Las tres fases de la meditación

Las 3 fases de la meditacionLa meditación reviste tres fases: 1°- CONCENTRACIÓN. 2°- MEDITACIÓN. 3°- ADORACIÓN. La meditación despierta los poderes internos, y convierte al estudiante en un mago.

Concentración significa fijar la mente en una sola cosa. Meditación significa reflexionar internamente sobre esa misma cosa. Adoración significa conversar con la cosa, vivir en la cosa, en la cuestión en que hemos fijado la mente.

La mente debe apartarse del mundo, y luego internarse dentro de la conciencia Buddhica para meditar. La mente debe fijarse sobre la conciencia, para iluminarse. Cuando el Gnóstico medita en un árbol, busca información del elemental del árbol; para qué sirve, qué propiedades posee, etc. Durante la meditación el Gnóstico recibe su información. La mejor hora para la meditación es aquella en que sintamos sueño.

El Gnóstico habrá de practicar la meditación interna diariamente. La meditación es una técnica, y por medio de ella y de la magia sexual y el poder del verbo, logramos el despertar de la conciencia y la actualización de todos nuestros poderes ocultos. Una hora diaria de vocalización, vale más que leer mil libros de teosofía oriental. La vocalización verdadera está íntimamente relacionada con la técnica de la meditación.

La sílaba IN, se relaciona con el Tatwa Tejas (el principio del Fuego).

La sílaba EN, se relaciona con la mente cósmica, de la cual nuestro cuerpo mental es tan sólo un fragmento.

La sílaba ON, se relaciona con "Atman-Budhi", el mundo puramente espiritual, que es la patria del ÍNTIMO.

La sílaba UN, se relaciona con la gran matriz universal, el Archaeus de los griegos, la luz astral de los Kabalistas, la Súper Alma de Emerson (Alaya).

La sílaba AN, se relaciona con el Tatwa Vayú (el principio del movimiento).

La sílaba IN, hace vibrar las glándulas hipófisis y epífisis, y adquiérese el sexto sentido llamado clarividencia.

La sílaba EN, hace vibrar la glándula tiroides y los átomos del cuerpo mental, y el hombre adquiere el oído oculto y la clarividencia del cuerpo mental.

La sílaba ON, hace vibrar nuestra conciencia mística "Buddhica" o intuicional (Budha).

Todos anhelamos la liberación, todos poseemos el anhelo llamado en Oriente "Budhagama", encerrado en el "Dhammapada" que es legítimamente "Bodhimanda", la base fundamental del saber. Todo Purusha (el ÍNTIMO), desea que su alma siga el sendero de la liberación "Dhama". La doctrina del corazón es "Budha", la conciencia Crística.

Este vehículo de la conciencia Crística, tiene su chacra en el corazón, y al vocalizar internamente la sílaba ON, meditando en su profundo significado, se produce el despertar de la conciencia mística, y entonces el alma adquiere el poder de funcionar en sus vehículos superiores independientemente del cuerpo físico.

El despertar de la conciencia (Budha), se expresa como el ojo de "Dangma", la INTUICIÓN, que nos permite "saber" sin necesidad de razonar.

La sílaba ON hace vibrar también las hormonas de los testículos, transmutando el semen en la energía Crística. Esto indica a las claras que sólo se puede llegar a despertar la conciencia (Budha) practicando magia sexual, vocalizando internamente y adiestrándonos en el astral, pues dentro de nuestro "Crestos" se encierra "Budha", la conciencia.

El cuerpo Astral es el mediador entre el alma y el ÍNTIMO, y nuestra Mónada, sólo puede liberarse en ésta región mediadora del astral. Allí se verifican todas las INICIACIONES.

"Budha", la conciencia mística, tiene que expresarse a través de nuestro cuerpo Astral para realizar a Nudhi (la verdad), esto es realmente el ÍNTIMO o "Atman" dentro de nosotros. Mientras esta conciencia mística (Budha) no puede expresarse en el cuerpo Astral, tampoco podrá expresarse a través del cuerpo físico (Stula Sarira), pues el Astral es el mediador entre la conciencia mística y el cuerpo físico.

Cuando el hombre derrama el semen, pierde millones de átomos solares que luego reemplaza por millones de átomos demoníacos de los infiernos mismos del hombre, y esto produce oscuridad tenebrosa en el cuerpo Astral.

Cuando el hombre cumple con la fórmula de introducir el miembro en la vagina y retirarlo sin derramar el semen, entonces los átomos solares se multiplican en forma extraordinaria, y regresan al cuerpo Astral, llenándolo de luz y fuego solar. Sólo así puede extraerse Budha, la conciencia Crística a través del cuerpo Astral, y al fin el alma y el ÍNTIMO se unen para siempre y viene la liberación.

Meditando en la sílaba IN y en el gran fuego universal, el hombre se hace clarividente. Meditando en la sílaba EN y en la mente universal, el hombre adquiere la clarividencia mental y el oído mágico. Meditando sobre el ÍNTIMO y en la sílaba ON y practicando magia sexual diariamente, se produce el despertar de la conciencia y se adquiere la INTUICIÓN. Meditando en la sílaba UN y en el plexo solar, se adquiere el poder de la telepatía. Meditando en la sílaba AN y en el nacer y morir de los vegetales y de todas las cosas, adquirimos el poder de recordar nuestras pasadas vidas.

La clave del "Pranava" o ciencia de los Mantras, se halla en la conciencia. Las ondas de la conciencia nutren a la mente. Hay que sentir los "Mantras", pues todo su poder reside en las funciones superlativas de la conciencia. La mente es tan sólo un instrumento de la conciencia, y por ende, antes de vocalizar los Mantras, debemos vivirlos en la conciencia mística.

IN, EN, ON, UN, AN se vocalizarán una hora diaria, así:

Iiiiiiiiiinnnnnnnnn

Eeeeeeeeeeennnnnnnn

Oooooooooonnnnnnnnn

Uuuuuuuuuuunnnnnnnn

Aaaaaaaaaaaaannnnnn

Las cinco vocales I, E, O, U, A, hacen vibrar los chacras, discos o ruedas magnéticas de nuestro cuerpo Astral, transmutando con ellos los Tatwas en hormonas, pues cada chacra es el regulador de nuestras glándulas endocrinas. Estas son para el organismo humano verdaderos laboratorios biogenéticos, cuya misión es transmutar los Tatwas en hormonas. Samael Aun Weor

  • 1 voto. Media 5.00 de 5.

Añadir un comentario