El circulo de los Gladiadores en Cempoala Veracruz México

El circulo de los gladiadoresMaestro (Samael Aun Weor). Bueno amigos, bueno, por favor reúnanse; vamos a platicar un poco sobre todas estas cuestiones antropológicas. Ya hablamos sobre la cuestión del Fuego Nuevo, y ahora hablaremos un poco sobre la cuestión del círculo aquél que ven ustedes ahí.

EL CÍRCULO DE LOS GLADIADORES, vale la pena que lo estudiemos de verdad. Tiene 42 Almenas o figuras en forma de sillas. Observen ustedes esas 42 Sillas, ¡qué interesante resulta eso!: Son los 42 TRONOS para los 42 JUECES DE LA LEY, los 42 Jueces del Karma.

Bien sabemos que todo en la vida se procesa de acuerdo con la Ley de Causa y Efecto; no existe causa sin efecto ni efecto sin causa. Es cierto que existen también los 42 Arcontes del Destino. En los tiempos antiguos nadie ignoraba la cuestión de los 42 Jueces y ahí ven ustedes las 42 Sillas...

En el Egipto Sagrado, milenario, se habla también de los 42 Jueces del Karma que trabajan bajo la dirección de Anubis, el Gran Juez de la Ley. ¿Cómo podrían faltar aquí, en la tierra sagrada de los Totonacas, en el mismísimo Círculo de los Gladiadores, las 42 Sillas para los Señores que gobiernan las Leyes de Causa y Efecto en nuestro mundo Tierra? ¡Imposible! ¡Y ahí están, ante el veredicto solemne de la Conciencia pública!

Quien se pronuncie contra esta tesis va a tener que echar abajo la egiptología, va a tener que atacar a Anubis y a sus 42 Jueces, en el “Libro de los Muertos” en el Egipto milenario; va a tener que desbaratar, por sí mismo, todas las viejas teogonías de los antiguos tiempos. Pero la realidad es que ahí están las 42 Sillas, y eso es profundamente significativo.

Se nos ha dicho que en este lugar peleaban un esclavo con un anillo de piedra en el tobillo, contra dos guerreros armados y sin anillos; un pobre esclavo con un anillo de piedra en el tobillo, contra dos guerreros muy bien armados y que no cargaban con ese anillo, pues parece que la desventaja era perfectamente manifiesta. Pero eran simbólica en un cien por ciento. He ahí las tres Fuerzas: La Positiva, la Negativa y la Neutra.

La Positiva, incuestionablemente, es la Fuerza Masculina; la Negativa es la Fuerza Femenina; la Neutra es la que las concilia a ambas. De manera pues, que como Conciliador, tenía ese esclavo que entendérselas con las Fuerzas Positiva y Negativa de la Creación. Donde quiera que haya una creación existen tres Fuerzas: La Positiva, la Negativa y la Neutra. Si esas tres Fuerzas fluyen en direcciones opuestas no puede haber creación; pero cuando coinciden en un punto dado, se realiza una creación. Tenía que representarse en alguna forma esta cuestión, aunque fuera a través de los Gladiadores, aunque fuera con el pobre esclavo, ahí, sirviendo de Fuerza Neutra y con un anillo de piedra en el tobillo, peleando contra dos guerreros armados hasta los dientes. De alguna forma había que representar esto.

Bien sabemos que la Fuerza Neutra es la Fuerza Conciliadora de los Opuestos. El hombre que aprende a manejar la Tercera Fuerza domina el mundo. Aquéllos que trabajan en forma unilateral, que se cargan, únicamente, hacia el platillo derecho de la balanza, o hacia el platillo izquierdo, son víctimas de las circunstancias. Pero quien se coloca, precisamente en el centro de la balanza, domina el Universo. Tenían que manifestarse las tres Fuerzas ahí, ahí mismo en el Círculo de la Justicia, ahí y no podía ser en otra parte, como para decir que todo se procesa de acuerdo con la Ley, de acuerdo con las Leyes de Causa y Efecto.

A la izquierda tienen ustedes el TEMPLO DE LAS CHIMENEAS, ahí se colocaban Sacerdotes para observar el sacrificio. Estamos aquí parados sobre la Piedra del Sacrificio...

Algunos Españoles horrorizados decían que nosotros por aquí andábamos quemando a la gente viva, o matando gente por montones, nosotros no somos inquisidores ni nada por el estilo. Existía sí, la pena de muerte, desgraciadamente; pero solamente se le aplicaba a los reos, a los asesinos, a los perversos, y los jueces tenían que contemplar desde ahí, desde el Templo de las Chimeneas, a los condenados a muerte; éstos, aquí, sobre la Piedra del Sacrificio eran ajusticiados con el cuchillo de pedernal. Así, mis queridos amigos, estamos asistiendo a algo muy interesante... Samael Aun Weor en su visita a la zona arqueologica de Cempoala en Veracruz México

  • 1 voto. Media 5.00 de 5.

Añadir un comentario