El magnus Opus el Elixir de la Larga Vida

Magnus opusEl Magnus Opus se realiza totalmente con el Arcano 13 de la Cabala. Las 22 claves fundamentales de la obra del sol conducen al iniciado hasta la resurrección alquimista. Todo aquél que alcance la Quinta Iniciación de Misterios Mayores puede, si así lo quiere, renunciar a la dicha inefable del Nirvana.

Aquéllos que renuncian al Nirvana por amor a la humanidad, tienen derecho a pedir el "Elixir de la Larga Vida".

De la mezcla del "Elixir Rojo" con el "Elixir Blanco", resulta el "Elixir de la Larga Vida".  El maravilloso "Elixir" es un gas de inmaculada blancura. Ese "Elixir" es depositado en el fondo vital del organismo humano. Todo aquél que ha recibido el ELIXIR DE LA LARGA VIDA, muere pero no muere. El Angel de la Muerte no rompe el cordón plateado de aquellos que ya tuvieron la dicha de recibir el Elixir de la Larga Vida.

Todo Iniciado que recibe el Elixir de la Larga Vida, muere pero no muere. Al tercer día es levantado del sepulcro. Aprovechando el hiperespacio logran los Maestros escaparse del sepulcro con su cuerpo de carne y hueso. Esa es la Resurrección.

Cuando resucita un Maestro, el Magnus Opus se ha consumado. Al tercer día el Gran Maestro Jesús llegóse en Cuerpo Astral ante su Santo Sepulcro. La tradición esotérica sabe que el Maestro vino acompañado por las Santas Mujeres ellas vinieron en cuerpo astral. También acompañaron al Maestro los Angeles de la Muerte, los Señores del Karma, los Señores del Movimiento Cósmico.

    Aquél Gran Maestro invocó a su cuerpo físico con gran voz. Aquél cuerpo animado por el Verbo, penetrando dentro del hiperespacio, se levantó sumergiéndose absolutamente dentro del plano astral. El Sepulcro quedó vacío y los lienzos echados. En el plano astral las Santas Mujeres trataron el cuerpo de Jesús con drogas y ungüentos aromáticos. Obedeciendo órdenes supremas el cuerpo resucitado penetró dentro del alma del Maestro, por la parte superior de la cabeza sideral. Así fue como el Maestro quedó entonces en posesión de su cuerpo dentro del plano astral. Aquel cuerpo quedó en estado de jinas.

    El Maestro murió pero no murió. El Sepulcro quedó vacío y los lienzos echados. El sudario que había estado sobre su cabeza no fue puesto con los lienzos sino envuelto en un lugar aparte. Jesús demostró la resurrección alquimista presentándose ante sus discípulos. Tomás el incrédulo dijo: "Si no viere en sus manos la señal de los clavos, y metiere mi dedo en el lugar de los clavos, y metiere mi mano en su costado, no creeré".

    "Y ocho días después, estaban otra vez sus discípulos dentro, y con ellos Tomás. Vino Jesús, estando las puertas cerradas, púsose en medio y dijo: Paz a vosotros" (Paz Inverencial) "Luego dijo a Tomás: mete tu dedo aquí y ve mis manos y alarga acá tu mano y métela en mi costado y no seas incrédulo, sino fiel".  "Entonces Tomás respondió y díjole; Señor mío y Dios mío..." "Dícele Jesús: porque me has visto, Tomás, creíste, Bienaventurados los que no vieron y creyeron".  Jesús resucitó de entre los muertos. Jesús se levantó del Sepulcro utilizando el hiperespacio. Jesús atravesaba cualquier muro y penetró en el recinto de los Apóstoles utilizando el hiperespacio. La astrofísica descubrirá muy pronto la existencia del hiperespacio. El hiperespacio puede ser demostrado con la hipergeometría.

    Aquéllos que reciben el ELIXIR DE LARGA VIDA, tienen que atravesar en el panteón o cementerio, las terribles pruebas funerales del Arcano 13 de la Kábala. Las pruebas del Arcano 13 de la Kabala son más espantosas que la muerte misma. Muy pocos son los seres humanos que han podido pasar las pruebas del Arcano 13 de la Kabala. En las figuras simbólicas de Abraham el judío se hallan todas las operaciones alquimistas que conducen al estudiante gnóstico hasta la resurrección iniciática.

