Los Templarios y el Baphomet

Los templarios fueron una orden esotérica nacida dentro del cristianismo primitivo más auténtico. Uno de sus miembros, Bernardo de Claraval fue un monje cisterciense francés y abad de la abadía de Claraval. Bernardo era llamado el hijo predilecto de la Divina Madre.

El dijo: “Ha aparecido una nueva caballería en la tierra de Encarnación.  Es nueva y aún no ha sido probada en el mundo, en el que desarrolla un doble combate, tanto contra sus adversarios de carne y sangre, como contra el espíritu del mal. 

Y no me parece maravilloso el que esos caballeros resistan por la fuerza de sus cuerpos a sus enemigos corporales, porque no me parece extraño. Pero a qué combatan con la fuerza del espíritu contra los vicios y los demonios, yo le llamaría a eso no sólo maravilloso, sino digno de toda alabanza”. 

Los Templarios se instituyeron como brazo armado espiritual cristiano, formando así, la Iglesia Militante. El desarrollo histórico que dio paso al nacimiento de los templarios nos sitúa en el amanecer de la era cristiana:

Su trabajo humilde llevará al neófito, paulatinamente hasta formar parte del Círculo Interno y conocer la auténtica misión esotérica de la Orden. Entonces seria bautizado con el fuego y el agua y le seria revelado el Misterio del Baphomet y del Abraxas... El nombre de Baphomet debe leerse según la cábala fonética y en sentido inverso: Está compuesto de tres abreviaturas: Tem- Ohp- Ab- “Templi Ommum Hominum Pacis Abbas”; o…

El Padre del Templo, paz universal de los hombres.

El Baphomet de los Templarios es un símbolo alquímico de la Piedra Bruta, la piedra negra, la piedra de Kaaba, que hay que blanquear y darle forma Cúbica perfecta en la esfera de Jesod. El Baphomet en sí mismo, es portador de la Fuerza Solar o masculina y de la Fuerza Lunar o femenina. Por eso es un ser Andrógino, pues contiene los dos principios...

 

  • 4 votos. Media 5.00 de 5.

Añadir un comentario