El Mantra en la meditación

El mantra en la meditacionRecitar una plegaria o un mantra, entonar una palabra sola, como "OM", constituye una práctica de meditación muy popular en el Oriente. Aunque el budismo no subraya la importancia del sonido tanto como el hinduismo, el "yoga sonoro" ha sido uno de los puntos de apoyo de la meditación budista, y es ampliamente practicado por monjes budistas y seglares.

Meditación en la Madre Divina: Como en las prácticas anteriores, empezarás con las inhalaciones y exhalaciones de aire, contando desde el uno hasta el diez (debe durar cinco minutos aproximadamente). Luego, volvemos a repetir las inhalaciones, pero esta vez sin contar.

Terminada esta etapa nos olvidamos de la respiración, respirando tan sólo lo necesario, esto durante cinco minutos aproximadamente. El siguiente paso será, desatender la respiración para "detener" la mente en la punta de la nariz.

Después, pasamos a la etapa llamada "Práctica de observación". El devoto debe concentrarse en la serpiente sagrada que esta en el chakra coxígeo. El chakra muladhara está situado en la base de la columna vertebral y yace entre el nacimiento de los órganos genitales y el ano. Se halla justamente debajo del Kanda y el punto donde Ida, Pingalá y Sushumná se encuentran.

Cuatro importantes nadis emanan de esta chakra, los cuales tienen aspecto de pétalos de loto. Las vibraciones sutiles producidas por cada nadi se hallan representadas por las letras sánscritas fAFi (Van, Sam, Sham y Sam). El Yoni, en el centro de este chakra, se denomina Kama y es adorado por los Siddhas (Yoguines perfectos). Ganesha es la Devata de este Chakra.

Orad con todo vuestro corazón meditando en la siguiente plegaria de un sagrado ritual: "Sed tu, oh Hadith, mi secreto el misterio gnóstico de mi ser, el punto céntrico de mi conexión, mi corazón mismo, y florece en mis labios fecundos hecha Verbo.

Allá arriba, en los Cielos infinitos, en la altura profunda de lo desconocido, el resplandor incesante de Luz es la desnuda belleza de Nuit.

Ella se inclina, se curva en éxtasis deleitoso, para recibir el ósculo del secreto deseo de Hadith. La alada Esfera y el azul del Cielo son míos." Mantra: O AO KAKOF NA KHONSA (tres veces).

Estos mantras tienen el poder de transmutar la energía sexual en fuego y luz dentro del laboratorio Alquimista del organismo humano. La oración con sus mantras es una clave omnipotente para meditar en nuestra Madre Divina.

Práctica del retorno: Debemos observar cuidadosamente la naturaleza misma de las distintas fases de esta práctica. Sujeto y objeto ha sido el plan que hemos seguido, pues hay una mente que practica y un plan u objeto que se sigue. Debemos vencer esta dicotomía y llevar la mente al estado de unidad. El sujeto que practica deberá asumir al objeto. Tengamos presente para ello lo siguiente: "Sólo hay una conciencia, una Ley, un Principio, una Substancia en el Universo, y Yo Soy uno con todo lo que existe". Doctrina Gnóstica develada por Samael Aun Weor

Añadir un comentario