El Maestro Zanoni

ZanoniLos que conocemos personalmente al Maestro Zanoni sabemos muy bien que el Maestro ni remotamente se la ha ocurrido vivir jamás en Bogotá.

Todo lo que Israel Rojas conoció en Bogotá fue un antioqueño avispao que le enseño a conocer yerbas, pero ese no era el maestro Zanoni.

El Maestro Zanoni desencarnó en la guillotina durante la Revolución Francesa y no ha vuelto a obtener cuerpo físico hasta la fecha.

Israel Rojas cuando habla de (alias) Gómez Campuzano, el antioqueño que se hizo pasar por Zanoni, parece "un clérigo de misa y olla".

Que curiosa comicidad la del señor Rojas. En su libro «Logos Sophia», Israel Rojas hace largas y complicadas disertaciones sobre el verbo pero ni remotamente se le ocurre entregar a sus discípulos públicamente la clave oculta del gran verbo universal de vida, y esa clave no es otra que la magia sexual.

Cuando el Kundalini enciende los átomos del lenguaje situados en el sistema seminal, el hombre adquiere el poder de hablar en todos los Idiomas del mundo. Los grandes iluminados de la cadena Atlante hablan todos los idiomas del mundo. El Kundalini se hace creador en la garganta.

El mago puede crear una determinada figura con la mente y materializarla por medio del verbo creador del Kundalini.

Así es como crean los ángeles cosas vivientes. Y cuando ya el hombre se une con el Íntimo, al llegar a la alta iniciación, entonces parla el verbo divino de oro en que hablan los dioses y nos elevamos al pleroma de la felicidad eterna: nos convertimos en dioses creadores por medio de la palabra. Por Aun Weor

  • 2 votos. Media 5.00 de 5.

Añadir un comentario