El Egipto elemental la ESFINGE

El Egipto elemental la ESFINGE. La civilización egipcia data de un período neptuniano amentino antiquísimo. La Esfinge, que ha resistido el curso de los siglos, es tan sólo la imagen de la Esfinge elemental de la Diosa Naturaleza.

Esta Esfinge elemental es la suprema maestra de toda la magia elemental de la Naturaleza.

Cuando el Maestro llega a la quinta Iniciación de Misterios Mayores, aparecen ante él siete caminos, entre los cuales debe escoger uno. A la Evolución Dévica corresponde uno de ellos. Los Devas son los Dioses de los paraísos elementales de la Naturaleza.

AGNI, Dios elemental del Fuego, restaura los poderes ígneos de nuestros siete cuerpos, a través de cada una de las siete Grandes Iniciaciones de Misterios Mayores. La misma Diosa Naturaleza es un "Gurú-Deva" que gobierna a la creación.

APOLO, Dios del Fuego, guió la civilización griega por boca de las pitonisas del oráculo de Delfos. OSIRIS y HORUS, fueron los grandes Dioses elementales del viejo Egipto.

En el colegio de la Esfinge podemos estudiar los grandes misterios de la magia elemental de la Naturaleza. Los Gurú-Devas, trabajan con la Naturaleza entera y con el hombre y son verdaderos Maestros de compasión.

INDRA, Dios del Éter, AGNI, Dios del Agua, PAVANA Dios del aire, KITICHI, Dios de la Tierra. Estos Gurús-Devas gobiernan los paraísos elementales de la Diosa Elemental del mundo. Se equivoca Medina Cifuentes, autor de «Tesoros Ocultos» al afirmar absurdamente que los Devas ya nada tienen que ver con la evolución humana.

Los Gurú-Devas trabajan con el hombre y con los elementales de la gran Naturaleza. Todos los Gurús-Devas parecen verdaderos niños inocentes. Viven y juegan como niños. Son discípulos de la Esfinge Elemental de la Naturaleza, gran Maestro de estos Niños-Devas. 

Existía una Universidad Atlante maravillosa: Quiero referirme en forma enfática a la SOCIEDAD AKALDANA, una verdadera Universidad de Sabios”

“Los miembros de la Sociedad Akaldana, formaron parte de aquel Pueblo Selecto que supo huir de la Atlántida cuando comprendieron que una gran catástrofe se acercaba. Se situaron al principio hacia el Sur del Continente Africano, después emigraron hacia Cairona (hoy el Cairo), Allí establecieron su famosa Universidad y la Esfinge frente a la misma” Samael Aun Weor

Añadir un comentario