Energía cósmica el Prana, los Tatwas y el Pranayama

Prana energia vitalPrana es la Energía Cósmica. Prana es vibración, movimiento eléctrico, luz y calor, magnetismo universal, vida. Prana es la vida que palpita en cada átomo y en cada sol. Prana es la vida del Éter. La Gran Vida, es decir Prana, se transforma en una sustancia, es Akash.

El Akash es una sustancia maravillosa que llena todo el espacio infinito, y que cuando se modifica se convierte en Éter. Resulta interesante saber que el Éter, modificándose, se convierte a su vez en eso que llamamos Tatwas.

​Es necesario que usted conozca la Ley de la Vibración Universal. El estudio de los Tatwas es importantísimo. Tatwa (este término es indostánico) es vibración del Éter. Ahora los científicos dicen que no existe el Éter y que lo único real es el campo magnético. También podríamos decir que no existe la materia y que lo único real es la energía. Estas son palabras, cuestión de términos.

El campo magnético es el Éter. “Todo viene del Éter: todo vuelve al Éter”. Sir Oliver Lodge, el gran científico británico, dice: “Es el Eter el que da lugar, por las diversas modificaciones de su equilibrio, a todos los fenómenos del Universo, desde la impalpable luz hasta las masas formidables de los mundos.”  Recuerde: Tatwa es vibración del Éter. En esta época de la radio, la televisión y los cohetes teledirigidos, resultaría absurdo negar la vibración del Éter. Un gran sabio dijo: “La vida ha nacido de la radiación, subsiste por la radiación y se suprime por cualquier desequilibrio oscilatorio”.

Los científicos que ponen en duda la existencia del Éter, no tienen bases científicas para sus teorías. Realmente ellos están jugando con palabras, con términos. Decir que el Éter es radioactividad, o campo magnético, etc., ni quita ni pone a la realidad del Éter. En todo caso sus dudas, análisis y cambio de términos sólo servirán para estudiar eso que se llama Éter. Las más de las veces, los hombres peleamos únicamente por cuestión de términos de palabras, etc., etc., pero en el fondo los hechos son hechos.

Los sabios rusos han descubierto con sus poderosos telescopios, mundos en estado protoplasmático. Esos mundos protoplasmáticos han salido del Éter. Podemos aceptar por simple inducción lógica Mundos Etéricos. Tal vez no les guste este término a algunos científicos. El término importa poco. Lo importante son las realidades. Todo mundo antes de ser protoplasmático existe en estado etéreo. El gran científico indostán Ramá Prasá, dice: “Todo sale del Éter, todo vuelve al Éter”. Si del Éter sale el protoplasma, tenemos que aceptar que el Éter está en el fondo vital de todo lo que existe.

Los místicos orientales consideran que el Cuerpo Etérico del hombre tiene cuatro clases de éteres. Esto no le gusta a los científicos del occidente. Empero cuando los científicos occidentales estudien el Éter (no importa el nombre que le den), entonces tendrán que aceptar por simple análisis y experiencia propia los cuatro éteres orientales. Así pues el Cuerpo Etérico del hombre tiene cuatro éteres: Éter Químico, Éter de Vida, Éter Luminoso, Éter Reflector. Cada uno de estos cuatro éteres, tiene sus funciones en relación íntima con toda la economía orgánica. El Éter Químico está relacionado con todos los procesos de asimilación y eliminación orgánica.

El Éter de Vida se halla relacionado con los procesos de la reproducción de la raza. El Éter Luminoso se relaciona con  todos los procesos de percepción sensorial. El Éter Reflector está íntimamente relacionado con las facultades de la memoria, imaginación, voluntad, etc., etc. El Cuerpo Vital controla todo el sistema nervioso vaso motor, es el asiento de la vida. Cada átomo etérico penetra dentro de cada átomo físico y lo hace vibrar. Si le extraemos definitivamente el Cuerpo Vital a una persona, esa persona muere inevitablemente.

Es el colmo del absurdo suponer siquiera por un momento, que un organismo químicofísico, pueda vivir sin el Cuerpo Vital. Los mismos ateos materialistas rusos, después de haber estudiado profundamente la materia, comienzan a volverse muy prudentes en esto de dar conceptos sobre el fondo vital de la materia viva. El hombre de ciencia explorando el organismo humano se está acercando al Cuerpo Etérico. Allá llegará inevitablemente, y pronto podrá condensarlo con algún ectoplasma para estudiarlo en el laboratorio.

