El mensajero de la era de acuario Samael Aun Weor

Samael mapaP. "pregunta":Venerable Maestro. Ese mensaje suyo, se dice que es un real y verdadero cuerpo de Doctrina, es apenas lógico que por ser una enseñanza tan completa encierra en todas sus partes una gama maravillosa de conocimientos, ¿es la misma sabiduría que enseñó Moisés, Jesús, etc.? ¿O hay alguna diferencia? 

R. "respuesta":  Los principios básicos de la gran sabiduría universal, son siempre idénticos, tanto el Budha, como Hermes Trimegisto, Quetzalcóatl o Jesús de Nazaret, el Gran Kabir, etc., entregan un mensaje, cada uno de esos mensajes de lo alto, en sí mismos contienen los mismos principios cósmicos de tipo completamente impersonal y universal.

El cuerpo de Doctrina que estamos entregando ahora, es revolucionario en el sentido más completo de la palabra, pero contiene los mismos principios que enseñara el Budha en secreto a sus discípulos o los que el Gran Kabir Jesús entregara también en secreto a sus discípulos, es el mismo cuerpo de doctrina; solo que ahora está siendo entregado en forma revolucionaria y de acuerdo con la nueva Edad que ya se avecina.

Cuando digo así, nueva Edad que ya se avecina, no me estoy refiriendo a la Era de Acuario que ya comenzó; cuando digo así de la Nueva Edad que ya se avecina, me refiero a la futura Edad de Oro. El Ejército de Salvación Mundial que estamos preparando ahora, tiene que recibir las enseñanzas que se darán en la futura Edad de Oro. Esa futura Edad de Oro, vendrá después del gran cataclismo y este a su vez, se sucederá en esta Era del Aguador que ya está comenzando. Quien se prepare con este cuerpo de doctrina, no es solamente para la Era de Acuario, sino para la futura Edad de Oro.

Este cuerpo de Doctrina en sí mismo es claro, específico, concreto y preciso; se fundamenta en los tres factores de la Revolución de la Conciencia, esto es: Nacer, Morir y Sacrificarnos por la humanidad. Debidamente entendido lo que decimos, es claro que hay que nacer, es decir, llegar al nacimiento segundo. Morir, es necesario eliminar todo el Ego que llevamos dentro, a fin de que la Esencia, el Espíritu, quede en nosotros perfecto, puro, inmaculado.

Sacrificarnos por la humanidad, eso es amor en la práctica, estar siempre dispuestos a dar hasta la última gota de sangre por nuestros semejantes. Aclarado esto de que el cuerpo de Doctrina que estamos entregando a la humanidad se fundamenta concretamente en los tres factores de la Revolución de la Conciencia, tenemos que decir, que hemos estado dando una serie de enseñanzas claras y precisas debidamente ordenadas en forma didáctica y dialéctica para la nueva Era.

En principio hemos enseñado el kínder que está constituido por obras tales como el Matrimonio Perfecto, La Revolución de Bel, Catecismo Gnóstico, Conciencia Cristo, Apuntes Secretos de un Gurú, Más allá de la Muerte, Mirando al Misterio, etc., etc., etc. Libros de enseñanza media son precisamente aquellos que contienen la enseñanza de tipo ya superior como los Mensajes de Navidad de cada año y habrá una enseñanza ya muy superior de tipo muy elevado que se comenzará a dar dentro de unos cuantos años. Así pues, toda enseñanza se divide en tres aspectos: kínder, media y superior; esto corresponde a los tres grados de la masonería oculta: aprendices, compañeros y maestros.

En la misma forma existen adeptos aprendices, adeptos compañeros y adeptos, son siempre tres grados fundamentales, los misterios los han tenido y nosotros también tendremos en cuenta estos tres grados en la forma de impartir la enseñanza. En nuestros estudios, en nuestra organización, tenemos cámaras para principiantes, esto es una primera cámara, tenemos una segunda cámara y una tercera cámara, como quien dice, aprendices, compañeros y maestros, esto en forma simbólica, porque no quiero decir con esto que los discípulos que están en tercera cámara, sean todos maestros, solamente conservamos ese orden en forma simbólica en nuestra organización.

