas-leninistas, etc., son sólo opiniones del Anticristo intelectual que desde luego nada tienen que ver con la Gran Realidad de la Vida libre en su movimiento, con lo Divinal. Téngase en cuenta que los Tenebrosos instruyen al Ego en las dimensiones inferiores, en los mundos infiernos.

Secuencialmente, cuando el soñador regresa al estado de vigilia trata de actuar de acuerdo con las falsas ideas que le han colocado en el subconsciente, y otro tanto sucede con la propaganda subliminal que en todas las latitudes del mundo físico envían las fuerzas del mal, ya a través de la Televisión, la Radio y la Prensa escrita, cuyas nefastas impresiones son colocadas en el inconsciente de las multitudes. La única manera de liberarnos del intelectualismo del Anticristo, es auto aplicándonos las ideas del gnosticismo universal, trabajando sobre sí mismos con los tres factores de la revolución de la conciencia, de modo que podamos escuchar la voz del corazón, la voz de nuestro Padre que está en secreto, y guiándonos según ella.

CONCLUSIONES: “Desintegrando los agregados psíquicos, viva personificación de nuestros defectos psicológicos, nos establecemos firmemente en el Cielo de nuestro país psicológico, esto es, en los Niveles Superiores de nuestro propio Ser, aquí y ahora”. “Desintegrando los agregados psíquicos, haremos de nuestra vida una Obra Maestra”.

Por todo cuanto llevamos reseñado, podemos fácilmente inferir que “debemos permanecer siempre en guardia, alertas y vigilantes, como el vigía en época de guerra”, si es que no queremos ser fáciles víctimas de las potencias tenebrosas. Es necesario, además, “pronunciar con emoción positiva los mantrams secretos”, a fin de quedar –como señala el Sagrado Ritual de Cuarto Grado- “acorazados con verbos mágicos de gran poder”.

Así, pues, hay que saber conjurar a los “enemigos de la noche”, a los propios “agregados psíquicos”, y también a los Tenebrosos que fuera de nosotros están. Dada nuestra debilidad e impotencia, urge invocar el auxilio de nuestro Padre y de nuestra Madre Divina, así como también solicitar la ayuda de las Jerarquías Solares, sobre todo de los Maestros del Rayo de la Fuerza, para que las potencias del mal no puedan causarnos daños físicos ni psicológicos.

Al respecto, en el Ritual Gnóstico de Tercer Grado encontramos una bellísima oración a la Divina Madre que a la letra dice: “¡Oh Isis, tú que haces triunfar a Osiris de sus enemigos, coge también en tus lazos a los enemigos míos! Esos son los terribles Demonios Rojos, las horribles entidades de Seth que personifican nuestros errores”...

¡Oh Isis, Madre mía Kundalini, Serpiente Alada de Luz, tú que haces que Osiris triunfe de sus enemigos, defiéndeme contra los míos en esta noche tenebrosa, en esta noche de combates, en esta noche en que serán derribados los enemigos del Señor de los Mundos” Obsérvese, en este sentido, que la enseñanza gnóstico-cristiana sugiere que “debemos elevar el Alma hasta Dios”, que “debemos entregarnos totalmente a nuestro Dios Interior Profundo” porque “los enemigos que se mofan de nosotros, dentro de nosotros están”. Y añade seguidamente:

“Quien trabaja sobre sí mismo esperando en el Señor Intimo, no será expuesto a la ignominia”, es decir, no será víctima de los “Yoes” tenebrosos ni de los Magos Negros o Hermanos de la Fraternidad Tenebrosa. En su libro “Las Tres Montañas”, Capítulo Nº 12, el V.M. Samael Aun Weor testimonia cómo se procesa esta lucha contra las Potestades Negras, y relata del siguiente modo su propia experiencia: “Muchas veces hube de enfrentarme valerosamente a las Potestades Negras que dijera el Apóstol Pablo de Tarso en el Capítulo 2 a los de Efeso”.

“Incuestionablemente el adversario más peligroso de aquella noche tenía el título fatal de Anagarika. Quiero referirme, en forma enfática, al demonio Cherenzi”. “Aquella repugnante criatura tenebrosa había enseñado en el mundo Tantrismo Negro (Magia Sexual con eyaculación seminal)”. “El resultado aparecía a simple vista: cola diabólica desarrollada y horripilantes cuernos”. “Aquel tántrico de la Mano Izquierda llegóse ante mi presencia, acompañado por otros dos demonios”.

“Parecía sentirse muy satisfecho con el abominable Órgano Kundartiguador (la satánica cola brujesca y terrible, el fuego sexual proyectado desde el coxis hacia los infiernos atómicos del hombre, secuencia o corolario del Tantrismo Negro)”. “ A quemarropa, como dicen por ahí, le espeté la siguiente pregunta: ¿Tú me conoces? Respuesta: ¡Si!, te vi una noche en la ciudad de Bacatá, cuando yo dictaba una conferencia”. “Lo que luego sucedió no fue ciertamente muy agradable: aquél Anagarika me había reconocido, y enfurecido arrojaba fuego por los ojos y la cola. En forma violenta quiso herirme; yo me defendí con las mejores conjuraciones de la Alta Magia, y al fin huyó con sus acompañantes”...

“Solitario continué por mi camino; en la noche del misterio, aullaba el huracán”. “En las hondas profundidades de mi Conciencia tenía la extraña sensación de estarme despidiendo de todo y de todos”. “ Jadeante, cansado, después de haber peleado muchas veces contra la tiranía del Príncipe de las Potestades del Aire, que es el espíritu que ahora reina sobre los hijos de la infidelidad, me metí dentro de la Iglesia Gnóstica” A los agregados psíquicos hay que sacudirlos y eliminarlos como a langostas. ¡Tiemblan las rodillas de aquellos que tienen Ego y sus carnes están magras! ¡Cuán débiles son aquellos que tienen conciencia egoica, cómo tiemblan de temor! Los tenebrosos se burlan de los Iniciados caídos y sólo la Gracia del Cristo Íntimo puede salvar a los caídos”. Samael Aun Weor

 

  • 1 voto. Media 5.00 de 5.

Añadir un comentario