El juego pelota tajinEl juego de pelota del Tajín

En realidad, su nombre es el campo de la bola religiosa, pero la gente común de esta época le llamamos el juego de pelota y pensamos que es una especie de juego de pelota como los que se practican actualmente.

Ahora bien, es uno de los elementos arquitectónicos más comunes en la mayoría de las zonas arqueológicas de las culturas prehispánicas como la maya, tolteca, zapoteca, olmeca, etc. Se encuentra orientada hacia los cuatro puntos cardinales y tiene la forma de una I latina o de una cruz Tao con templos alrededor.

El juego de pelota fue un ritual litúrgico practicado por los iniciados y sacerdotes de estas culturas de meso-américa, por ejemplo, entre los mayas se hacía con una pelota de piedra, cada movimiento era cuidadosamente estudiado y significaba la lucha entre los poderes de la luz y las tinieblas; representa la lucha entre el bien y el mal, el único camino a seguir si anhelamos la perfección espiritual.

También se realizaba en las catedrales de la edad media, en forma oculta y era una ceremonia religiosa muy estudiada, resulta absurdo suponer que los antiguos jugaran con una pelota de piedra.

El rito de la bola religiosa nos dice que todo en el universo es dual y antagónico; el día y la noche, el calor y el frío, masculino y femenino. Toda creación proviene de esas dos fuerzas antagónicas que son conciliadas por la tercera Fuerza, del tercer Logos, la fuerza sexual.

El campo del juego de pelota representa los diversos gimnasios psicológicos que nos ofrece la vida: en el hogar, el trabajo, la calle, la escuela etc., cuyo fin es auto observarnos, conocernos a sí mismos, descubrir, comprender y eliminar los diferentes defectos de tipo psicológico que cargamos dentro de sí, con el objetivo de cristalizar el Alma dentro de nosotros y lograr la autorrealización de nuestro Ser.

En el drama representado en el Campo de la Bola Religiosa, existe ciertamente una relación entre los ritos de la fertilidad y los ritos de la decapitación simbólica, constatación ésta que se ve favorecida por las observaciones de la etnografía, que nos dice que estos ritos se remontan a ciertos mitos cosmogónicos identificando siempre el NACIMIENTO SEGUNDO con las siete Serpientes de Fuego y la Aniquilación del Ego animal representado por la Muerte en forma de calavera, que aparece en el centro de la Bola Religiosa.

La que a su vez es símbolo del Sol. La bola de fútbol representa entre los Aztecas y los Mayas, al Sol y cuando ellos tenían su juego ése, representaba la LUCHA DE LA LUZ CON LAS TINIEBLAS, ERA UN MOVIMIENTO RITUAL previamente estudiado…

Hagamos historia. En el siglo XIX a un vagabundo, que estaba sin trabajo en Londres, se le ocurrió inflar un pedazo de hule y luego pensó en ponerle un cuero encima a ver qué resultaba. Resultó el balón de Foot ball. Bueno, se puso a darle de patadas, le pareció buena la diversión y a los pocos días muchos jovenzuelos de Londres estaban haciendo lo mismo.

Al principio las gentes protestaban porque rompían vidrios y atropellaban gente. Los periódicos protestaban, pero siguió la cosa y ahora quieren ver la vagabundería de Londres hasta en las cosas sagradas.

Entre los mayas existió un ritual litúrgico, el cual se hacía con una pelota de piedra. Cada movimiento era cuidadosamente estudiado. Significaba el ritual la lucha entre la luz y las tinieblas, entre los poderes de la luz y los poderes de las tinieblas.

En los templos góticos de las catedrales de la Edad Media también se practicaron estos rituales. Es una ceremonia religiosa debidamente estudiada. Las gentes actuales, que no ven más que la pelota del vagabundo de Londres, quieren ver también en las cosas sagradas lo mismo. La simple lógica nos invita a reflexionar:

¿Jugar Foot ball con una bola de piedra?, ¿Cuántas rodillas rotas?, ¿Cuántas gentes muertas? Un solo golpe a la cabeza y muertecito. Un solo golpe en la rodilla y fractura segura o cojo para toda la vida. Sólo suponerlo es absurdo.

Existió un ritual litúrgico, como también existió en las catedrales góticas de la Edad Media. Vean la forma del campo: cruz tao, templos alrededor. Samael Aun Weor Los Misterios Mayas: Capítulo 26º Descripción del Campo de la Bola Religiosa

Así también, el JUEGO DE PELOTA entre los Aztecas era una LITURGIA previamente estudiada.

Cada movimiento correspondía a la Liturgia, no habían movimientos “a la loca”; todos estaban previamente trazados. Con todos esos movimientos se simbolizaba o alegorizaba la lucha entre los Poderes de la Luz y los Poderes de las Tinieblas. Samael Aun Weor

El Tajin cuenta con 17 juegos de pelota que son las intensas luchas del bien y el mal, el número 17 en cábala habla del número de la esperanza y que puede resumirse con el axioma “Unos hombres piden señales para creer, y otros piden sabiduría para obrar; más el corazón esperanzado lo tiene todo en su esperanza”.

Hay grabados donde se observa el sacrificio indicando con esto que para nacer es necesario morir primero, no habla de la muerte física del jugador, sino de la muerte de las pasiones, bien podríamos afirmar que "si el grano no muere la planta no nace", para que nazcan las virtudes del alma primero debe morir en nosotros lo que nos hace tan complicados, tan densos, materialistas, etc.

"Doctrina Gnóstica"

Añadir un comentario