La orden de los Epoptae

Orden de los epotaeLas escrituras antiquísimas del Tantrismo Tibetano, hablan de una orden secreta universal del Mundo Astral, que puede iniciar a cualquier aspirante mientras éste se encuentra fuera del cuerpo físico, durante el sueño normal, común y corriente. Se dice en forma enfática que las poderosas líneas de fuerza que emanan de la conciencia trascendental de los Adeptos de la orden de los "EPOPTAE" pueden ser percibidas en cualquier parte del mundo. El aspirante, durante el sueño del cuerpo físico, se ve con los Adeptos de dicha orden.

Los Iniciados que no tienen mujer, si marchan por el camino recto, pueden practicar MAGIA SEXUAL para despertar el Fuego Sagrado, con una de esas señoras que viajan por entre las nubes, tales Damas se llaman "DAKINIS". Los textos Tibetanos dedican considerable espacio a hacer su elogio y descubrir su belleza y la gracia de sus formas. Se las representa como de una hermosa contextura, piel rubí, rostro amable y pensativo, ojos y uñas rojas, y se dice que exudan la tenue fragancia del capullo del loto.

Las Mujeres que no tienen Varón, no deben preocuparse por ello, a su tiempo, si no consiguen Varón, reciben por esposo a un DEVA de la naturaleza y entonces practicarán con él MAGIA SEXUAL para despertar el KUNDALINI o Fuego Sagrado que siempre nos confiere Mágicos poderes. Concentraos diariamente en el MAESTRO TAHUIL, Adepto de la ORDEN DE LOS EPOPTAE y seréis asistidos.

Dormid con la cabeza hacia el Norte, relajad el cuerpo, invocad a TAHUIL y llamad a los Adeptos de la ORDEN DE LOS EPOPTAE con la siguiente oración: "OM, yo llamo,yo invoco al Maestro TAHUIL y a los Adeptos de la ORDEN DE LOS EPOPTAE para que me saquen del cuerpo y me despierten en el ASTRAL".

Los ADEPTOS de la Orden de los EPOPTAE os educarán en el Mundo Astral durante el Sueño normal. Al despertar del sueño, practicad un ejercicio retrospectivo para recordar tus experiencias astrales. Estas DAKINIS a veces se reencarnan como mujeres de carne y hueso; dichoso el varón que pueda tomar por esposa a una de esas Mujeres  DAKINIS. Los DEVAS también se reencarnan y pueden servir de esposos a las Mujeres que realmente quieran seguir la senda de la perfección. María Santísima, madre piadosa, cúbreme con tu manto, Cruz Divina, yo te pido protección por estos tres nombres de Jesús, Joaquín y Juan.

  • 4 votos. Media 5.00 de 5.

Añadir un comentario