Todas las funciones de nuestro organismo, todas las actividades de las calorías, de la reproducción, de la combustión, del metabolismo, etc., etc., tienen sus base en el fondo vital. Cuando el Cuerpo Vital se debilita, viene la enfermedad del Cuerpo Físico. Existe el Éter en estado ígneo, (Tejas). Existe el Éter en estado gaseoso o fluídico, como principio del aire, (Vayú). Existe el Éter en estado acuoso como principio del agua, (Apas). Existe el Éter en estado pétreo como principio mineral, (Prithvi).

Estos son los Tatwas de los indostanes. Cuando estos Tatwas cristalizan, o se condensan, tenemos entonces los elementos físicos, fuego, aire, agua y tierra. Nuestro cuerpo etéreo está formado de Tatwas. Los Tatwas y los chacras están íntimamente relacionados. Los Tatwas entran a los chacras y luego pasan al interior de las glándulas de secreción interna. Dentro de las glándulas, los Tatwas intensifican el trabajo de esos minúsculos laboratorios endócrinos transformándose en hormonas.

Los Tatwas entran al organismo, pero no vuelven a salir de él. Los Tattwas se transforman también en genes y cromosomas que más tarde vienen a transformarse en espermatozoos. Todo sale del Éter, todo vuelve al Éter. El Éter es la condensación de una sustancia llamada Akasa. Esta substancia es la primera radiación de la raíz Mulaprakriti, o materia primordial insípida e indiferenciada entre los alquimistas como el Ens Seminis, (“la entidad del semen”).

Akash es la radiación ígnea de la materia primordial. Akash está contenido en el semen. Los alquimistas dicen que el agua es el habitáculo del fuego. Akash es el Kundalini de los indostanes. La materia primordial está representada por las aguas de todos los génesis religiosos. El protoplasma de toda nebulosa ha sido primero etéreo. Si vamos más lejos tenemos que aceptar que detrás de todo efecto existe una causa. El Éter mismo tiene que tener una causa. Nosotros hemos aprehendido de los yoguis del Indostán, que detrás del Éter está el Akasa. 

Dicen los sabios orientales que el Akasa es un mar de fuego. Dicho fuego Súper Astral está contenido en el Ens Seminis (El Mulaprakriti de los sabios de la India). El Ens Seminis son los átomos simientes de toda materia conocida. Akash es sonido primordial. Akash es fuego Súper-Astral. El sonido condensa por mediación de Akash. La Serpiente del Kundalini es fuego y es sonido. Nadie podría encarnar el Verbo, sin levantar la Serpiente Sagrada. Sin Akash es imposible concretar y cristalizar el sonido.

Los Vayus Pranas son ondas sonoras del Akash. Esas ondas sonoras se condensan en los Tatwas del Eter. Los Tatwas se cristalizan en los cuatro elementos de la naturaleza: fuego, aire, agua y tierra. En conclusión el mundo físicoquímico, resulta una materialización del sonido. El mundo físicoquímico es sonido condensado. No aceptamos un Dios antropomórfico y dogmático, pero científicamente aceptamos al sonido como causa causorum del Universo.

Tiene que existir también una causa para los sonidos pre cósmico. Los grandes sabios orientales nos hablan del Logos Solar. El doctor Krumm Heller decía que el Logos suena. Ciertamente el Logos es Unidad Múltiple Perfecta. El Logos es el Ejército de la Palabra. El Logos es el Verbo. “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por El fueron hechas; y sin El nada de lo que es hecho, fue hecho. En El estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Y la luz en las tinieblas resplandece; más las tinieblas no la conocieron”.

El Logos no es un individuo. El Logos es un ejército de seres inefables. Akash es el principio del Eter. Vayú es el principio etérico del aire. Tejas es el principio etérico del fuego. Prithvi es el principio etérico del elemento tierra. Apas es el principio del agua. Existen dos Tatwas secretos llamados Adi y Samadhi que vibran durante la Aurora y que son excelentes para la meditación interna. (Con ellos se logra el Extasis o Samadhi). Sobre estos Tatwas no nos extenderemos ahora porque son de utilidad solamente para los estudiantes adelantados.

