Clasificación de las plantas

Plantas medicinalesPLANTAS MEDICINALES PLANTAS ANTIRREUMÁTICAS  Fresno (hojas): infusión en fricción o fumigación. Limón: fricción con jugo, y beber el jugo con agua sin azúcar. Albahaca: infusión, fricción, fumigación. Ajenjo: fricción, cocimiento, fumigación. Salvia: fricción, cocimiento, fumigación. Romero: infusión, fricción, fumigación. Saúco: infusión, fricción, fumigación. Cada una de estas plantas cura los reumatismos articulares y musculares, limpia la piel de los malos humores, etc.

PLANTAS ANTINERVIOSAS Y CALMANTES  Amapola (flores), hojas de Naranjo, Tintura de Valeriana, hojas de Tilo. Cualquiera de estas plantas se puede tomar como bebida ordinaria para calmar los nervios y dolores de cabeza. Cada una de estas plantas es el cuerpo físico de una criatura elemental de la naturaleza, y si se quiere obtener éxito en la curación de las enfermedades utilizando plantas curativas hay que bendecirlas y ordenarle al elemental vegetal sanar al enfermo, pues vuelvo a repetir que, no son las plantas las que curan sino los elementales vegetales o principios vitales ocultos en cada hierba, raíz y árbol.

Esta ciencia de la Elementoterapia, se fundamenta sólidamente en la sabiduría médica del Maestro de la Logia Blanca, Paracelso, y todos aquellos estudiantes de espiritismo, teosofismo y rosacrucismo que critican la Elementoterapia, son totalmente analfabetas en este ramo profundo que nos legó el insigne Maestro.

PLANTAS DEPURATIVAS  Zarzaparrilla, Gualanday, Grama, Fresno (hojas), Nogal (hojas), Cola de Caballo (toda la planta), Cabuya o Fique (raíz), Martín Galvis (hojas y flores). Cada una de estas plantas tienen las siguientes propiedades: Expulsan fuera sustancias venenosas de la sangre. Curan los catarros crónicos, reumas antiguas, gota, reumatismo, mal de piedra, flujos blancos, flujos de la uretra, enfermedades venéreas, sífilis, blenorragia, sarpullidos, escrófulas, enfermedades de la piel, llagas, enfermedades de los riñones, eczemas, y en general expulsan los malos humores de la sangre.

PLANTAS DIURÉTICAS  Limón (jugo), Cola de Caballo (toda la planta), Parietaria, Orozuz, Grama, Aguacate (hojas tiernas), Níspero (semillas), Pino (botones), Cañagria, Saúco (hojas y flores), Zarzaparrilla (raíces), caña (raíz), caracola (huevitos). Cada una de estas plantas sirve contra la hidropesía, la gota, el mal de piedra, el mal de los riñones, los ardores de la orina, los catarros de la vejiga, la retención de la orina, etc., etc.

PLANTAS EMENAGOGAS  Ajenjo (hojas), Apio (semillas), Artemisa (hojas), Manzanilla (flores), matricaria (flores), Ruda, Hinojo (semillas y hojas). Cualquiera de estas plantas sirve para determinar la menstruación, facilitar su normal actividad, regularizar las reglas suprimidas, tardías o laboriosas, fortalecer los órganos, tonificar el sistema nervioso de la mujer, combatir la neuralgia, los vómitos nerviosos, etc.

PLANTAS LAXANTES  Aceite de almendras, Aceite de Castor o Ricino, hojas de Sen, Ruibarbo en polvo.

PLANTAS RECONSTITUYENTES  Ajenjo (flores y cogollos), Manzanilla (flores), Quina (corteza), Coca (hojas), Hinojo (semillas), Toronjil (hojas), Perejil. Todo esto se toma en cocimiento, infusión o maceración, y cualquiera de estas plantas tiene el poder de estimular y aumentar las fuerzas vitales del organismo.

PLANTAS VERMÍFUGAS  (Para arrojar los parásitos intestinales) Ajo (cabezas), semillas de Calabaza, en agua azucarada, limón (jugo), en agua azucarada en ayunas, etc.