En esta forma, lo que queremos es que nuestros discípulos comprendan en todos los niveles y en todos los grados, los grandes Misterios que estamos enseñando, para que cada cual pueda seguir el cuerpo de enseñanza sin obstáculos, sin problemas de ninguna especie y así pueda llegar a la meta final y quienes están formando las filas del Ejército de Salvación Mundial, lean nuestros libros y los estudien a fondo y no solamente estudien las obras, sino que mediten profundamente cada palabra, cada frase y comprendan su contenido.

Por último, es necesario que cada uno de nuestros discípulos se entregue de lleno a su Auto-Realización Intima del Ser, utilizando debidamente las enseñanzas que estamos entregando, es decir, el Cuerpo de Doctrina, a eso van precisamente mis enseñanzas, a que cada uno pueda llegar a la liberación final, el Cuerpo de Doctrina sirve de instrumento para que cada cual pueda conseguir su propia liberación.

P. Venerable Maestro: Usted nos hablaba de que le corresponde hacer el mismo papel de Noé, nosotros hemos oído decir en las religiones de que Noé salvó a su pueblo en un Arca de madera que duró un año construyéndola y que en la misma salvó a la vez una pareja de cada especie de animales, es decir, macho y hembra de todas las especies y que a los cuarenta días desembarcó toda esa cantidad de animales y las gentes salvadas en el Arca... ¿Usted nos pudiera decir si realmente esa Arca es de madera como creen las gentes, o es simbólica, o las religiones no conocen el misterio, o no la han explicado suficientemente?

R. El Arca de la Alianza, es completamente simbólica. Sería absurdo suponer que haya existido un arca de madera donde tuvieran cabida una pareja de las distintas especies animales que actualmente pueblan el mundo.

Téngase en cuenta que en la época aquella de la Atlántida, existían gigantescos reptiles voladores, enormes mamuts, dinosaurios de muchos metros de largo y más altos que una casa, que no hubieran cabido de ninguna manera en una pequeña arca de madera construida por el viejo Noé. Es obvio que con un solo animalito de esos gigantescos, hubiera tenido tal arca para irse a pique y quedar completamente aplastada; además téngase en cuenta que según la leyenda, en esa misma arca debería ir toda su familia, me refiero a la familia de Noé.

Ni un transatlántico moderno dotado de la más moderna maquinaria y construcción basada en los últimos adelantos de la técnica, hubiera podido transportar una pareja de cada una de las especies animales que pueblan la faz de la tierra. Debemos pues, ser claros y comprender todo esto. Esa arca es completamente simbólica y estuvo en el Sanctum Santorum del Templo de Salomón, pero hay que saber comprender lo que estamos aquí afirmando o exponiendo.

El arca de la ciencia es indudablemente lo que la Biblia quiere citar en ese simbolismo, al decir que estuvo esa arca en el Sanctum Santorum del Templo de Salomón, se dice que dos querubines habían al lado y lado del Arca, se tocaban con las puntas de las alas y se hallaban en la actitud del hombre y la mujer durante la cópula. Cuando los soldados de Nabucodonosor entraron al Sanctum Santorum, exclamaron: Este es el Dios que vosotros los judíos tanto preconizaron y de cuyas virtudes os sentíais orgullosos?, y callaron, qué iban a entender entonces los profanos y profanadores?

Dentro del Arca estaba el Libro de la Ley, o sea, las tablas de la Ley, la Vara de Aarón que significa el Phalo, el principio viril sexual masculino, la copa o gomor dentro de la cual estaba contenido el maná del desierto, esta copa o gomor no es más que el útero, el Yoni femenino. El Arca de la Alianza o Arca de Noé, no es otra cosa sino el Arca de la Ciencia. Indubitablemente, no podría ser entendido tal enigma, si no consideramos precisamente el Arcano A.Z.F., el Gran Arcano, esto solamente lo puede entender obviamente, quienes hayan estudiado el Tantrismo Budhista, la sexo-yoga, con todos los misterios del Linga-Yoni y eso es todo.

P. Venerable Maestro, hay otra cosa que flota sobre las creencias de las gentes religiosas, es el hecho de que, según la leyenda bíblica, dice que al final de los tiempos vendrá el Hijo del Hombre sobre nubes. Muchas gentes creen que él viene volando y que aterriza en alguna parte de la tierra y luego se llevará a los escogidos diciendo: yo soy el Cristo y se lleva a los que quiere y deja a los que no le gustan, mucho nos gustaría una explicación sobre aquello de que vendrá sobre las nubes el Hijo del Hombre.

