Magia

MagiaLa magia es la gran ciencia. Viene de la palabra “Mag” sacerdote o Mahâ – Atmâ (grande Alma o Espíritu) de la India tenía sus sacerdotes en los tiempos anteriores a los Vedas. 

Los magos eran sacerdotes del Dios del Fuego. Según Paracelso, es el Gran Poder de la Sabiduría Divina, la Luz inefable, la sustancia solar que el médico mago manipula para sanar a los enfermos

Dice Helena Petrovna Blavatsky que los Vedas y las Leyes de Manú son los documentos literarios más antiguos que describen muchos ritos mágicos de lícita práctica entre los brahmanes.

Suponen algunos que el sacerdote y rey escandinavo ODÍN fue el fundador de la magia unos 70 años antes de J.C: Otros eruditos modernos atribuyen a Zoroastro las primicias de la magia apoyados en que fue el fundador de la religión de los magos, pero Amiano Marcelino, Arnobio, Plinio y otros historiadores antiguos prueban concluyentemente que tan solo se le debe considerar como reformador de la magia ya de muy antiguo profesada por caldeos y egipcios.

“La magia consiste en el culto de los Dioses y se adquiere mediante ese culto.” dice Platón. Magia es la ciencia de comunicarse con Potencias supremas y supramundanas y dirigirlas, así como de ejercer imperio sobre las de las esferas inferiores, es un conocimiento práctico de los misterios ocultos de la naturaleza. Los místicos antiguos y los de la edad media dividían la magia en tres partes.

Teurgia, Goecia y Magia natural. Desde hace mucho tiempo la Teurgia ha sido apropiada como la esfera particular de los teósofos y metafísicos dice Keneth Mackenzie. La Goecia es Magia Negra.

Por otra parte la magia no es ninguna cosa sobrenatural. Según expone Jámbico (Gran Teúrgo y escritor de los siglos 3º. y 4º. y filósofo platónico que nació en Calcis (Siria).

Paracelso emplea la palabra magia para designar el más elevado poder del espíritu humano para gobernar todas las influencias exteriores con el objeto de hacer el bien.

Eliphas Levi advierte a los imprudentes sobre esta los peligros de esta ciencia. dice: “...puede conducir a la locura a aquellos que no se hayan basado en la suprema, absoluta e infalible razón, pueden también sobreexcitar el sistema nervioso y producir terrible e incurables enfermedades, cuando la imaginación se asusta pueden producir igualmente desvanecimientos, y aun la muerte por congestión cerebral.

Samael Aun Weor nos menciona que la magia no está escrita para esta humanidad del presente siglo porque no está preparada para entenderla. Que ésta ha sido escrita para las generaciones futuras, sin embargo si eres uno de los llamados, estúdiala y practícala, aprende y sella tus labios.