El camino del Cristo Interior

Monasterio mexicoBueno, mis estimables hermanos, estamos como ustedes ven, en un lugar muy hermoso, rodeado de árboles muy preciosos. Hay un monasterio antiguo, aquí, que está a la vista de cada uno de nosotros.

Incuestionablemente, la parte mística es lo fundamental; el Cristo Intimo es lo que cuenta. Este monasterio, estos árboles, tienen cierto sabor Crístico, delicioso, que nos invita a la transformación espiritual. Mucho se ha hablado sobre el Cristo histórico, mucho se ha hablado sobre Jesús de Nazaret como gran mensajero, pero ha llegado el momento de pensar en el Cristo Intimo.

Cristo es una realidad de instante en instante, de momento en momento. El Cristo Intimo es lo que cuenta: El puede transformarnos totalmente, El adviene a nosotros cuando el Ego ha muerto. Debemos trabajar intensivamente sobre sí mismos, disolviendo los elementos indeseables que en nuestro interior cargamos. Así vendrá el Cristo a nosotros.

Hermanos: el momento es llegado, en que la humanidad aprenda a comprender a fondo el Esoterismo Crístico, Solar. El instante ha llegado en que busquemos al Cristo dentro de nosotros mismos, aquí y ahora. El nos da poder sobre todo lo que es, sobre todo lo que ha sido, sobre todo lo que será. El que encarna al Cristo, adquiere poder sobre el Fuego, sobre el Aire, sobre el Agua y sobre la Tierra.

Quiero demostrarles ahora a ustedes prácticamente, el poder del Cristo y se los voy a demostrar disolviendo esa pequeña nubecilla que hay allí. ¿La ven ustedes, esa chica de allí? La voy a desintegrar en cuatro minutos.

Allí está, ante la vista, desintegrándose véanla. Ahí se las desintegré, para que vean ustedes el poder del Cristo Intimo. El actúa sobre toda la Naturaleza. Pero voy a desintegrarles una más grandecita. Esa que está al lado derecho; ¿la ven? Se las voy a volver polvo en cuatro minutos. Miren sus relojes.

Así pues, el Cristo encarnado en un hombre tiene poder sobre la Naturaleza entera: sobre el fuego, sobre el aire, sobre el agua, sobre la tierra, sobre todo lo que es, sobre todo lo que ha sido, sobre todo lo que será. A mí me gusta hablarles a ustedes con hechos. Así pues, mis caros hermanos, los invito a seguir el camino del Cristo Interior, a pensar en el Cristo, no como un personaje histórico, sino como una fuerza íntima.

El Cristo es el Logos y el Logos existe en todo lo que es, en todo lo que ha sido, en todo lo que será; es una fuerza como la electricidad, como el magnetismo, como la fuerza de la gravedad, etc. Esa fuerza extraordinaria se expresa a través de cualquier hombre que esté debidamente preparado. Nosotros lo que necesitamos es disolver nuestros defectos psicológicos, acabar con nuestros errores, reducir a cenizas el Ego, para que el Cristo venga a nosotros, el Cristo Intimo: eso que ha podido ahora desintegrar, en presencia de ustedes, dos nubes.

Hasta aquí mis palabras, hermanos. Continuaremos nuestra excursión... Platica del V.M. Samael Aun Weor con algunos estudiantes de la gnosis.

Añadir un comentario