PLANTAS ZODIACALES  Las plantas de ARIES se parecen a la cabeza del ser humano, y son de fuego. Las de TAURO se parecen al cuello humano, y son de tierra. Las de GEMINIS se parecen a los brazos, manos y espaldas del ser humano, y son de aire. Las de CANCER tienen en sus hojas forma de hígado o bazo, muestran manchas y sus flores cinco pétalos, son de agua. Las de LEO tienen en sus frutos forma de corazón, lo mismo que en sus hojas, y son de fuego. Las de VIRGO se parecen al estómago e intestinos y son del signo de tierra. Las de LIBRA son calientes, húmedas y aéreas, se parecen a los riñones, vejiga y ombligo. Las de ESCORPIO se parecen a los genitales del hombre y huelen mal, son calientes y húmedas. Las de SAGITARIO son de fuego y se parecen a las nalgas. Las de CAPRICORNIO son frías y secas, flores verdosas y figura esquelética, semejantes a las rodillas. Las de ACUARIO se parecen a las pantorrillas y son aéreas. Y las de PISCIS son de agua, y se parecen a los pies y dedos.

Cada una de estas plantas, sirve al órgano que se parece; así, las hojas que tienen forma de corazón sirven para el corazón, las que se semejan a una culebra, para eso sirven; La Madre Naturaleza es sapientísima, pero el hombre está empeñado en ignorarla, el hombre se ha hecho arrogante y quiere superarla. Sobre esta base de las analogías estelares, debe formarse un índice auténtico de plantas astrológicas, porque es triste decirlo, realmente duele ver cómo unos autores atribuyen una misma planta a un signo, y otros a otro signo diferente. Todo lo escrito sobre Botánica Astrológica, está totalmente errado. Los médicos Gnósticos deben volver al seno de la bendita Diosa Madre del mundo para investigar por su propia cuenta en el gran laboratorio de la naturaleza.

PERFUMES ZODIACALES  A los enfermos deberá hacérseles oler diariamente su perfume zodiacal: ARIES: perfume Mirra. TAURO: perfume parecido al del Costo, hierba aromática. GEMINIS: perfume Almáciga. CANCER: perfume Alcanfor. LEO: perfume Incienso. VIRGO: perfume Sándalo blanco. LIBRA: perfume Gálbano. ESCORPIÓN: perfume Coral. SAGITARIO: perfume Aloe. CAPRICORNIO: perfume extracto de Pino. ACUARIO: perfume Nardo. PISCIS: perfume Tomillo.

Todo el organismo del enfermo reacciona vigorosamente bajo la acción de su propio perfume zodiacal.

En las cortes de Europa siempre había astrólogos, magos y perfumistas. Luis XV exigía que su cuarto fuese perfumado diariamente con una esencia distinta. Catalina de Médicis, esposa de Enrique II de Francia, se valía de ciertas esencias venenosas (que ocultaba sagazmente en su guante) para ahuyentar a un adorador que no aceptaba.

En México, India, Grecia y Roma, se hacían grandes curaciones con perfumes. En las bibliotecas de España existen muchos libros que los moros dejaron en esa nación. Dichos libros contienen innumerables recetas sobre esencias odoríficas.

Cuando murió Popea Sabina, en el año 65 después de Cristo, Nerón gastó en esos funerales de su esposa, toda la producción de Arabia, en perfumes.

En el país de los aztecas, los sacerdotes de "Tlaloc" usaban los colores del culto solar, y saco de copal. El Incienso de sus árboles sagrados se mezclaba con los vapores que se desprendían de los corazones de los niños quemados vivos, como sacrificio religioso al Dios sol. Y los magos aztecas aspiraban ávidamente las fuerzas espirituales de las criaturas incendiadas, con el propósito de encarnar en sí mismos esas fuerzas espirituales; estaban estos sacerdotes como en presencia de dioses; y dejaban que el vapor actuara en ellos como un misterio...

Sin embargo, estas clases de ritos crueles y salvajes tuvieron que engendrar un horrible karma para México. La llegada del conquistador Hernán Cortés a México y la caída de la civilización azteca fue el castigo que recibió ese pueblo por tan horribles y monstruosos crímenes.

En los templos de misterios, existían muchas fórmulas secretas de alquimia. Los grandes maestros de los templos de Jinas, poseen fórmulas secretas para preparar perfumes que al ser inhalados por los discípulos les hacen abandonar la forma física momentáneamente, o los ponen en estado de éxtasis. Estas recetas alquímicas, jamás se han publicado, porque la humanidad las hubiera empleado con propósitos malvados. Samael Aun Weor

Añadir un comentario