Psicología del Chakra SVADHISTHÂNA

EsmirnaSIGNIFICADO DEL NOMBRE DEL CHAKRA: "Lugar donde mora el Ser". LOCALIZACIÓN: Plexo prostático u ovárico; genitales. ELEMENTO: Agua. ASPECTOS: Procreación, familia, comunicación, fantasía. El elemento tierra del chakra mûladhâra se disuelve con el elemento agua del chakra svadhisthâna. La inspiración de  crear comienza en este chakra.

SENTIDO PREDOMINANTE: Gusto. ÓRGANO SENSORIO: Lengua. VOCAL FUNDAMENTAL, MANTRA: "M" mmmmm...BHUVAR. PÉTALOS: Seis. RELACIÓN CON LA MÁQUINA HUMANA: Centro sexual. FORMA DEL ELEMENTO: Círculo. DEFECTO PSICOLÓGICO PREDOMINANTE: La Lujuria.

REFLEXIÓN: "La palabra es sexual". «Las gónadas de la mujer son los ovarios, los pechos y el útero, y las del hombre los testículos, el pene y la glándula prostática». «Éstas son las glándulas generativas o reproductoras, o endocrinas sexuales, en las cuales se encuentra la salvación o la condenación del hombre.» Samael Aun Weor

El chakra svadhisthâna es el centro de la procreación, que está directamente relacionado con la Luna. Obviamente, la Luna juega un gran papel en la economía orgánica de nuestro mundo Tierra. Sabemos el papel que juega en relación con las altas y bajas mareas.

El elemento agua es la esencia de la vida. Tres  cuartas partes de la Tierra están cubiertas    de agua. Tres  cuartas partes del peso corporal de una persona son agua. La Luna afecta a la gente en la forma de "mareas emocionales". La mujer tiene un ciclo mensual que está sincronizado con el ciclo lunar.

Nosotros tenemos el mar en nuestras glándulas sexuales. En nuestras aguas seminales se encierra el misterio de la vida. El semen es el agua pura de vida, es el agua de todo lo que existe, es el agua del Génesis. La materia prima de la Gran Obra es el semen cristónico.

Las aguas del Génesis están gobernadas por los rayos de la Luna y por los Dioses Elementales de las aguas. El que bebe de esa agua de vida eterna nunca jamás tendrá sed, y los ríos de agua pura manarán de su vientre.

El elemento agua tiene el carácter de la comunicación y de la creatividad; así mismo el elemento tierra es el basamento o fundamento de todo aquello que es dinámico. Este segundo chakra nos da la capacidad de manejar la energía creadora, tanto en lo físico como en lo síquico, y a partir de allí, el poder relacionarnos con el cuerpo planetario (cuerpo físico), con el planeta tierra (mundo exterior) y consigo mismo (la conciencia).

Lamentablemente este centro energético está condicionado por la mente y el ego-animal a través de la lascivia de la lujuria, los celos posesivos, el veneno de la envidia, los sentimientos de culpabilidad, y en general todo tipo de perversión instintiva que nos impide tener una comunicación con los tres mundos de relaciones.

MEDITACIÓN SOBRE EL CHAKRA. «Incuestionablemente necesitamos establecer correctamente relaciones no sólo con nuestro cuerpo planetario (cuerpo físico), y con el mundo exterior, sino también con cada una de las Partes de nuestro propio Ser». Samael Aun Weor

Meditar sobre el chakra svadhisthâna es restablecer comunicación con el fluido de la vida y por consiguiente, negarnos a la separatividad en la mente y en el sentimiento; que tanta influencia pueden tener sobre los centros energéticos de la transformación.

La falta de creatividad es una consecuencia de la mala comunicación con los tres mundos de relaciones, y respecto a esto podemos reflexionar del maestro Samael lo siguiente: El mundo de las relaciones tiene tres aspectos muy diferentes que en forma precisa necesitamos aclarar.

Primero: Estamos relacionados con el cuerpo planetario, es decir con el cuerpo físico. Segundo: Vivimos en el planeta Tierra y, por consecuencia lógica, estamos relacionados con  el mundo exterior y con las cuestiones que atañen a nosotros: familiares, negocios, dinero, cuestiones de oficio, profesión, política, etc., etc., etc. Tercero: La relación del hombre consigo mismo. Para la mayoría de las gentes este tipo de relación no tiene la menor importancia". "Tratado de psicología revolucionaria".

Así como el chakra mûladhâra se relaciona con el sentido del olfato, el chakra svadhisthâna está en correspondencia con el sentido del gusto, y el órgano sensorio de  éste  es  la  lengua. Existe, por lo tanto, una íntima comunicación entre las glándulas sexuales y la laringe creadora; con la garganta y la lengua se fecunda y gesta la palabra que es el medio fundamental de la comunicación.

Se dice que cuando el niño llega a la edad de 14 años, su voz se transforma en la voz de un hombre. Dicha transformación se debe a que entran en actividad las glándulas sexuales. Meditar en este chakra es hacer conciencia, darse cuenta y comprender, la importancia del mundo de la comunicación: Para ello debemos descubrir nuestras limitaciones, procurando trascender deseos inferiores, que deben transformarse en anhelos de expansión de la conciencia.

Lo que es el cuerpo físico para la conciencia, es la conciencia para el Ser Interior. Las relaciones auténticas comienzan consigo mismo, es decir con el Ser. Sin el tercer tipo de relaciones (la relación del hombre consigo mismo), no puede haber integración con las diversas parte de la vida. El Ser es una constante del conocimiento auténtico que jamás se deberá excluir.

Durante la práctica con este chakra, se imaginará el cuerpo físico intercomunicado por una infinita red de conductos energéticos ("nadis") que a manera de ríos, lagos, mares y océanos, comunican y distribuyen la esencia vital del chakra svadhisthâna. Continuará la práctica imaginando que la energía vital entra a relacionarse con el mundo exterior (de adentro hacia el exterior y de afuera hacia nuestro Ser Interior) en un flujo y reflujo continuo, a la manera de fuerza centrífuga y centrípeta.

No tener comunicación, imitar por miedo y desear sin amor es obstaculizar la función del chakra svadhistâna; es como interrumpir nuestro propio ciclo hidrológico; es contaminarnos y desequilibrar nuestro sistema ecológico. Hacer conciencia de estas cosas es, por consiguiente, una descontaminación muy particular la cual por extensión tendrá un efecto en aquello que formamos parte.

La letra  M es el sonido fundamental de este centro energético. Vocalizar la "M" (mmmmm...) es hacer vibrar la energía estancada para hacerla circular nuevamente. Para diferenciar  o  separar a la sutil energía de la densamente acumulada por el deseo egoísta, deberemos reflexionar, discernir y comprender, entre ser parte integrante de lo absoluto o existir apartado relativamente de este gran sistema cósmico.

Para terminar el estudio psicológico del segundo chakra diremos que existe una íntima relación entre el chakra svadhistâna y la prueba iniciática con el elemento agua:

"La gran prueba del agua, es realmente terrible. El candidato es lanzado al océano y cree ahogarse. Aquéllos que no saben adaptarse a todas las variadas condiciones sociales de la vida; aquéllos que no saben vivir entre los pobres; aquéllos que después de naufragar en el océano de la vida rechazan la lucha y prefieren morir; ésos, los débiles, fracasan inevitablemente en la prueba del agua. Los victoriosos son recibidos en el Salón de los Niños (iniciados) con, fiestas cósmicas". Samael Aun Weor

Añadir un comentario