La Senda Iniciática se fundamenta en la Serpiente.

Serpiente 3Toda la Senda Iniciática se fundamenta en la Serpiente. Esta tiene sus alimentos cósmicos especiales. Existen cinco elementos básicos conocidos con los cuales se alimenta la Serpiente, a saber: la tierra filosófica, el agua elemental de los Sabios, el fuego elemental, el aire elemental, y el éter. En estos elementos viven los Elementales de la Naturaleza. Los Gnomos habitan la tierra filosófica. Las Ondinas viven en el agua. Las Sílfides en el aire, etc.

Los Gnomos trabajan entre las entrañas de la Gran Cordillera. Esta es la médula espinal. Todo el trabajo que realizan los Gnomos consiste en transmutar el plomo de la personalidad en el oro del espíritu. La materia prima es el licor seminal. El hornillo del laboratorio es el chacra coxígeo. El agua es el licor seminal y los cordones simpáticos constituyen la gran chimenea por donde ascienden los vapores seminales hasta que el destilador del cerebro. Todo el trabajo de los Gnomos es alquimista. La transmutación metálica es la base de la Iniciación. La materia prima debe transmutarse en el oro filosófico.

Los Gnomos necesitan del fuego de las Salamandras y del agua de las Ondinas. También necesitan los Gnomos del aire vital y de los simpáticos Silfos de la mente, para que impulsen los vapores seminales hacia adentro y hacia arriba. El resultado es la transmutación del plomo en oro. Cuando el aura del Iniciado es de oro puro, la Obra ha sido realizada totalmente.

La región de la tierra va desde los pies hasta las rodillas: Su Mantra es LA. La región del agua se haya entre las rodillas y el ano. Su Mantra es VA. La región del fuego se haya entre el ano y el corazón. Su Mantra es RA. La región del aire está comprendida entre el corazón y el entrecejo. Su Mantra fundamental es YA. La región del Éter se extiende desde el entrecejo a lo alto de la cabeza y su Mantra es HA.

La Serpiente de Fuego se alimenta con estos cinco elementos básicos. Ahora comprendemos por qué el neófito tiene que pasar las pruebas de Tierra, Agua, Fuego y Aire. Las purificaciones y santificaciones relacionadas con estos elementos de la Naturaleza alimentan a la Serpiente y le permiten su ascenso por la sagrada cordillera de la médula espinal. Resulta imposible el ascenso de la Serpiente sin las purificaciones y santificaciones de estos cuatro elementos. Brahma, es el Dios de la Tierra. Narayana, es el Dios del Agua. Rudra, es el Dios del Fuego, Ishwuara, es el Dios del Aire, Sudashiva, es el Dios del Éter.

Meditando en estos dioses inefables podemos conseguir que ellos nos ayuden en el despertar de los chacras, ruedas o discos del Cuerpo Vital. Es conveniente hacer vibrar tales centros magnéticos con el propósito de prepararlos para el advenimiento del fuego. Meditad y vocalizad el Mantram de cada elemento. Concentrad vuestra atención en cada uno de estos dioses elementales y rogadles os ayuden en el despertar de los chacras; así os convertiréis en ocultistas prácticos. Samael Aun Weor  El Matrimonio Perfecto: Capítulo 19º La Iniciación.

Añadir un comentario