LAMASERIA Ejercicio 2º

Ejercicios de lamaseria  img 2EJERCICIO # 2 Ahora ya han terminado de rotar y han abierto sus ojos.

Luego se acuestan en el suelo en decúbito dorsal, es decir, boca arriba con los talones juntos y pies abiertos en abanico, piernas estiradas, brazos abiertos a lado y lado en forma horizontal, mirando hacia el cielo o el techo de la casa.

Ya en posición, se intensifica la concentración, la meditación en la Divina Madre Kundalini, rogándole, suplicándole que cure el órgano enfermo. En esos momentos, los que no están curándose pueden pedir por cualquier otra necesidad, como puede ser que la Divina Madre elimine tal o cual yo psicológico, tal o cual defecto psíquico, o que desarrolle en uno tal o cual facultad o poder, etc.

Uno tiene derecho a pedir, para eso son estos ejercicios.

En esta posición, tendido de espaldas en el suelo, se suplica y se intensifica la oración, el ruego, plenamente identificados con el Tercer Logos.

De manera que así acostados ya saben ahora suplicar y pedir en tal posición (figura 2). Samael Aun Weor

  • 1 voto. Media 5.00 de 5.

Añadir un comentario