HORARIO TATTWICO La vibración de los Tatwas comienza con la salida del Sol. Cada Tatwa vibra durante 24 minutos en un período de dos horas. El primer Tatwa que vibra es Akash, después le siguen en orden sucesivo; Vayú, Tejas, Prithvi, Apas. A las dos horas vuelve a vibrar Akash y se repite la sucesión de los Tatwas en el mismo orden. Los Tatwas vibran de día y de noche. Es necesario saber la hora de salida del Sol. El anuario astrológico de Bucheli es uno de los calendarios que marca la hora de salida del Sol para cada lugar de la América Latina.  Algunos diarios (especialmente en los Estados Unidos) y revistas, indican la hora de salida del Sol. Es también útil para este propósito el Calendario de Galván. Los que quieran el Anuario Americano de Bucheli pueden pedirlo a la siguiente dirección: Sra. Elly de Bucheli, Casilla 1880, Santiago de Chile, S.A.

PROPIEDAD DE LOS TATTWAS Akash es bueno para la meditación exclusivamente. A esta hora le aconsejamos orar mucho. No tenga citas de negocios, ni de amor a esta hora porque fracasará inevitablemente. Este Tatwas nos hace cometer gravísimos errores. Si usted trabaja durante este período debe entonces ser muy cuidadoso. (Los artistas deben abstenerse del trabajo en Akash). Todo lo que comienza con Akash fracasará. Akash es el Tatwa de la muerte.

VAYU Todo lo que sea velocidad y movimiento corresponde a Vayú, el principio del aire. Los vientos, el aire, la navegación aérea, etc., se hallan relacionados con Vayú. Durante este período la gente goza hablando mal del prójimo, engañando, robando, etc. Por lo común los accidentes de aviación ocurren en este período. Los suicidas son estimulados por este Tatwa. Le aconsejamos que no se case durante este período porque su matrimonio sería de corta duración. Toda clase de negocios complicados y de larga duración resultan un fracaso. Es bueno hacer trabajos intelectuales durante este periodo. Los grandes Yoguis manejan mentalmente este Tattwa y lo utilizan inteligentemente cuando quieren flotar en el aire.

TEJAS Es caliente porque es el principio etérico del fuego. Durante el período en que este Tatwa está activo sentimos más calor. Puede usted bañarse con agua fría en Tejas y no se resfriará jamás. No discuta con nadie en Tejas porque las consecuencias pueden ser graves. Usted debe emplear la hora de Tejas para trabajar intensamente. No se case usted en Tejas porque tendrá constantes rencillas con el cónyuge. Las explosiones y accidentes más terribles ocurren en este período del Tatwa Tejas.

APAS Es el principio del agua y lo contrario a Tejas (fuego). Este Tatwa es maravilloso para la compra de mercancías. Es también maravilloso para los negocios y usted puede conseguir mucho dinero si sabe aprovechar este Tatwa. Compre usted lotería en Apas. Los viajes por agua resultan buenos en Apas. Las lluvias que comienzan en Apas suelen ser muy largas y fuertes. El Tatwa Apas obra concentrado y atrayendo.

PRITHVI Es el Tatwa del éxito en la vida. Si usted quiere triunfar en los negocios hágalos en Prithvi. Si usted quiere tener buena salud coma y beba en Prithvi. Los matrimonios que se realizan en Prithvi se hacen dichosos para toda la vida. Toda fiesta, toda conferencia, todo negocio, toda cita que se realice en Prithvi será un éxito completo. Prithvi es amor, caridad, benevolencia... Recuerde usted que necesita conocer la hora exacta de la salida del Sol para guiarse con los Tatwas. Tenga usted siempre un buen reloj de pulsera o de bolsillo y aproveche los Tatwas en la vida práctica.

PRACTICA Siéntese usted ante una mesa con el rostro hacia el Oriente, apoye los codos sobre la mesa, y proceda en la siguiente forma: Introduzca los dedos pulgares de las manos derecha e izquierda entre los oídos. Con los índices cubra los ojos, con los dedos medios tape las fosas nasales, y con los dedos anular y meñique selle sus labios. Inhale usted lentamente contando hasta veinte. Retenga el aliento y cuente de uno a veinte. Exhale lentamente contando de uno a veinte. Es necesario retirar los dedos medios de las fosas nasales para inhalar y exhalar. 