R. Todo hay que entenderlo desde el punto de vista esotérico, concreto, claro y definitivo, teniendo en cuenta que las Sagradas Escrituras son libros sagrados en donde las claves y enseñanzas están en clave, reservadas para los que tengan ojos que vean y los que tengan oídos oigan y los que quieran entender entiendan.

Ya se sabe que en esoterismo las nubes representan precisamente el misterio, la cortina que estuvo siempre delante del Santum Sanctorum para cubrir aquella arca de Noé en la cual se salvaron los que en ella penetraron. Quien acepta y trabaja dentro de la Ley del Gran Arcano, es salvado de todos los cataclismos como se salvó el pueblo selecto de la antigua Atlántida antes del hundimiento de aquel continente.

Así pues, aquello de que el Hijo del Hombre venga detrás de las cortinas del esoterismo, es verdad; y en verdad os digo a ustedes y a todos, que el Hijo del Hombre se acerca. No es el Hijo del Hombre algo como creen muchos que es exclusivamente nuestro venerable gran maestro Jeshuá Ben Pandirá; esa es una forma de antropomórfica o dogmatizar las grandes realidades.

Para saber uno qué cosa es el Hijo del Hombre, es necesario conocer la cábala hebraica. Si estudiamos nosotros la cábala hebraica, el Zohar por ejemplo, debemos buscar de inmediato el Árbol de la Vida, por medio de tal esquema puede orientarse y saber, que cosa es el Hijo del Hombre. En el Árbol de la Vida vemos diez Sephirahs, Kether, el Anciano de los Días está en el más elevado del Árbol; después encontramos a Chokmach el segundo sephirah o sea el Segundo Logos el Cristo o Visnhu; después aparece Binach el tercer sephirah, el Tercer Logos, el Señor Shiva. Después hay un abismo y después de tal abismo aparece Chesed, el Intimo, Atman el inefable hablando en lengua Sanscrita; a continuación sigue el Alma Espiritual que es femenina, el Budhi; luego sigue en el Arbol de la Vida, Gueburah, el rigor, la Ley, el quinto Sephirah; luego sigue Tiphereth el sexto Sephirah, el Alma Humana.

Prosiguiendo encontramos la mente humana, el séptimo Sephira Netchah; luego encontramos en el Árbol de la Vida a Hod el octavo sephirah; más abajo está Yesod el principio fundamental del sexo, en el fondo vital del organismo humano, el Lingam Sarira de los teósofos; por último encontramos a Malchuth, en el mundo físico. He ahí los diez Sephirah. El primer triángulo es logoico: Kether, Chomah y Vinah. El segundo triángulo es ético: Chesed, Gueburah y Tiphereth. El tercer triángulo es mágico: Netzach, Hod y Yesod. Malkuth, el mundo físico es un Sephirah caído.

Ahora bien, si el primer triángulo es lógoico, tiene un centro básico en la manifestación, está especificado precisamente en su propia manifestación, el Tercer Logos. En cuanto al Segundo Logos, tiene su viva representación o centro de gravitación, en el segundo triángulo, que es exactamente Tiphereth, el Alma Humana, el Hijo del Hombre. Quiero pues recordar a todos aquellos que entiendan esto, no olviden que Tiphereth es el Hijo del Hombre, el sexto Sephirah de la cábala hebraica, el vivo representante del Logos, el Alma Humana llamada en sí misma a integrar la totalidad de nuestro Ser, hablando en términos cabalísticos, los diez Sephirahs de que ya hemos enumerados anteriormente.

El Hijo del Hombre es el que tiene que establecer pleno equilibrio dentro de nosotros mismos aquí y ahora, lo importante es precisamente, preparar el templo para el Hijo del Hombre; cuando esté listo ese templo interior íntimo particular de cada uno de nos, entonces él entra en nosotros, él viene entre las nubes del esoterismo, pertenece al misterio de la magia práctica trascendental.