    Las 13 figuras alquimistas del Libro dorado de Abraham son las siguientes: 1. Mercurio con un caduceo y Saturno bajando entre nubes con un reloj de arena sobre la cabeza. (Importancia del tiempo, y alargamiento de la vida mientras no violemos la Ley). El Ángel de Saturno armado con una guadaña se dispone a cortar los pies de Mercurio. (Separación total de la eyaculación seminal, fijación del Mercurio, es decir, almacenamiento del licor seminal, copelación de la plata con plomo, eso significa trabajo con el Arcano A.Z.F., para transmutar el plomo de la personalidad en el oro del Espíritu).   2. Montaña con siete cavernas y siete serpientes, de colores negro y amarillo; una serpiente devora a otra de alas doradas, y un grifo se dispone a comer a otro. (Sublimación del mercurio seminal, mortificado por el sacrificio, sublimación de la energía sexual). 

Las siete cavernas de este símbolo son los siete cuerpos del hombre. Las siete serpientes son los siete grados de poder del fuego. El KUNDALINI es SEPTUPLE en su constitución interna. Son siete serpientes. Dos grupos de a tres con la coronación sublime de la séptima lengua de fuego que nos une al Uno, a la Ley, al Padre. Cada una de estas siete serpientes vive en su caverna sagrada. Cuando el hombre levanta la quinta serpiente tiene derecho a pedir el ELIXIR DE LARGA VIDA.  La quinta serpiente pertenece a la quinta caverna del misterio. La quinta serpiente pertenece al Cuerpo Causal o Cuerpo de la Voluntad. Las etapas de la Gran Obra están representadas en la segunda figura de Abraham el judío por la cima, por las ramas azules con hojas doradas y flores blancas y rojas.

    3. El Jardín de las Hespérides, con un roble hueco (trono), un hermoso rosal y una fuente de agua blanca que los ciegos buscan infructuosamente. (Revivificación del mercurio sublimado). El Jardín de las Hespérides es el Edén de la Biblia. El Edén es el mismo sexo. Nosotros salimos del Edén por las puertas del sexo. Sólo por esa puerta podemos entrar al Edén.  El trono está en el sexo. No está el Rey en la frente, el Rey está en el sexo; el sexo es Rey de Reyes y Señor de señores. La fuente de agua blanca que los ciegos de las distintas escuelas, religiones y sectas buscan inútilmente sin hallar jamás, es el licor seminal. El hermoso rosal son los chacras, ruedas o dioses del cuerpo astral que giran llenos de esplendor, como soles brillantes cuando despertamos la serpiente sagrada.

    4. El Rey Herodes ordena la degollación de los inocentes; unas madres imploran, siete niños yacen muertos, los soldados vierten la sangre de los inocentes (espíritu universal de los metales) en una cuba donde el Sol y La Luna se bañan. Todo iniciado debe pasar por la decapitación iniciática. Existen siete decapitaciones del fuego. Existen también tres grandes decapitaciones básicas que pertenecen a la Iniciación Venusta.

    A cada una de las siete serpientes de fuego corresponde una decapitación. Cuando levantamos la primera serpiente que corresponde al cuerpo físico, pasamos por la primera decapitación. Cuando se levanta la segunda que corresponde al Cuerpo Etérico, pasa el iniciado por la segunda; en el Cuerpo Astral se pasa por la tercera; en el Mental por la cuarta, en el Cuerpo de la Voluntad por la quinta; en el Cuerpo de la Conciencia por la sexta; en el Cuerpo del Espíritu por la séptima. Son siete niños decapitados. Estas ceremonias son terriblemente divinas. Todas estas ceremonias se realizan en los mundos superiores.

    Cada vez que una de las sagradas serpientes pasa por el cuello y se realiza la ceremonia terrible de la decapitación. El Sol y la Luna, el hombre y la mujer, se bañan entre la cuba donde está la sangre de los siete decapitados.  Sólo practicando magia sexual (el Arcano A.Z.F.) se logra levantar cada una de las siete serpientes. Sólo practicando magia sexual es posible entonces pasar las siete decapitaciones espantosamente divinas.

    5. Un caduceo con dos serpientes que se devoran (solución y volatilización). Existen dos serpientes. La serpiente tentadora del delicioso Edén y la serpiente de bronce que sanaba a los israelitas en el desierto. Una debe devorar a la otra inevitablemente. Si la divina muere devorada entonces nos convertimos en demonios. Si vence la divina estamos salvos. Nuestra divisa es TELEMA (Voluntad).  La clave está en solución y volatilización. Debe sublimarse el licor seminal hacia arriba, hacia el corazón, debe cerebrizarse el semen. No se debe eyacular el semen. Debemos sabernos retirar del acto sin derramar el semen. Ese es el Arcano A.Z.F.

