El elixir de la larga vida

Cuando nosotros hemos conseguido gloria ante el doble Dios León, es decir ante la Ley, la Ley nos abre la puerta del Divino Seb. El Divino Seb es ATMAN, el Espíritu Universal de Vida, ante el cual nos inclinamos reverentes. Entonces nos presentamos ante la Asamblea de los Dioses que habitan con los seres de lo soterrado.

Entonces damos gracias al aire, y el inmortal nos conduce a la potente embarcación de Jeepera. Jeepera es la Deidad creadora de los Dioses, es el Escarabajo sagrado, es RA en nosotros, es la Deidad.

A la caída de la tarde platico con los marineros, entro, salgo, y veo al Ser que allí está. Ese Ser es mi Ser, mi Padre que está en secreto. Con él platico cuando me he perfeccionado. Entonces tengo existencia y soy libre, después de descansar en la muerte, porque he adquirido el Elixir de Larga Vida, después de haber trazado una honda lista de sacrificios. El cuerpo de la liberación no está sujeto ni a las enfermedades ni a la muerte.

El cuerpo de la Liberación está hecho de carne y hueso, pero es carne que no viene de Adam, es carne del Cristo Cósmico. El cuerpo de la Liberación tiene la semblanza del Divino Rabí de Galilea.

El cuerpo de la Liberación es el cuerpo de los Dioses. Con este cuerpo nos sentamos en el trono de justicia y de verdad, y así quedamos exaltados como inmortales en Osiris y Horus. OSIRIS es el INTIMO, "príncipe eterno que cuenta sus años, que oye a los que se hallan en los estanques, que levanta su hombro derecho, que juzga a los príncipes celestiales, y que manda a Osiris, (porque Osiris manda a Osiris, porque los Dioses mandan a los Dioses), ante los magníficos rectores soberanos que ocupan el sub-mundo". Todo el secreto del elixir de larga vida se halla en el Falo de Osiris. Hasta el cuerpo físico podemos conservarlo durante largos Eones de tiempo, con el Elixir de Larga Vida.

El Maestro Mejnour vivió siete veces en siete siglos. El Maestro Zanoni conservó su cuerpo físico durante miles de años. El Conde San Germán posee todavía el mismo cuerpo físico con que se presentó en las cortes de Europa, durante los siglos XVII y XVIII. Con los elixires Blanco y Rojo entramos en el reino del Superhombre y nos convertimos en Dioses Omnipotentes del Universo. Samael Aun Weor

Añadir un comentario