P. Venerable Maestro, ¿usted quisiera hacernos otra aclaración? Se trata de que las gentes suelen entender que el Cristo Cósmico, es el mismo maestro Jesús de Nazaret, ¿hay alguna diferencia entre uno y otro, o es el mismo?

R. Es claro que el Cristo Cósmico es impersonal, universal y está más allá de la individualidad, de la personalidad y del “yo”, es una fuerza cósmica, que se expresa a través de cualquier hombre que esté debidamente preparado. Un día se expresó a través del gran Jeshuá Ben Pandirá, conocido en el mundo físico como el maestro Jesús de Nazaret, también se expresó a través de un Hermes Trimegisto, lo hizo también a través del Buda Gautama Sakia-Muni, se expresó también en un Ketzalkoatl, etc., en todo caso el Cristo Cósmico es universal y puede expresarse a través de cualquier Avatara o de cualquier hombre que se encuentre preparado.

P. Venerable Maestro. Usted dijo anteriormente en alguno de sus libros, que la mujer para poder auto-realizarse totalmente, necesitaba desencarnar y tomar cuerpo masculino. Pero posteriormente nos ha manifestado que sí se puede realizar con cuerpo femenino, ¿Nos puede aclarar en forma definitiva para bien de todos, especialmente de la mujer?

R. Ciertamente en el pasado pensábamos que para que la mujer pudiera auto-realizarse, había de tomar cuerpo masculino; nos basamos en el hecho de que Jesús de Nazaret no era mujer, ni el Buda Gautama tampoco, ni Hermes Trismegisto, ni Quetzalkoatl.

Pero al encontrarnos ahora entre el grupo más selecto de la humanidad, me refiero al grupo secreto o a los rectores de este mundo, es claro que hemos investigado a fondo. No se trata simplemente de una opinión, o por que otro concepto pueda ser el verdadero, no. Se trata de que yo personalmente he estado con un grupo muy selecto que hombres y mujeres resurrectos, esto es, que hemos estado en contacto directo con los hermanos de la Orden Superior, son gentes de carne y hueso como nosotros, pero inmortales.

Allí encontré a varias damas adeptos, cuyos cuerpos datan de hace miles o millones de años atrás; una de ellas me sorprendió por su juventud y su extraordinaria belleza, es de una edad indescifrable, se trata de damas resurrectas. Sus cuerpos inmortales no se sabe de qué edad son; en todo caso son maestros de perfección que resucitaron de entre los muertos, que tienen el elixir de la larga vida y que poseen la medicina universal, que saben transmutar el plomo en oro y que gobiernan a la naturaleza entera, ellos son los rectores de este mundo y repito, entre ellos encontré a varias damas adeptos, resurrectas e inmortales.

Por tal motivo, hube de rectificar lo que antes había afirmado, ahora puedo decir, sin temor a equivocarme, que las mujeres alcanzan también la inmortalidad; tienen los mismos derechos que el hombre y pueden resucitar de entre los muertos cristificadas en forma absoluta, completa. Eso es claro, si leemos cuidadosamente el Génesis, encontraremos la palabra Elohim, pero me refiero a la Biblia hebraica primitiva, no a estas Biblias de ahora que están totalmente adulteradas y arregladas de acuerdo con los intereses de ciertas sectas, no. Miremos la Biblia hebraica original; a Dios se le cita con la palabra Elohim, ahora: Elohim se escribe con H intermedia, porque la H suena como J, Elojim que significa dioses y diosas.

Si a una religión se le quitan las diosas, tal religión se coloca a mitad del ateísmo; una religión sin diosas, es mitad ateísmo porque si a Dios le quitamos la parte femenina, queda sólo la mitad, es decir, la parte masculina nada más, y cualquier religión así, de hecho queda colocada a mitad del ateísmo materialista. Elohim significa pues, dioses y diosas, se refiere al Ejército de la Voz, es una palabra femenina con un plural masculino, ese es el Verbo del que nos habla San Juan, porque Dios es masculino y femenino a la vez. Por tal motivo, las mujeres tienen los mismos derechos que los hombres y si los hombres tienen derecho a resucitar de entre los muertos como lo he visto, tocado y palpado y puedo certificar que así es, porque me consta personalmente, las mujeres tienen el mismo derecho a la resurrección.

