El Buda y El Cristo Jesús

El Maestro Samael Aun Weor dice: “Incuestionablemente, los dos líderes más grandes que han habido a través del tiempo, son el Buda y el Cristo. En cierta ocasión hube de presentarme en un Monasterio Budista, en el Japón. Entonces se me ocurrió hablar algo a favor del Cristo.

Entre los hermanos asistentes se formó, por lo que dije, cierto escándalo. Como el Templo era Budista y no cristiano, se puso la queja, pues, al Maestro.

Este vino a mí y me interrogó: “¿Por qué ha hablado usted a favor del Cristo, siendo éste un Monasterio Budista?” Respuesta: “Con profundo respeto a esta Sagrada Institución, he de afirmar en forma enfática que el Buda y el Cristo se complementan”... Aguardaba yo una reacción de parte del Maestro, pero con gran asombro vi que asintió diciendo:

“En verdad que el Buda y el Cristo se complementan, así es”... luego hizo traer un hilo y cáñamo. Y me dijo: “Présteme su mano derecha” (lo hice así, claro). Con un hilo me amarró pues, el dedo pulgar derecho y luego el dedo pulgar izquierdo, y terminó hablando en lenguaje Zen: “El Buda y el Cristo se complementan”...

Me retiré de aquél Monasterio, habiendo entendido perfectamente el “KOAN”. En nombre de la verdad tenemos que reconocer que ese “KOAN” es muy sabio: Buda y Cristo están ligados dentro de nosotros, porque el dedo pulgar derecho representarla al Cristo y el izquierdo al Buda (son dos factores dentro de nosotros). Buda, Siddharta Sakya-Muni, trajo la doctrina del BUDA INTERIOR al mundo. ¿Cuál es nuestro Buda Interior? El ÍNTIMO es el Buda (ATMAN-BUDDHI, hablando en lenguaje rigurosamente sánscrito, teosófico): ese es el BUDA ÍNTIMO de cada cuál, y Gautama nos trajo esa Doctrina del Íntimo. 

Por eso está escrito en el Testamento de la Sabiduría Antigua: “Antes que la falsa aurora amaneciera sobre la Tierra, aquellos que sobrevivieron al huracán y a la tormenta alabaron al Íntimo, y a ellos se les aparecieron los Heraldos de la Aurora”... Ese ÍNTIMO es el BUDA INTERIOR de cada cual. ¿Que no lo tengan encarnado los “humanoides”? ¡Es cierto! ¿Que está en la “Vía Láctea”? De acuerdo, pero a cada cual le corresponde (allá arriba, en la Galaxia) un Buda Íntimo.

En cuanto al Cristo, cambia la cuestión. Jesús de Nazaret, el Gran Kabir, el Gran Iniciado Gnóstico, uno de los miembros más exaltados de la Orden de los Esenios, y que viviera hace muchos siglos allí a las orillas del Mar Muerto, trajo la Doctrina del Cristo Íntimo. El error de las gentes modernas consiste en creer que el Cristo era exclusivamente aquel gran Maestro, Jeshua Ben Pandira (ése es su nombre local, pero eso es local). 

El Cristo es una fuerza cósmica, es el Segundo Logos, es la UNIDAD MÚLTIPLE PERFECTA, es una fuerza como la electricidad, una fuerza como la de la gravitación universal, una fuerza como la del fuego, la del agua, del aire, etc. Es una fuerza, esa fuerza es el Cristo, que se expresa a través de cualquier hombre o mujer (las mujeres también tienen el mismo derecho) que estén debidamente preparados, y eso es todo”. 

  • 1 voto. Media 5.00 de 5.

Añadir un comentario