Los principios de todos los metales son: la Sal, el Azufre y el Mercurio.

Los principios de todos los metales son: la Sal, el Azufre y el Mercurio.Los principios de todos los metales

LA SAL es la sustancia de todas las cosas, el principio y fin de todo lo existente. Recordemos la frase de Jesús, el Gran Kabir: ”Vosotros sois la Sal de la Tierra…”

La Sal obra sobre el Azufre y el Mercurio, y estos últimos la hacen volátil como ellos. La Sal, en compensación, los coagula y los fija.

La Sal, diluida en un licor adecuado, disuelve a su vez cosas sólidas y les da consistencia. La Sal disuelve nuestros metales, para elaborar con ellos el “NIÑO DE ORO” de la Alquimia Sexual.

EL AZUFRE, en su estado oculto y sutil, es el FUEGO; en su estado visible y sólido, es un principio gaseoso y aceitoso que une, indisolublemente, a la Sal y al Mercurio. El Azufre, secuencialmente, tiene parte de la solidez de la Sal y parte de la volatilidad del Mercurio.

EL MERCURIO es un licor espiritual, “aéreo” y “raro”. El Mercurio es el “ÁGUILA VOLADORA” de la Filosofía, el Mercurio es nuestro “CAOS”, el Mercurio es nuestro ENS-SEMINIS.

Desde un punto de vista meramente físico, la SAL se encuentra en la orina y en el sudor; el AZUFRE abunda en las grasas y en las axilas, y el MERCURIO en la sangre, en la médula, en el humor acuoso, los huesos, los músculos, etc.

Para mayor comprensión de este punto, colocaremos a continuación el siguiente cuadro explicativo:

AZUFRE,

PRINCIPIO FIJO

TIERRA (visible, estado sólido)

FUEGO (oculto, estado sutil)

MATERIA PRIMERA,

ÚNICA E INDESTRUCTIBLE

SAL

QUINTA-ESENCIA:

Estado comparable al Éter de los físicos.

MERCURIO,

PRINCIPIO VOLÁTIL

AGUA (visible, estado líquido)

AIRE (oculto, estado gaseoso)

Recordemos, finalmente, que todos los libros de Alquimia están escritos en clave, y el que no conozca la clave de la Magia Sexual, no puede entenderlos.

Añadir un comentario