Budismo y Meditación

Budismo y meditacionSolamente es posible llegar a la experiencia de LA VERDAD, a través de la técnica de la Meditación; sólo en ausencia de la Mente, podemos nosotros vivenciar lo Real. Y cuando realmente lo experimentamos, venimos a sentir, en nosotros mismos, un ELEMENTO QUE NOS TRANSFORMA radicalmente.

No hay duda, mis caros hermanos, que la disolución del Yo suele ser un trabajo arduo y difícil. Por eso es que la experiencia de lo Real (en ausencia del Yo, en ausencia de la Mente), es muy útil y necesaria.

Porque al vivenciar (repito) la Verdad, acumulamos en nuestro interior ciertas Fuerzas que nos permiten luchar, con más ventaja, contra el Ego, contra el Yo. Desafortunadamente, la Mente vive en incesante parloteo, no está quieta un instante; ni siquiera hemos aprendido a PENSAR SIN PALABRAS, y eso es lamentable. Necesitamos de algún idioma para pensar; interesante sería saber pensar sin necesidad palabras…

La Mente está dividida, incesantemente, en un batallar de antítesis, en la lucha de los opuestos. Una Mente así, dividida, no puede experimentar la Verdad. Jesús El Cristo dijo: “Conoced la Verdad y ella os hará libres”… 

Mas no es posible la experiencia de lo Real, mientras la Mente esté dividida en un batallar de antítesis. Cuando la Mente está quieta, cuando la MENTE está EN SILENCIO, adviene lo nuevo. Samael Aun Weor

En cierta ocasión escuchamos de labios de un Swami Indostán una exótica afirmación. Explicó aquel maestro ante su auditorio la necesidad del Hatha Yoga, como indispensable para alcanzar las alturas del Samadhi. Dijo el Yogui que muchas personas no habían logrado nada en la Meditación Interna, a pesar de sus largos esfuerzos y entrenamiento diario. Conceptuaba El Swami que esas clases de fracasos se deben a la Exclusión de Hatha Yoga.

Nosotros francamente disentimos de esta afirmación del Venerable Swami. Aquellos que después de 10 y 20 años no han logrado la iluminación con la práctica de la meditación interna, deben buscar la causa en falta de sueño. Es urgente combinar la meditación con el sueño. Samael Aun Weor El Libro Amarillo: Capitulo 11º La Meditación