El sacramento de Roma

Horoscopo del amorSi se dice que en principio nos toca trabajar con el Cuervo Negro o que necesitamos blanquear el cuervo, todo dice lo mismo: volver las aguas negras en blancas, transformarlas, mediante la refinación.​

El gran problema que estoy viendo en todos los hermanitos gnósticos, hombres y mujeres de todos los matrimonios en general, es que no se preocupan por refinar el Sacramento de la Iglesia de Roma, y están demorándose muchísimo en el despertar del Kundalini. 

Hay parejas que tienen diez y quince años trabajando en la Novena Esfera y todavía no han recibido el fuego. Eso no está correcto. 

El fuego hay que recibirlo rápidamente. Los culpables son esas mismas parejas, porque resulta que no refinan el Sacramento de la Iglesia de Roma. Realizan la conexión del Lingam-Yoni en forma, dijéramos, animalesca.  La cópula química la procesan de forma demasiado brutal, animal.

Las aguas continúan negras, años, años y años enteros, y ahí se estancan. Se están estancando por ese motivo. Pero si se refina el Sacramento de la Iglesia de Roma, si se hace del coito, como dijera San Agustín, una forma de la oración, las aguas negras se tornan blancas. Samael Aun Weor

  • 4 votos. Media 5.00 de 5.

Añadir un comentario