Ha llegado la hora en que las mujeres comprendan, que pueden llegar a la perfección total si así lo quieren. Lo que sucede es que en el pasado, muchos hombres subestimaron a la mujer; quisieron siempre quitarme sus legítimos derechos, humillarlas y no reconocer sus virtudes; pero ha llegado la hora en que la mujer debe rebelarse contra esos falsos conceptos y ese trato anticuado del cual ha sido víctima por mucho tiempo.

P. Venerable Maestro, nosotros los gnósticos que lo conocemos a usted y que hemos leído sus obras y hemos experimentado sus enseñanzas, no tenemos la menor sombra de duda sobre el cuerpo de doctrina que usted enseña, pero ¿cómo hacer que las gentes comunes y corrientes comprendan y acepten que usted es el Avatara y que lo que enseña es una verdad?

R. con el mayor gusto voy a darle respuesta a su pregunta. Lo que yo enseño se basa en la experiencia directa; el cuerpo de doctrina que yo enseño y que han enseñado todos los Avataras auténticos, no es puramente teórico, mis enseñanzas no son teóricas. Se trata de algo práctico, de algo que cualquiera puede evidenciar por sí mismo, comprobar y experimentar en forma real y precisa.

Es claro que quien quiera experimentar esto que estamos diciendo, tiene ante todo que despertar conciencia, este es un requisito indispensable, pues ningún dormido puede ni ver, ni oír, ni comprobar nada, porque está dormido, sueña profundamente. Muchos podrían objetar mis palabras diciendo que están despiertos. Eso es lo grave, porque cuando uno cree que está despierto, no se esfuerza en despertar, porque aunque ustedes no lo crean alrededor de nosotros se siguen sucediendo los mismos fenómenos mágicos de los tiempos antiguos.

Quien haya leído las Mil y Una Noches, un libro aparentemente fantástico, pero en el fondo tremendamente verdadero, en dicho libro se habla de fenómenos que existieron en la Lemuria, en la Atlántida, en las épocas hiperbórea y polar. Generalmente las gentes se inclinan a creer que esos fenómenos mágicos, pertenecen a un pasado lejano, pero que ahora, nada de eso existe. Es lógico que los ignorantes ilustrados y las gentes de todo tipo en general, duermen profundamente, pero ignoran que duermen. Si estuvieran esas gentes despiertas, podrían ver los fenómenos mágicos de la antigüedad que existen ahora y son de tipo físico y psíquico a la vez.

Si alguien pudiera despertar, se daría cuenta de que tales fenómenos son de lo más natural que se están procesando de instante en instante a nuestro rededor, aquí mismo en este mundo físico material. Es obvio que si alguien llegara a ver tales fenómenos sin estar debidamente despierto, es decir, preparado, podría hasta perder la vida, porque ciertas fuerzas elementales de la Naturaleza, cuidan las bellezas de la misma Naturaleza.

Sin embargo se hacen necesario despertar, es urgente despertar, no para perder la vida como cualquiera puede mal interpretar mis palabras, sino para comprender todo esto que estoy diciendo y poder seguir la senda que lo ha de conducir a saborear la Verdad con exactitud matemática. La Verdad no es cuestión de creer o no creer, la Verdad nada tiene que ver con las ideas que uno pueda tener sobre la misma; la Verdad nada tiene que ver con nuestros conceptos u opiniones, cualquiera puede darse el lujo de creer lo que quiera o dejar de creer también lo que quiera, pero experimentar es muy diferente.

Podemos tener un millón de teorías metidas en la memoria, leyendas, historias, cuentos etc., pero sólo es verdad de todo eso, lo poco que hayamos experimentado, lo demás es cuestión de aceptarlo como simple creencia, pero no es para nosotros la Verdad porque no lo hemos experimentado y precisamente basados en esa Verdad de la experiencia, es que estamos entregando las enseñanzas de este cuerpo de doctrina a todos aquellos que quieran conocer la Verdad y hacerse libres de teorías y creencias.

