La leyenda del Enano de Uxmal

El enano de uxmalEn la ciudad de Kabah, vivía una anciana hechicera que conocía los misterios de las estrellas y los secretos de las hierbas. La hechicera de la ciudad dio vida a un enano a través de un huevo que se convirtió en rey.

Cuenta la leyenda que en lo más profundo de la selva y muy cerca de la ciudad maya de Uxmal hace mucho tiempo vivió una anciana en una pequeña casa oscura y alejada de la sociedad quien se dedicaba a realizar hechicería para los dioses, pero siempre deseo tener un hijo, alguien que le diera sentido a su vida en soledad. 

Un día le imploró al Dios Chic Chan (es la denominación que se daba a un grupo de espíritus de la lluvia con forma de serpiente en la mitología maya), y este le dijo que realizará una magia muy especial con rezos y sacrificios de animales y que en el huevo de una tortuga variara toda las pócimas que se le otorgarían y lo guardará durante nueve meses.

Llegado el tiempo el huevo comenzó a romperse  (En el enlace que hemos colocado comenta una persona en el minuto 10,05 del video, algunas vidas que ha tenido entre las cuales esta cuando fue el enano de Uxmal) para sorpresa de la anciana, quien guardo el secreto a todos los habitantes, se empezó a ver una pequeña mano verde que salía del cascarón y cuando este por fin se quebró una pequeña persona salió de color verde y con rasgos de tortuga en su cara.

Al crecer este fenómeno nacido de las entrañas de la hechicería un día, mientras andaba por la selva, se encontró con un tunkul (instrumento parecido a la sonaja de un bebé), el cual hizo sonar. Lo que él no sabía era que este instrumento anunciaba una tenebrosa profecía, la cual advertía sobre un inmenso mal que acechaba a los pobladores de la ciudad de Uxmal, muy cerca de Kabah. 

El rey de la ciudadela, un hombre cruel y despiadado que mata a sus rivales y los servía en sus mesas para devorarlos y demostrar el poder que ejercía sobre los demás supo del enano y mandó llevarlo a su castillo. El rey al saber de la profecía reto al enano a someterse a un duelo.

El rey le puso tres pruebas. En la primera, le pidió al enano que le dijera el número total de árboles en su palacio. El enano acertó: cien mil y dos veces setenta y tres. La segunda prueba consistió en traerle un guajolote macho para que pusiera huevos. Al día siguiente, el enano le trajo a un hombre con apariencia de estar embarazado, para probar que era imposible hacer lo mismo con el guajolote.

Los jueces lo dieron por ganador de la prueba. En la tercera prueba, a Saiya se le colocaría una especie de nuez dura sobre la cabeza y ésta sería quebrada con una punta de lanza. No sólo acertó a la prueba, sino que el enano le pidió que el rey se sometiese al mismo experimento. El rey por soberbia no sobrevivió. Y así, el enanito fue proclamado rey.

Cuando el enano fue rey pudo construir el famoso templo “la casa del gobernador” y una casa para su madre que llamó “la casa de la anciana madre”. Ambas construcciones se pueden apreciar en Uxmal.

  • 1 voto. Media 5.00 de 5.

Añadir un comentario