MomiasMomias vivas y Momias muertas.

Hace un año que físicamente debí haber muerto.(Declaraciones realizadas en 1976). Más, como quiera que aún no he terminado la Gran Obra, hubiera por tal motivo quedado estancado.

Afortunadamente recordé, que por allá en Egipto, en la época de los faraones, hace unos cuatro mil años, dejé una momia. El cuerpo de aquella momia quedó intacto sin que se le extrajeran sus vísceras, gracias a ciertos procedimientos mágicos que conocían a fondo los antiguos Iniciados Egipcios.

Fue entonces como apele a un proceso de Alta Magia, que se conoce con el nombre de intercambio atómico Bio Electro Magnético. Mientras de aquí de mi cabeza, partía un átomo hacia la momia de Egipto, a su vez, de la cabeza de la momia salía otro átomo hacia mi cabeza aquí en México.

Y así, este proceso se sucedía ininterrumpidamente, matemáticamente. Ahora ya toda mi cabeza está totalmente conformada por los átomos de la cabeza de la momia.

Yo estuve reencarnado en la Tierra Sagrada de los Faraones, durante la dinastía del faraón Kefrén. Conocí a fondo los antiguos misterios del Egipto Secreto, y en verdad os digo que jamás he podido olvidarlos.

Hay dos clases de momias: una de ellas corresponde a los muertos cuyo cadáver fue sometido a los procesos de momificación, y la otra clase a los muertos en estado de “catalepsia".

Había un secreto muy especial sobre la momificación, le tenían que sacar el cerebro, vísceras y corazón y éstos se conservaban en vasos sagrados, y en el lugar donde quedaba el hueco del corazón le ponían el símbolo de la Vaca Sagrada de Oro y los atributos de Hathor.

 Los cuerpos se conservaban gracias a que los egipcios mantenían el cuerpo etérico. Utilizaban vendajes muy sabios sobre los chacras, en las palmas de las manos, en la curvatura de los pies. La miel de abeja ayuda a conservar la momia, y sobre ésta se ponían Genios Elementales a cuidarla y los mismos eran puestos bajo la protección del Genio de la Tierra, Keb.

Aunque mis palabras puedan parecer enigmáticas y extrañas, en verdad os digo que mi cuerpo físico no murió y sin embargo fue al sepulcro. Hay otro tipo de momias, el de la catalepsia. Mi caso no fue ciertamente una excepción; muchos otros hierofantes pasaron al sepulcro en estado cataléptico.

Para ver más sobre "La momia del cuerpo Egipcio de Samael Aun Weor" hacer CLIC aquí

 

Añadir un comentario