Hay muchos que creen estar en la Verdad porque se han metido en la cabeza tal o cual libro sagrado de pasta a pasta, pero eso repito, no es la Verdad, porque nada de eso han experimentado, la verdad no es cuestión de creer o de no creer, se trata de comprobar, experimentar, eso es todo el contenido de la Verdad, la experiencia, la comprobación. La Verdad pues, como ya dije, no es cuestión de hipótesis, ni es lo que uno crea o deje de creer; se trata de experimentar. Aquel que llegue a conocer la Verdad, se hará libre; así lo dijo el Gran Maestro y así es.

Pero conocer la Verdad, no es aceptar el razonamiento de tal o cual autor, ni de tal o cual predicador, ni de tal o cual tesis sustentada por tal o cual libro de zutano o de mengano, no, conocer la Verdad significa, meter el dedo en la llama y quemarse, es decir, experimentarla en sí misma tal cual y no como dice la razón que es. No se trata pues, de que las gentes crean o no lo que yo estoy diciendo o enseñando, no. Se trata de que experimenten directamente, personalmente en sí mismos lo que enseñamos; es claro que todo hay que experimentarlo en alguna forma, si queremos ver un microbio, necesitaremos de usar un microscopio; si queremos ver las estrellas deberemos usar un telescopio, quien quiera comprobar o experimentar algo dentro de sí mismo, está el instrumento de la Conciencia, no se confunda con la mente, ni con el “yo”.

Es claro que la Conciencia o el instrumento para conocer y experimentar, hay que desembotellarla de alguna manera, sacarla de entre los elementos inhumanos en que está enfrascada y una vez ya libre la Conciencia, nos permitirá entonces experimentar lo Real, ver, oír, tocar y palpar lo que hemos escrito en nuestros libros. La Conciencia se encuentra entre la botella del “yo”, del “mí mismo”, el Ego; esa es la botella aquella en donde está el geniecillo, la Esencia, el Alma que hay que sacarla de entre la botella, hay que destruir pues el Ego, si no hacemos esto, ¿cómo podremos liberar la Esencia, el Alma, la Conciencia, para poder descubrir la Verdad?

Quienes adoran al Ego no tienen ganas de desintegrarlo... Hay muchos “yoistas” en el mundo, hay gentes equivocadas, que están creyendo que el Ego o el “yo”, es Dios dentro de ellos, esas pobres gentes van por el camino del error; si esas gentes se tomaran la molestia de auto-explorarse a sí mismas descubrirían lo que es el Ego. No hay duda de que tal Ego no es más que un conjunto de agregados psíquicos inhumanos: ira, codicia, lujuria, pereza, envidia, mentira, gula, orgullo, etc., etc., etc.

¿Qué hay que auto-explorarnos a sí mismos? Es verdad, y cuando uno descubre un error, un defecto, tiene que desintegrarlo, primero hay que entenderlo, comprenderlo, analizarlo; esto es posible, sólo a través de una meditación profunda y despiadada sobre uno mismo, sobre el propio defecto o error que uno tiene adentro para reducirlo a polvo. Todos tenemos una Madre Divina, un principio Ígneo Universal, es decir, tenemos dentro de nuestra anatomía oculta, la Serpiente Ígnea de nuestros mágicos poderes de que hablan los indostanés, si a ella le suplicamos, le rogamos que nos ayude a desintegrar nuestros defectos, es claro que con su fuego flamígero desintegrará el error que hemos analizado y comprendido. Esa didáctica la he dado en mis libros...

Que estudien mi libro “El Misterio del Áureo Florecer”, conforme vayamos acabando con nuestros errores, la Conciencia se irá liberando. Nuestra Doctrina pues, se diferencia de las enseñanzas teóricas de algunas sectas, escuelas o religiones que existen por ahí, en el sentido que nosotros damos prácticas que van encaminadas a la demostración, a la comprobación directa mediante la práctica.

No queremos conejillos de indias, ni tampoco vamos a servir de conejillos de laboratorio a nadie; que cada cual experimente en su propio pellejo, que cada persona sea capaz de investigar por sí misma, por sus propios medios y esfuerzos para experimentar directamente. Nosotros cultivamos y practicamos la Ciencia de la Religión, eso es Gnosis. No estamos contra ninguna religión; aclaro esto para evitar malos entendidos; no estamos atacando a nadie, únicamente estudiamos la Ciencia de la Religión y esto no perjudica a nadie, eso es todo. Samael Aun Weor

Añadir un comentario