La murmuración

La murmuracionSOBRE EL CRIMEN DE LA MURMURACION. Tomado del Texto: "A los pies del Maestro" de J.Krishnamurti.

"Bueno será que te acostumbre desde ahora a pensar cuidadosamente antes de hablar, porque una vez alcanzada la Iniciación, deberás vigilar cada palabra a fin de que digas nada que no reúna estos tres requisitos: Verdadero, Bueno y Util; si no los tiene, guarda silencio. Gran parte de la conversación usual es frívola e inútil; y si además cayere en la murmuración se vuelve maligna.

Acostúmbrate, pues, a escuchar antes que a hablar; no des tus opiniones si no se te piden directamente". Jiddu Krisnhnamurti.

"Puesto que Dios es Amor, tú, que anhelas llegar a ser uno con El, debes estar lleno de perfecto desinterés y también de Amor. En la vida cotidiana, esto implica dos cosas: primero, que cuides de dañar a ningún ser viviente; segundo, que siempre estés pendiente de cualquier oportunidad de prestar ayuda".

Primeramente: no dañar en modo alguno. Tres de los pecados que en el mundo hacen más daño, son: la maledicencia, la crueldad y la superstición, porque son pecados contra el Amor, el hombre que deseare llenar su corazón con el Amor de Dios, deberá estar continuamente en guardia contra estos tres.

Observa lo que hace la murmuración, comienza con un mal pensamiento, lo cual es ya de por sí un crimen. Porque es cada uno y en todas las cosas hay algo de bueno; en cada uno y en todas las cosas hay algo de malo. Lo uno o lo otro pueden ser reforzados con el pensamiento y de esta manera podremos ayudar o estorbar la evolución; (para nosotros en la enseñanza gnóstica: La Revolución).

Podremos hacer la voluntad del Logos u oponerle resistencia. Si piensas en el mal que hubiere en otro estarás haciendo al mismo tiempo tres cosas perniciosas:

1º Estás llenando los confines de tu medio ambiente con malos pensamientos en vez de buenos y por tanto estás aumentando la pesadumbre del mundo.

2º Si en aquélla persona existiere el mal en que piensas, estarás fortaleciéndolo y alimentándolo, y por tanto estarás empeorando a tu hermano en vez de mejorarlo. Pero generalmente el mal no se encuentra allí y solamente lo has imaginado; entonces tu mal pensamiento sirve a tu hermano de tentación para el mal obrar, porque si él no es aun perfecto (esto es, si no está despierto, si no ha muerto en sí mismo, en el Yo, en el Ego) podrás inducirlo a que sea lo que de él piensas.

3º Llenas tu propia mente de malos pensamientos en vez de buenos y así obstruyes tu propio crecimiento y te conviertes, para los ojos capaces de ver, en objeto repulsivo y apenante, en vez de bello y amable.

No contento con haber causado todo este mal a sí mismo y a su víctima, el murmurador, (esto es, el "Yo" murmurador) hace cuanto puede por asociar a otros a su delito. Les narra con ardor su maligna historia con la esperanza de que le crean; y aquéllos que se unen a él para acumular malos pensamientos sobre la desgraciada víctima.

Y esto se repite día tras día y es hecho no por una sola persona sino por millones. ¿Comienzas ahora a comprender cuán bajo, cuán terrible, es este pecado? (este "Yo", este agregado psicológico) debes evitarlo por completo. (Esto significa: debes aniquilarlo radicalmente, absolutamente, con la ayuda de nuestra Divina Madre Kundalini, el poder ígneo sexual que es capaz de transformarnos totalmente).

Nunca hables mal de nadie y rehúsa escuchar a quien se expresa mal de otro, haciéndole observar con dulzura: "Quizá no sea verdad y si lo fuese, es más caritativo no hablar de ello". Doctrina gnóstica develada por Samael Aun Weor

Añadir un comentario