Pero durante la retención del aliento los dedos medios deben cerrar herméticamente las fosas nasales. Es necesario que durante la retención del aliento trate usted de ver los Tatwas con el tercer ojo. El tercer ojo reside entre las dos cejas. Al principio usted no verá nada, pero después de algún tiempo podrá verlos y los reconocerá por sus colores. Akash es negro y su planeta es Saturno. Vayú es azul verdoso y su planeta es Mercurio. Tejas es rojo como el fuego y su planeta Marte. Prithvi es amarillo oro y su planeta es el Sol, también le influye Júpiter. Apas es blanco y sus planetas son Venus y la Luna. “Introducción a la Gnosis”

EJERCICIO DE PRANAYAMA 1. Siéntese el discípulo en el suelo con las piernas estilo oriental. Esta posición es llamada Padmasana en la India. 2. Tape la fosa nasal izquierda con el dedo índice y aspire el Prana por la fosa nasal derecha. (en el caso de la mujer) 3. Retenga ahora el aliento tapando ambas fosas con sus dedos índice y pulgar. 4. Exhale el aliento por la fosa nasal izquierda y, tapando la fosa nasal derecha, inhale ahora por la izquierda; retenga el aliento nuevamente y exhale por la derecha. 5. Cuando esté inhalando el aliento imagine que la energía sexual asciende por el Nadi relacionado con la fosa nasal por la cual estuviere aspirando el Prana. 6. TomSaHam son los mantras de la inspiración. TomRaHam los de la expiración. 7. Con la práctica del Pranayama se prepara la Mente del estudiante para el Dharana (concentración), Dyana (meditación) y Shamadi (éxtasis). 8. Por dos cordones ganglionares llamados Ida y Pingalá, suben los átomos solares y lunares de nuestra energía seminal. 9. La fosa nasal derecha está relacionada con Pingalá. La fosa nasal izquierda está relacionada con Ida. 10. Se dice que por la fosa nasal derecha penetran los átomos solares y que por la fosa nasal izquierda los átomos lunares.  11. En la mujer, Ida y Pingalá, se levantan desde los ovarios. La mujer comienza la práctica inhalando por la fosa nasal izquierda y el varón por la fosa nasal derecha. 12. El Pranayama es un sistema de transmutación de energía sexual.

LOS TATTWAS Y LAS INCESANTES TRANSMUTACIONES Tatwa es vibración del Éter. Los Tatwas son el alma de los elementos. Los Tatwas son los elementos en sí mismos. Cuando un Logos fecunda su Caos, los Tatwas entran en acción. Las transmutaciones de los elementos de la Naturaleza se verifican no solo externamente en el planeta Tierra, sino también en el planeta hombre.

Nosotros también, durante nuestros trances de Magia Sexual, fecundamos nuestro Caos con el Fuego Sagrado del Kundalini, cuyo resultado es una serie de transmutaciones tátwicas dentro de nuestro propio laboratorio orgánico, hasta realizar el Rey Sol, el Maestro de transmutaciones metálicas, dentro de las profundidades vivas de nuestra conciencia interior“ Conforme el hombre va naciendo dentro del animal intelectual, se provocan cambios extraordinarios: se despiertan ciertos poderes, ciertas facultades magníficas.  

El hombre íntegro, el hombre unito-total, llega hasta el punto de tener perfecto dominio sobre los Tatwas ¿Y qué son los Tatwas? Son vibraciones del Eter Universal”. ¿Qué son los “Tatwas” en sí mismos? “Tatwa” es una palabra sánscrita que significa “principio”, “esencia”, “categoría”, “realidad”. A su vez, el sanscrito (literalmente: “perfecto) es la lengua de la literatura clásica hindú.  

Este idioma sagrado del hinduismo tiene raíces comunes con las lenguas greco-latinas, germánicas y eslavas, es decir, deviene del idioma atlante y más aún: del lenguaje primitivo, original, tal como ya fue explicado en la lección No 12 de la fase “a”. Los Tatwas, pues,  “Conforme el hombre va naciendo dentro del animal intelectual, se provocan cambios extraordinarios: se despiertan ciertos poderes, ciertas facultades magnificas. El hombre íntegro, el hombre unítotal, llega hasta el punto de tener perfecto dominio sobre los Tattwas ¿Y qué son los Tatwas? Son vibraciones del Eter Universal”. Samael Aun Weor

Añadir un comentario