La Mónada

Quienes fracasan definitivamente, quienes no saben aprovechar las innumerables oportunidades que estos 3.0Monadas00 períodos nos deparan, nos confieren, quedarán para siempre excluidos de la Maestría. En este último caso, aquella Chispa Inmortal que todos llevamos dentro, la MONADA sublime, recoge su Esencia, es decir, sus Principios Anímicos, se la absorbe en sí misma y se sumerge luego en el Espíritu Universal de Vida para siempre.

Así pues, las Mónadas sin Maestría, aquellas que no lo lograron o no la quisieron definitivamente, quedaron excluidas de toda escala jerárquica. Aclaro: No todas las Chispas Inmortales, no todas las Mónadas sublimes quieren la Maestría.

Cuando alguna Mónada, cuando alguna Chispa Divinal quiere de verdad alcanzar el sublime estado de "Mónada-Maestro", es indubitable que trabaja entonces a su Esencia, a su Alma, despertando en esta Alma infinitos anhelos de Espiritualidad Trascendente.

Distinguido señor, gran amigo, permítaseme decirle en forma enfática, que toda Chispa Divinal, que toda Mónada, puede elegir el camino. Es indubitable que en el espacio infinito existen trillonadas de Mónadas absolutamente inocentes, más allá del Bien y del Mal.

Muchas de éstas intentaron lograr la Maestría; desafortunadamente fracasaron. Millonadas de otras jamás quisieron la Maestría. Ahora, sumergidas entre el seno del Espíritu Universal de Vida, gozan de la Auténtica Felicidad Divina porque son destellos de la Divinidad; desafortunadamente no poseen la Maestría.

El caballero que hace la pregunta es claro que tiene enormes inquietudes. Esto se debe a que su Mónada Interior lo anima y lo trabaja incesantemente. Su deber es, pues, marchar con firmeza por la "Senda del Filo de la Navaja" hasta lograr la Auto-Realización Intima del Ser.

Maestro, estas Mónadas que jamás están interesadas por trabajar a su Esencia, ¿pertenecen nada más al planeta Tierra o también existen en otros planetas? Respuesta del V.M. Samael Aun Weror en su libro "Si hay infierno, si hay diablo si hay karma" Joven, amigo, recordad la Ley de las Analogías Filosóficas, la Ley de las Correspondencias y de la Numerología: "Tal como es arriba, es abajo"...

La Tierra no es el único planeta habitado del espacio estrellado; la pluralidad de los mundos habitados es una tremenda realidad. Esto nos invita a comprender que las Mónadas de otros planetas, también gozan de plena libertad para aceptar o rechazar la Maestría.

Personalidad, es diferente. Con esto quiero decir en forma enfática lo siguiente: No todas la Humanas Personalidades existentes en los otros mundos habitados del espacio infinito, han caído tan bajo como nosotros, los habitantes de la Tierra.

Amigos, en las diversas Esferas del Infinito existen humanidades planetarias maravillosas, que marchan de acuerdo con las Grandes Leyes Cósmicas, empero, repito, no todas las Mónadas quieren la Maestría.

Existen mundos cuyo Reino Mineral Sumergido está densamente poblado, entre ellos nuestro planeta Tierra; esto indica, señala, el fracaso de muchas Mónadas. Necesitamos, sin embargo, ahondar un poco más en esta cuestión y entender con plena claridad, que el descenso de cualquier Esencia a la Morada horripilante de Plutón, no siempre significa fracaso definitivo.

Es ostensible que el fracaso final, sólo es para las Esencias, para las Mónadas que no lograron la Auto-Realización Intima en 3.000 ciclos o períodos de existencias, mejor dijéramos, en 3.000 vueltas de la Rueda del Samsara, pues al llegar a la última de éstas, como ya he dicho tantas veces, las puertas se cierran... 

  • 1 voto. Media 5.00 de 5.

Añadir un comentario