    6. Una serpiente sacrificada (Coagulación y fijación de lo volátil). Los vapores seminales suben por los dos canales simpáticos que se enroscan en la médula espinal; entonces llegan al destilador del cerebro donde son fijados. Eso es transmutación sexual. 7. Un desierto con cuatro fuentes que forman ríos y cuatro serpientes arrastrándose. (Multiplicación del oro potable). El oro es el fuego sagrado que se multiplica encendiendo los divinos poderes. Los cuatro ríos son los cuatro elementos, fuego, aire, agua y tierra. Esos cuatro elementos debemos trabajar en la Gran Obra.

    8. Dentro del arco de la victoria alquimista, está Flamel, como peregrino llevando un manto color naranja, negro y blanco. (Colores que simbolizan la transmutación sexual). Y arrodillado a los pies de San Pedro (la Piedra Filosofal; el sexo)" Perenelle, la esposa de Flamel, el alquimista, está de rodillas ante San Pedro porque ella es la compañera de la alquimia con la que se practica magia sexual. El Santo Padre aparece en el medio dispuesto a juzgar al mundo. El mundo sólo se puede salvar con la Piedra de la Gracia (el sexo).  9. Abajo existen dos dragones, uno de ellos alado (lo volátil y lo fijo). El dragón blanco y el dragón negro, el Cristo Interno de todo hombre y el Yo Psicológico 10. Una mujer y un hombre. Las dos naturalezas reconciliadas trabajando en la Gran Obra.

    11.Tres resucitados: Cuerpo, Alma y Espíritu. Se resucita con el poder de la Piedra Blanca. Ahora comprendemos por qué Pedro, que quiere decir "piedra", tiene las llaves del cielo, esa piedra es el sexo. La llave del Cielo es el Gran Arcano. El Gran Arcano consiste en tener relación sexual y retirarse sin derramar el semen. Esta práctica es el Arcano A.Z.F. Con esta clave se despiertan todos los poderes y se consigue el ELIXIR DE LA LARGA VIDA. Lo importante es no derramar el semen jamás en la vida.  12.Dos Angeles. El del hombre y el de la mujer. Ambos cooperan en la Gran Obra, para despertar el Kundalini y lograr la resurrección. 13.Un hombre sujetando un león por la pata. (El León es el Fuego). Al llegar a dominar el Fuego totalmente, la resurrección se realiza porque la Gran Obra se ha consumado.

    En estos Trece Símbolos de Abraham el judío se halla toda la ciencia que nos lleva hasta la Resurrección de los Muertos. Nicolás Flamel reprodujo estas trece figuras en el frontispicio de uno de los portones del cementerio de los Inocentes en París. Aquél que sepa entender, entenderá. La muerte puede ser vencida con victoria. La magia sexual es el camino. Podemos conservar el cuerpo físico durante millones de años para trabajar por la humanidad doliente. A ambos lados del portón sobre el cual están las figuras simbólicas, Nicolás Flamel escribió: "Mucho place a dios la procesión, si la ha​cemos con devoción".

Esto se interpreta en el sentido de que la sucesión de colores en la Gran Obra, es decir, la transmutación sexual, es grata a Dios, porque nos convertimos en Dioses. "Dioses hay Dios". Todos nuestros discípulos y discípulas gnósticas pueden resucitar de entre los muertos y conservar su cuerpo físico durante millones de años, si practican con la magia sexual, es decir trabajando con el Gran Arcano.

​    Actualmente viven en el mundo grandes Maestros cuyos cuerpos datan de hace muchos millones de años. El Conde S​aint Germain que actuó durante los siglos XVI, XVII y XVIII en las cortes de Europa, todavía vive con su mismo cuerpo físico.  El enigmático y poderoso Conde Cagliostro todavía conserva el cuerpo físico que tuvo en la Edad Media. Existen millones de seres humanos que forman la humanidad divina y que conservan sus cuerpos en estado de Jinas.

Esos inmortales trabajan por la humanidad doliente.​ Algunos de esos seres humanos-divinos han dado el gran salto, se han llevado su cuerpo físico a otro planeta más avanzado. Si tú, bienamado lector, quieres llegar a estas alturas de la Iniciación, practica magia sexual y permaneced firme dentro de nuestro movimiento gnóstico, no te dejes sacar de este gran movimiento esotérico.

Sabed que actualmente somos nosotros los gnósticos, los únicos que estamos entregando a la humanidad doliente el GRAN ARCANO. Existen actualmente mentalidades chispeantes de intelectualidad que luchan por sacar a los estudiantes gnósticos de la única senda que puede realmente y en forma absolutamente práctica convertirlos en Dioses terriblemente divinos. Si tú, bienamado discípulo, pruebas tu fidelidad a la Gran Causa, nosotros los hermanos mayores del templo os llevamos de la mano hasta la Resurrección Alquimista. Samael Aun Weor

Añadir un comentario