El rayo de los Maestros de la Logia Blanca

maestrosCada uno de los Maestros de la Logia Blanca, pertenece a un Rayo determinado, pues existen siete rayos de evolución cósmica: 1. Rayo Lunar 2. Rayo Mercuriano 3. Rayo Venusino 4. Rayo Solar 5. Rayo Marciano 6. Rayo Jupiteriano 7. Rayo Saturniano

Cada Maestro evoluciona y se desenvuelve en su rayo propio, y nunca cambia de rayo. En los mundos internos, cada uno de los siete rayos tiene su templo de misterios.

Yo, AUN WEOR, Maestro del Rayo de MARTE, doy testimonio de estas cosas, no porque lo haya leído en libros, como hacen los teorizantes, sino porque lo he vivido. 

Soy un Hijo de la Resurrección, y doy testimonio de la Resurrección de los muertos, porque yo, AUN WEOR, resucité de entre los muertos vivientes, y mi deber como INICIADOR de la Nueva Era ACUARIA, es dar testimonio de la Santa Doctrina del Divino Rabí de Galilea, a fin de que esta Santa Doctrina del Salvador del mundo se difunda por toda la faz de la tierra sin distinción de raza, sexo, casta o color.

Cada uno de estos Rayos tiene su Jefe: 1º Jefe del Rayo Lunar: GABRIEL. 2º Jefe del Rayo Mercuriano: RAPHAEL. 3º Jefe del Rayo Venusino: URIEL. 4º Jefe del Rayo Solar: MICHAEL. 5º Jefe del Rayo Marciano: SAMAEL. 6º Jefe del Rayo Jupiteriano: ZACHARIEL 7º Jefe del Rayo Saturniano: ORIFIEL.

Estos son los siete Rayos de que tanto han hablado los teosofistas... Dentro de la influencia de estos rayos evolucionan millones de seres e innumerables Jerarquías.

Todo ser humano puede saber a qué rayo pertenece, con solo​ contar las líneas transversales de su frente: Los que tengan una sola línea, pertenecen al Rayo LUNAR.​ Los que tengan dos líneas, pertenecen al Rayo MERCURIANO. Los que tengan tres líneas, pertenecen al Rayo VENUSINO. Los que tengan cuatro líneas, pertenecen al Rayo SOLAR. Los que tengan cinco líneas, pertenecen al Rayo MARCIANO. Los que tengan seis líneas, pertenecen al Rayo JUPITERIANO. Los que tengan siete líneas, pertenecen al Rayo SATURNIANO. (Véase el «Curso Zodiacal»).

Todos los Maestros de los Siete Rayos somo​s "Hijos de la Resurrección", todos nosotros hemos atravesado las amarguras del Calvario; todos nosotros hemos experimentado, en sí mismos, la Ascensión del Señor.

Ningún Maestro se sale de su Rayo jamás, cada Maestro trabaja únicamente en su Rayo. El Jefe de nuestro Rayo es nuestro PADRE que está en los cielos. Ningún Maestro abandona jamás a su PADRE que está en los cielos, por ello es que es imposible que un Maestro vaya pasando de un Rayo a otro, como creen los teósofos.

Yo, AUN WEOR, soy hijo de mi PADRE SAMAEL, y aunque en mi pasado evolucioné bajo la regencia de distintos planetas, jamás pude salirme del Rayo de SAMAEL, porque AUN WEOR es una chispa desprendida de la llama de SAMAEL; así pues, de SAMAEL salí y a SAMAEL volví, y en todas mis reencarnaciones he tenido cinco líneas en la frente.

  • 2 votos. Media 5.00 de 5.

Añadir un comentario