La llave mágica

La Llave Mágica debe ser bien imantada (con piedra de imán); abre las puertas del pasado y da acceso a los Infiernos. La Llave Mágica hace encontrar los objetos desaparecidos y los tesoros de la Tierra. Ostensiblemente la llave pone en marcha la Magia.

Si se coloca sobre una Biblia abierta en cualquiera de los cuatro evangelios, la Llave gira respondiendo a lo que se le pregunte. Para que gire la Llave hay que invocar a los Gnomos. (La llave de los antiguos de hierro).

ORACIÓN DE LOS GNOMOS  "Por el Clavo de imán que atraviesa el corazón del Mundo, por las doce piedras de la ciudad santa, por los siete metales que corren por las venas del interior de la Tierra, yo os conjuro obreros subterráneos, os llamo en nombre del Cristo y de Gob. Amén".

Enseguida, preguntad por el objeto, o por los dineros, o por aquello que ha desaparecido; interrogad a los obreros subterráneos y la Llave girará. Si la llave no girare, ello se debe a la falta de Fe; habiendo Fe hay poder y entonces la Llave gira. Con cualquier duda subconsciente e infraconsciente por insignificante que sea, es suficiente para que la Llave no gire.

Modo de preguntar: "Obedeced al Cristo obreros subterráneos, decidme: Lo que se me perdió ¿estará en tal lugar? ¿En tal otro? ¿Se lo robó alguien?" Etc., etc., etc. Si la Llave girare hacia la derecha la respuesta es Sí, mas si girare hacia la izquierda la respuesta es No. Samael Aun Weor

Añadir un comentario