LAMASERIA Ejercicio 01º

Ejercicio 1EJERCICIO # 1 Se coloca el estudiante de pie, con los brazos abiertos en forma de cruz, a lado y lado. Luego comenzará a dar vueltas, a girar en el sentido en que giran las manecillas del reloj (figura 1). Es claro que también los chakras girarán al realizar este ejercicio con alguna intensidad y después de algún tiempo de práctica.

Hay que hacer de cuenta que estamos parados en el centro de un reloj y girar al igual que las manecillas, hasta completar 12 vueltas. Es claro que algunos comenzarán con pocas vueltas hasta que llegará el día de hacer las 12. Las vueltas se harán con los ojos abiertos; cuando se terminen los giros, se cerrarán los ojos para no caerse, pues se termina un poco mareado según las vueltas que alcance a dar. Se tiene que llegar a hacer el ejercicio completo, es decir, 12 vueltas.

(Girando sobre sí mismo 12 vueltas como mínimo en el sentido de las agujas del reloj).

Con los ojos cerrados permanecerá el discípulo hasta que haya desaparecido el mareo. Entre tanto continuará suplicando, rogando, implorando a la Madre Divina para que le suplique a su Divino Esposo, que le ruegue conceda la curación de tal o cual órgano enfermo.

El discípulo estará plenamente identificado con el Logos, suplicando intensamente a la Madre Divina para que Ella interceda por el discípulo ante el Logos.

Se tiene que girar de izquierda a derecha, porque entre los médium espiritistas los chakras giran de derecha a izquierda, en forma negativa y eso no sirve. Nosotros no somos médium ni nada por el estilo. Así pues, el sistema que estoy enseñándoles es maravilloso, porque permite el desarrollo de los chakras y la curación de enfermedades. Todos los ejercicios se complementan.

Cuando ejecuten el ejercicio en forma práctica, hay que concentrarse profundamente en la Madre Divina Kundalini y con los pies juntos al estilo militar, en posición de firmes, brazos abiertos a lado y lado, rotando de izquierda a derecha, se pedirá intensamente lo que más se desea. Primero que todo curación para el órgano que tengan enfermo y lo otro es que giren sus chakras. Es claro que si rotan de izquierda a derecha, en la misma forma que las manecillas de un reloj visto de frente, los chakras girarán positivamente; de manera que den las vueltas al ritmo que consideren conveniente. Lo mandado son 12 vueltas, si de ahí quieren seguir con otras mil, pues eso es cosa de cada quien.

Durante esas vueltas deben concentrarse en su Divina Madre Kundalini, pedirle que llame al Espíritu Santo y que le ruegue la curación del órgano enfermo, que le suplique al Logos que lo sane. Además, y esto es muy importante, hay que abrir ese órgano enfermo, diciéndole: ¡ÁBRETE SÉSAMO!

Se repetirá lo menos 3 veces este poderoso mantram que figura en Las Mil y Una Noches. La gente siempre ha creído que sólo es un cuento agradable aquel en el que aparece el mantram y no le ha prestado mucha atención, pero ¡Abrete sésamo! es un verdadero mantram. ¡Ábrete sésamo! y se le ordena al órgano enfermo que reciba la fuerza curativa vital, entonces penetra la fuerza del Espíritu Santo dentro del órgano y es claro que se sana, se cura con la fuerza del Tercer Logos; pero hay que hacerlo con muchísima fe y fe y fe. Samael Aun Weor​

  Ejercicio 2º        Ejercicio 3º        Ejercicio 4º         Ejercicio 5º         Ejercicio 6º y 7º         Ejercicio 8º      Ejercicio 9º       Ejercicio 10º     Ejercicio 11º

  • 1 voto. Media 5.00 de 5.

Añadir un comentario