El Maestro TAHUIL y las DAKINIS

TahuilExiste una orden secreta de la Gran Fraternidad Blanca en el mundo astral que se llama la Orden de los Epoptae, las líneas de fuerza que emanan de estos adeptos pueden ser percibidas en cualquier parte del mundo. El Maestro Tahuil es adepto de dicha orden.

Debemos dormir con la cabeza hacia el Norte, relajar el cuerpo e invocar al Maestro TAHUIL y llamar a los Adeptos de la ORDEN DE LOS EPOPTAE con la siguiente oración:

“OM, yo llamo, yo invoco al Maestro TAHUIL y a los Adeptos de la ORDEN DE LOS EPOPTAE para que me saquen del cuerpo y me despierten en el ASTRAL”.

Los adeptos de la Orden de los EPOPTAE nos educarán en el mundo astral durante el sueño normal. Al despertar, debemos practicar un ejercicio retrospectivo para recordar nuestras experiencias astrales y anotarlas en un cuaderno especial para este fin.

Las antiguas escrituras del tantrismo tibetano hablan de un orden secreto universal del mundo astral que puede iniciar a cualquier aspirante mientras está fuera del cuerpo físico, durante el sueño normal, ordinario y actual.

Se dice enfáticamente que las poderosas Líneas de Fuerza que emanan de la conciencia trascendental de los Adeptos del Orden de los Epoptae se pueden percibir en cualquier parte del mundo.

El aspirante, durante el sueño del cuerpo físico, se encuentra con los Adeptos de esta Orden.

Los iniciados que no tienen mujer, si caminan por el camino recto, pueden practicar magia sexual para despertar el fuego sagrado con una de estas damas que viajan a través de las nubes y que se llaman Dakinis.

Los textos tibetanos dedican un considerable espacio de escritura a alabarlos y descubrir la belleza y la gracia de sus formas. Se presentan con una textura hermosa: piel rojo rubí, una cara amable y reflexiva, ojos y uñas rojos ... Se dice que exudan la tenue fragancia de la cápsula de la flor de loto.

Las mujeres sin hombres tampoco necesitan preocuparse. En su momento, si no pueden encontrar a un hombre, reciben un deva de la naturaleza como marido y practican magia sexual con él para despertar el Kundalini o el fuego sagrado que siempre nos da poderes mágicos.

Las dakinis a veces reencarnan como una mujer de carne y hueso. Feliz el hombre que toma a una de estas mujeres, las Dakinis, como su esposa. Los Devas también se reencarnan y pueden servir como esposas para mujeres que realmente quieren seguir el camino de la perfección. (Samael Aun Weor, Tratado sobre Medicina Oculta y Magia Práctica)

Añadir un comentario